La cultura de la violencia: Luis Octavio Murat

luis-octavio-muratDemos hoy una tregua al tema de la CNTE para ver si el gobierno federal se acaba de doblar o bien se ejerce la ley a favor del interés general. Abordemos el tema de la violencia, pero ubicada en otros escenarios; como lo recién ocurrido en Estados Unidos que ha sacudido tremendamente a su población en general por la gravedad de los hechos y no se diga los actos terroristas en Francia que cobran una factura escalofriante. Vayamos con Estados Unidos…

Sucedió, que dos ciudadanos estadounidenses de color negro o afroamericano, como ahora les llaman para sofisticar el calificativo y evitar que suene peyorativo, fueron aniquilados por la policía en el estado de Tennessee horas antes de la masacre de Dallas. Los crímenes fueron atroces, según consta el video filmado con el móvil de la novia de Alton Sterling; hombre probo, sin antecedentes penales, miembro de la Guardia Nacional, limpio totalmente.

Su “delito”, intentar sacar de la cartera la identificación solicitada por el agente policiaco quien al ver el movimiento de mano de Sterling le disparó cuatro tiros al “suponer “que pretendía sacar una pistola. Al diablo con ese cuento tan gastado por los policías racistas que hay en varios Estados de la Unión y que cíclicamente los envuelve en la violencia racial facilitada por el uso excesivo de la fuerza de los agentes policiacos.

Ya son tres años seguidos que estos lamentables hechos se cometen contra las personas de color. Hace 3 días en California mataron a Dylan Noble de 19 años, de raza blanca, al que asesinaron con 4 tiros sin piedad alguna. Porque los policías conjeturaron que portaba una pistola. Creo que tanto crimen cometido por policías es reflejo de una paranoia que los tiene enfermos viviendo en el pánico, solo así me explico la reacción criminal de los que han cometido tan lamentables y trágicos sucesos.

Estos crímenes prendieron la mecha de la violencia en San Luis Missouri, en Baltimore, en California y en Texas.

La gente salió a las calles en la ciudad de Dallas para protestar contra la brutalidad policiaca que con más frecuencia repite actos brutales contra afroamericanos sin importar los derechos humanos y menos los derechos ciudadanos, todo en aras “del cumplimiento de la ley y el orden”, o del odio racial o de la paranoia que padecen.

El terror policiaco contra dos personas de la raza negra en los Estados citados no solo propició las protestas callejeras en Texas, sino que un francotirador se apostó en las alturas de un edificio y para balear policías; cinco agentes resultaron muertos y 16 heridos, pero aun hay más; la policía utilizó robots con explosivos para eliminar al francotirador… La violencia y los instrumentos de guerra en su apogeo por la gran facilidad para obtenerlos.

Lo cierto es que el fuego se avivó y en esta ocasión de forma muy grave al colocarse un paradigma contra el brutal ejercicio policiaco. De tal suerte, que ante sucesos tan graves, ahora los policías saben lo que les puede ocurrir si abusan de los protocolos establecidos para imponer el orden asesinando a presuntos culpables… “ahora sí que nada más por sus pistolas”.

Movimientos como “Lives Black Matter” (La vida de los negros importa) y otros líderes afroamericanos se han consolidado como un movimiento nacional que lleva a cabo campañas contra la violencia que afectan a la raza negra. Promueven manifestaciones a raíz del asesinato de un adolescente negro a manos de la policía en el año 2012. Su propósito es denunciar el abuso de la violencia de policías blancos contra los negros y la impunidad que les otorga de facto el poder judicial que muy rara vez la culpa o los castiga aun habiendo evidencias que prueban la culpabilidad y el racismo policiaco…

Este movimiento nació de las redes sociales y surgió a través de un video hasta que solo y debido a los acontecimientos en Dallas se ha empleado 1 millón 300 mil veces en Twitter.

Esta visto, que las acciones policiacas se han desbordado y han rebasado los límites que la sociedad debe tolerar; de ahí las reacciones violentas de las protestas y el surgimiento de movimientos sociales cuyos fines son detener el alto grado de violencia practicado por la policía en los diferentes estados de la Unión, violencia que tiene varias raíces como son: 1. la falta de control de venta de armas ya que se puede comprar hasta un tanque de guerra y no estoy exagerando, puedo probarlo. 2. El alto grado de racismo, ahora elevado hasta la quinta potencia, gracias a un candidato republicano que no oculta su odio contra las minorías. 3. El exceso de fuerza empleado por las policías sin tener la necesidad de hacerlo como varios videos lo prueban.

Finalmente, no es momento de lloriqueos inútiles, lo que sucedió es del todo lamentable al ser una consecuencia que pagaron policías inocentes, pero ya no tiene remedio. Pero lo que si tiene enmienda es el corregir los tres puntos arriba mencionados, a fin de que esto no vuelva a ocurrir. Son ya tres años consecutivos de una violencia policiaca racial que no se debe ni se puede tolerar no solo por la nación, sino por el propio sistema.

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

Blog: https://luisoctaviomurat.wordpress.com

off La cultura de la violencia: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off