Lava ‘El Mayo’ en Los Ángeles

mayoIsmael “El Mayo” Zambada ha lavado parte de su fortuna en Los Ángeles, California, sin que a la fecha se tenga conocimiento de acciones de gran alcance contra sus intereses en Estados Unidos.

Adalberto Salles Gallegos, lavador de dinero y colaborador de Zambada en el tráfico de drogas, declaró ante autoridades estadounidenses que Ismael Zambada Imperial “El Mayito Gordo” e Ismael Zambada Sicairos “El Flaco” eran los responsables de dichas operaciones.

“Ellos lavaban ese dinero de vuelta a México, usando múltiples métodos, incluso a través de bancos, casas de cambio o de intercambio de dinero, así como a través de un complicado sistema que implicaba negocios ubicados en Los Ángeles.

“En este sistema el dinero se entregaba en negocios ubicados en el centro de Los Ángeles y después las personas de esos negocios y de otras partes eran responsables de movilizar el dinero a México. Esas transacciones de lavado de dinero se programaban a través de contactos en el área de Los Ángeles”, manifestó.

El testimonio de Salles fue rendido en el expediente 14-CR-658-DMS de la Corte Federal del Distrito Sur de California, en San Diego, con el cual Estados Unidos tramitó ante México la solicitud de extradición de “El Mayito Gordo”.

Preso en Estados Unidos desde el año pasado, Salles Gallegos confesó en su declaración haber sido el responsable de proporcionarle a los Zambada todos los contactos que lavaron el dinero en Los Ángeles, antes de transferirlo a México.

Por motivos familiares, desde la década de los 90 Salles Gallegos tenía una relación muy estrecha con los hijos de “El Mayo” y de otros capos de la droga.

Su papá, Guillermo Salles Figueroa, trabajó para “El Chapo” Guzmán en California, donde fue detenido en 1992 por la DEA y acusado de distribución de drogas. Obtuvo su libertad anticipada el 1 de abril de 2010.

Salles Gallegos vivió un tiempo en Guadalajara, y por la amistad que tuvo su padre con “El Chapo”, socializó e hizo amistad con sus hijos Jesús Alfredo Guzmán Salazar e Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

También se hizo amigo de Ismael Zambada Imperial “El Mayito Gordo” e Ismael Zambada Sicairos “El Mayito Flaco”, así como de Víctor Manuel Félix Beltrán, hijos de “El Mayo” Zambada y Víctor Manuel Félix Félix “El 69”, narcotraficante sinaloense ya detenido.

A partir de 2002, sus reuniones en Culiacán y Guadalajara se volvieron frecuentes y, a partir del 2005, comenzaron a dar sus primeros pasos en los negocios de “polvo, chiva y pasto”, como llamaban a la cocaína, heroína y mariguana, según cuenta Salles.

Todavía en septiembre de 2013 acudió a Culiacán a una fiesta de quince años de la hija de Pío Zambada, uno de los familiares de “El Mayo”. Fue uno de sus últimos encuentros, pues el año pasado fue detenido por la DEA.

reforma.com

off Lava ‘El Mayo’ en Los Ángeles – Libertad-Oaxaca off