Llega en tren la maestría y finura del ballet clásico

Comunicado

08:56 En busca de proyectar la alegría y musicalidad que ofrece el ballet clásico, a través de la composición Las cuatro estaciones de Vivaldi, las alumnas de los talleres de Ballet de la Casa de la Cultura Oaxaqueña (CCO), impartidos por la maestra América Escalera, desarrollarán esta pieza musical a través de la danza, teniendo como foro la Bodega de Carga del Museo del Ferrocarril Mexicano del Sur. Este jueves 24 de junio, en punto de las 19:00 horas.

Los participantes, cuyas edades oscilan entre los 8 y 16 años, representarán Las cuatro estaciones de Vivaldi a través de la técnica de Ballet, “acoplándola a las posibilidades de cada alumno“, acotó la reconocida maestra. Quien explicó que se eligió para esta presentación la Bodega de Carga del Museo del Ferrocarril Mexicano del Sur, porque se espera que el público amante de esta disciplina sea numeroso. “Además de que es bueno buscar espacios alternativos“, añadió Escalera.

Esta gala de ballet clásico, además de coronar el esfuerzo que los alumnos realizaron durante su formación en los talleres de ballet que se imparten en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, permite apreciar un espectáculo donde todos los alumnos darán su mejor esfuerzo, de acuerdo a sus capacidades en busca de mejorar la manera de enseñanza que se tiene en el ballet clásico.

Para la experimentada bailarina, con más de 20 años de carrera artística, esta disciplina beneficia de forma positiva a las alumnas, ayudando a su formación como personas y en sus habilidades con este arte. “Les da la consciencia de que se necesita para cumplir y llegar a tiempo a determinados lugares, cuando hay de por medio un compromiso, es algo que se queda para toda la vida; además de lo que se aprovecha de la técnica del ballet clásico. Teniendo una disciplina es increíble, la memoria, la coordinación y la flexibilidad fluyen”, indicó la maestra América Escalera.

También recalcó, que el ballet no es sólo para mujeres, y ella sugiere a los padres que se quiten los tabúes, de pensar que el ballet es para niñas y el karate para niños, “no porque un niño tome clases de ballet quiere decir que es homosexual, sería bueno que la sociedad dejara de estereotipar qué cosa es para unos y qué para otros”, opinó la entrevistada. Incluso comentó que en el taller tiene un alumno, que por su gran talento pronto se irá a estudiar a la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea.

América Escalera dijo con tristeza, que este ciclo de ballet que termina, no fue tan exitoso como los anteriores, dado que los plantones y la toma de calles por el Magisterio impidió que muchos padres no llegaran a tiempo a dejar a sus hijos, porque el ballet es muy exigente en cuestiones de horario y la disciplina está sobre todo.

La maestra de ballet, con 16 años de labor en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, reconoció que la práctica del ballet es cara, “las puntas y el vestuario son costosos y desgraciadamente es para personas de nivel económico alto, no menoscabando las posibilidades que cualquier persona puede tener cuando tiene amor a la danza“, concluyó la bailarina.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Llega en tren la maestría y finura del ballet clásico – Libertad-Oaxaca off