La Entente Semi-Cordiale: Luis Octavio Murat

luis-octavio-muratConocido es que las relaciones entre los diferentes gobiernos federales y la UNAM han sido, más bien, una “Entente Semi-Cordiale”, ejemplos de ello hay varios y algunos, a la distancia, hasta jocosos como el sucedido en la Cámara de Diputados cuando siendo rector de la UNAM, el doctor Guillermo Soberón Acevedo; Ignacio Carrillo Prieto y Carlos Terrazas, asistieron en representación de la Universidad Nacional Autónoma de México al pleno de dicha Cámara, a fin de precisar el Dictum entre el sindicato y la máxima casa de estudios. Cuando casi habían terminado las largas discusiones y discursos a favor y en contra, ya eran las 10 pm y de comida nada; en ese momento de desorden y gritos como reclamos, los representantes universitarios observaron que, de acuerdo a la hora y a la costumbre, a las 10 pm, se iniciaba el reparto de tortas, así que los ahí reunidos levantaron el brazo y los representantes universitarios hicieron lo mismo pero, tremendo error, no se trataba del reparto de tortas sino de la votación para aprobar o desaprobar el Dictum.

La trampa y el engaño, dirigidos por la astucia del zorro sindical, Fidel Velázquez, habían tenido éxito. Los enviados universitarios habían caído en la trampa, toda vez que creyeron haber pedido una torta levantando el brazo, pero sin darse cuenta que habían votado la aprobación del Dictum. Los hechos posteriores y la habilidad y firmeza del Rector, Guillermo Soberón Acevedo, y su equipo jurídico de colaboradores como el maestro Héctor Fix-Zamudio, Diego Valadez y Jorge Carpizo; hicieron posible detener la expansión intervencionista del estado en la Universidad; la autonomía se respetó y detuvieron las ambiciones políticas de no pocos personajes que vieron y ven todavía en la UNAM un suculento botín político.

Una vez más, la Universidad había salido victoriosa superando los obstáculos sembrados contra su autonomía y, así mismo, cumpliendo a carta cabal aquel mensaje del Rector oaxaqueño, José Vasconcelos, cuando al asumir la rectoría afirmó:

“Pues antes que pedirles trabajar por la Universidad vengo a invitarles a que la Universidad trabaje por México…En horas de soledad – agregó – imaginé  el escudo universitario que presenté al Consejo dibujado toscamente: el águila americana y el cóndor de los Andes con las alas desplegadas resguardando la geografía de América, asentada sobre volcanes y cactáceas, todo ello rodeado por el lema ‘Por mi raza hablará el espíritu’, pretendiendo significar que despertaba nuestra raza, después de una larga noche de su opresión, extrayendo de su dolor secular fuerzas para creaciones poderosas”.

Hoy, la Universidad Nacional Autónoma de México ha librado otra reto ejemplar, como muchos otros durante su brillante vida académica, al haber elegido a su nuevo rector, Enrique Graue, el que casi no habló durante el periodo de auscultación; el que fue más prudente; el que supo aguardar los acontecimientos confiando en la firmeza de sus relaciones académicas y en el trabajo desarrollado al frente de la Facultad de Medicina. El Rector, Enrique Graue, fue la solución salomónica de la Junta de Gobierno para que las pasiones no se desbordaran y con ello, violentar el proceso de selección en caso de una imposición del Presidente de la República. Una vez más, la autonomía universitaria se consolidó debido a ese órgano que es la Junta de Gobierno, uno de los engranes más importantes que junto con el Patronato Universitario, el Consejo Universitario y el Rector, dan forma a esa formidable maquinaria que es la Universidad.

Mas fortalecida, la Universidad inicia un nuevo ciclo con el Rector Enrique Graue, dispuesto a continuar “el proyecto colosal” que representa la UNAM; “Pues la Universidad tiene que seguir modernizándose. Necesitamos integrar a la Universidad a un sistema en línea moderno y eficiente, donde pueda seguir creciendo la matricula estudiantil a través del Sistema de Universidad Abierta (SUA), para ofrecer una opción a los estudiantes que no pueden integrarse al método escolarizado”.

Enrique Graue, el nuevo Rector, se propone hacerlo en cuanto a investigación científica considerada como el principal reto de la UNAM, y en cuanto al gobierno federal se propone mantener una relación respetuosa, pero defendiendo los intereses de la Universidad y, a través de esta, fortaleciendo la educación superior… Una “Entente semi-Cordiale” es la propuesta.

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

Blog: https://luisoctaviomurat.wordpress.com

off La Entente Semi-Cordiale: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off