Les roban identidad… y dinero

IDENTIDADA finales de 2014, Susana detectó un faltante en su cuenta bancaria de Ixe y pensó que era un fraude, pero era algo más: como a muchos cuentahabientes, le habían robado la identidad.

Alguien retiró dinero a través del servicio a domicilio que ofrece este banco, para el cual bastan una llamada telefónica y el número de identificación personal (NIP) del cliente.

Al recibir al empleado bancario, se identificaron con una licencia de conducir apócrifa de Susana.

Ante el reclamo de la mujer, el banco admitió que la licencia era falsa y le regresó el dinero.

Peroahí no terminó todo, pues el defraudador aún tenía el nombre y apellidos de Susana, su fecha de nacimiento, historial crediticio y direcciones y nada lo iba a detener.

Susana era víctima de un delito conocido como robo de identidad, y lo peor aún estaba por venir en los cuatro meses siguientes.

Cuatro líneas telefónicas en Telmex fueron abiertas a su nombre. Posteriormente, sacaron una tarjeta de crédito del Palacio de Hierro y otra de Santander por las que hoy Susana debe 180 mil pesos.

Incluso Banamex envió una tarjeta de crédito al domicilio de la afectada, la cual no había solicitado.

“Cuando llamé al banco para quejarme, yo esperaba que encendiera sus alertas, pero hasta insistieron en que la activara”, comentó.

El historial de Susana en el Buró de Crédito también fue afectado, pues ahora tiene créditos sin pagar y domicilios registrados que ella nunca dio de alta y los cuales están vinculados con las líneas telefónicas contratadas a su nombre.

Por esta razón, la víctima tuvo que levantar denuncias en el Ministerio Público y ahora debe estar al pendiente de que nadie use su nombre.

El propio Buró reporta que se solicitaron tarjetas en Sears, Sanborns, Walmart y HSBC, y quizá habrían sido más de no ser porque el Buró tenía registrado el retraso en el pago de los 180 mil pesos.

Actualmente, bancos y las tiendas departamentales otorgan tarjetas en tiempo récord, hasta de 15 minutos, y utilizan como única referencia el Buró. Si éste fue alterado, nunca lo saben.

El caso de Susana, de hecho, es muy común. Según un estudio elaborado por RSA, división de seguridad de la firma de tecnología EMC, México es el tercer país latino con mayor incidencia en robo de identidad, sólo por debajo de Colombia y Brasil.

www.reforma.com

off Les roban identidad… y dinero – Libertad-Oaxaca off