Legionarios de Cristo esquivan petición para resarcir abusos, acusan víctimas de Maciel

Víctimas históricas del controvertido cura Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo, denunciaron este martes que “no ha habido progreso concreto alguno” para que la desprestigiada institución religiosa se comprometa a resarcirles por los abusos sufridos y la posterior campaña de difamación para desacreditarlos.

Según el relato hecho en exclusiva a Apro, los exlegionarios José Barba Martín, José Antonio Pérez Olvera y Arturo Jurado Guzmán, mantuvieron un intercambio de cartas en los últimos meses con la cúpula de la Legión, luego que en abril pasado la institución refiriera en una nota pública su voluntad de retomar el diálogo.

No obstante, desde entonces, la Legión no comunicó en ningún momento su intención de aceptar el resarcimiento solicitado, ni respondió a su última misiva, fechada 24 de septiembre pasado y enviada a la Dirección General de los Legionarios de Cristo de vía Aurelia, Roma.

En esta carta, obtenida por este medio y dirigida al líder legionario Eduardo Robles Gil, las víctimas le reclamaron a la organización, además de una compensación, también una disculpa pública “a todos los exlegionarios, a sus familiares y socios” por las acusaciones de esta organización tras denunciar los abusos.

“No puede haber reconciliación entre la congregación de la Legión de Cristo y los formantes de los exlegionarios ‘víctimas históricas’, si antes no se efectúa una justa, adecuada, inequívoca y completa reparación por los daños cotinuados de salud, psicológicos, ampliamente espirituales, religiosos, sociales, económicos y de variada índole inflingidos sobre nosotros”, se lee en la carta.

Ningún pacto de silencio

Por ello, en la misiva, los exlegionarios solicitaron a los Legionarios la creación de un grupo ‘interface’, integrado por tres representantes nombrados por ellos, para evaluar sus exigencias y las respuestas de la Legión.

En esta línea, los exlegionarios también aclararon que ningún acuerdo al que se llegue implicará que ellos acepten pactos de silencio sobre los abusos sufridos. Una práctica, esta última, que ha sido reiteradamente utilizada por la Legión en el pasado.

“Nada. No ha habido ningún seguimiento real. Estábamos esperando algo concreto, pero no ha llegado”, dijo Barba, en conversación con esta periodista.

En esta línea, los exlegionarios subrayaron que ya han transcurrido décadas desde los abusos a los que fueron sometidos, razón por la que muchas víctimas hoy son ancianos con graves problemas de salud y dificultades económicas debidas también a su condición de exsacerdotes.

En efecto, tanto Barba, como Olvera y Jurado, forman parte del grupo de exlegionarios de Cristo que, en noviembre de 1997, firmaron la primera denuncia pública en la que contaban las fechorías del fundador Marcial Maciel, en un escrito dirigido a Juan Pablo II.

“Después de todo lo que ha pasado, de lo mucho que se ha encubierto, ya conocemos su forma de operar. Por esta razón, también les hemos avisado de que no aceptaremos expresiones eufemísticas que no estén acompañadas por acciones concretas”, recalcó Barba.

El exlegionario se ha pronunciado de esta manera también después de que el pasado 11 de mayo, él y Olvera recibieron una carta idéntica en su contenido, firmada por el hoy Superior de la Legión, Eduardo Robles Gil, y que les fue entregada físicamente en México por Benjamín Clariond, exportavoz de la Legión en Italia.

En la misma, de la que también esta periodista ha tenido una copia, Robles Gil indica su disposición a un encuentro con las víctimas para “dar pasos hacia la reconciliación que deseamos”.

“Como miembro de la comisión que formó el cardenal (hoy difunto, Velasio) De Paolis sé que es muy importante escuchar y buscar la reconciliación”, escribió Robles Gil, de acuerdo con la carta facilitada.

Sin embargo, no se aclara si, de parte de la Legión, habría aceptación a los reclamos de los exlegionarios.

Los Legionarios no respondieron de inmediato a una petición de declaraciones.

Reunión delicada

La noticia de la nueva denuncia de las víctimas se produce en un momento delicado para la ultraconservadora organización mexicana: la recta final de la aprobación del Estatuto de Regnum Christi, el brazo seglar de la organización.

De hecho, de acuerdo con la agenda pública divulgada por la organización, desde ayer y hasta el 24 de noviembre tendrán lugar en Roma las Asambleas generales de las ramas consagradas y un Capítulo General Extraordinario de los legionarios en los que analizarán el tercer borrador de Estatuto General de la Federación Regnum Christi.

Posteriormente, desde el 27 de noviembre y hasta el 5 de diciembre, se celebrará la Asamblea General Extraordinaria en la que participarán delegados de todas las ramas y de la cual debería salir la propuesta definitiva de Estatuto.

De igual modo, también está en discusión el Reglamento de los fieles asociados a la Federación Regnum Christi.

Después de esto, el documento deberá ser presentado al Vaticano.

No obstante, como documentó Proceso en marzo pasado, la reunión ha empezado con algunas sombras muy evidentes, entre ellas la presencia de la vieja guardia cercana a Maciel en las discusiones para la aprobación de la nueva legislación legionaria, con la cual se debería cerrar su proceso de refundación tras los escándalos que fueron descubiertos.

Fuente: proceso.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
Legionarios de Cristo esquivan petición para resarcir abusos, acusan víctimas de Maciel – Libertad-Oaxaca off