López Obrador opera como priista: Carlos Ramírez

amlo-propuesta-seguridadLo que más sorprende a los priístas del comportamiento político de López Obrador no es su habilidad para ganar portadas en medios que en el fondo no representan todavía votos, sino el hecho de que el tabasqueño se está moviendo al estilo de los priístas que andan buscando candidaturas menores.

Pero el dato real de ese estilo tabasqueño de hacer política radica en el hecho de que López Obrador está mostrando que Morena no es un parido político real sino un cascarón al servicio de sus intereses electorales caudillistas.

En la realidad, López Obrador está manejando a Morena y manejándose a sí mismo como lo hizo cuando fue líder del PRI en Tabasco allá por 1983: diseño de un partido para su ambición electoral personal. El uso de los tiempos de Morena para promover su figura provocó la queja del PRI, y López Obrador respondió con el auto nombramiento como presidente del Morena para seguir usufructuando el tiempo en medios desplazando y desdeñando a los demás políticos de Morena.

Sin programa de gobierno, sin cuadros sólidos en las estructuras nacionales y sin un comité plural, Morena se está decantando como el Partido-López Obrador, en el partido propiedad del líder, una de las pruebas –como si faltarán– de que Morena es un movimiento amorfo de masas sometidas a la voluntad del caudillo. Y con ello, López Obrador estaría adelantando algunos mensajes de su estilo de gobernar si llegara a ganar el 2018: voluntarista, cesarista, caudillista.

La decisión de López Obrador de auto designarse presidente de Morena podría facilitarle la expropiación de los tiempos del partido para promover su figura personal, como si la sociedad mexicana que hizo ya dos alternancias y que ha atravesado por colapsos políticos que tambalearon a la república se prepararan para acudir en el 2018 a votar por el que tuvo más exposición mediática en spots que poca gente ve y menos retiene.

En todo caso, López Obrador avanzará en la casilla de “conocimiento” en las encuestas, pero seguirá con sus negativos derivados, entre otros conflictos de su personalidad mesiánica, del plantón en Reforma en el 2006 que afectó a millones de ciudadanos y la payasada de su toma de posesión como presidente legitimo el 20 de noviembre de ese mismo año, con silla, banda presidencial y gabinete.

Por la forma de operar en política, López Obrador parece estar ya convencido que su partido Morena no le alcanzará para juntar los 15 millones de votos, que no hará alianza con el PRD y que su carrera será personal. En todo caso, su apuesta se localiza en el escenario de cuando menos cinco candidatos presidenciales –PRI, PAN, PRD, Morena e independiente– y que en esa posibilidad el número de votos y porcentaje para ganar sería menor.

La competencia en exposición mediática ha beneficiado a López Obrador en estos meses en que tuvo a su favor la expropiación de los spots que le pertenecían a todo el partido; pero ya los priistas se comienzan a mover en medios y el presidente del PAN como aspirante también está utilizando los spots para promocionarse.

Y más que acotarlo, la intención del PRI de regular spots fue la de exhibir a López Obrador como un caudillo y mostrar que Morena no es un partido político de cuadros ni líderes sino propiedad de un caudillo cesarista con estilos bien aprendidos en el PRI.

 

Sólo para sus ojos:

  • Hay datos que revelan que el permiso para trasladar a la maestra Elba Esther Gordillo a un hospital privado fue un acuerdo para sacarla de la cárcel sin respetar la edad. Claro, el poder del dinero.
  • ¿Cómo es posible que en un país sometido a una guerra contra el crimen organizado, su gobierno carezca de fondos para pagar hoteles a sus policías federales? Ello quiere decir que México no está preparado para la lucha frontal contra los cárteles. Con razón el crimen organizado va ganando esa guerra.
  • Cuba ingresa al capitalismo cuando su líder comunista revolucionario Fidel Castro parece cadáver político momificado ya sin memoria ni fuerza. Como estuvo mucho tiempo la momia de Lenin en la Plaza Roja de Moscú. Ya llegó a Cuba la primera tarjeta bancaria de débito.
  • Hasta ahora el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, y el secretario de Educación, Aurelio Nuño, tienen autorización para moverse en medios y no dejar solo a López Obrador.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

off López Obrador opera como priista: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off