La crisis de artesanos en Oaxaca: caída de ventas por falta de turismo

Jaime La crisis de artesanos en OaxacaLa crisis de los artesanos de Oaxaca, se agrava con el cíclico conflicto magisterial y social que padece la entidad al caer las ventas en un 100 por ciento. La crisis es doble porque ante el escenario adverso han optado por la migración al vecino país del Norte, pero sin éxito, y en su retorno no tienen alternativas laborales ni ingresos para el sustento diario.

En Santo Tomas Jalieza, municipio conocido como la “ciudad de cinturones” por la tela bordada multicolor en telar de cintura, cinturones de cuero, manteles que se elaboran en la localidad, los turistas nacionales y extranjeros ya no llegan y con ello se esfuman las ventas de los productos artesanales elaborados a mano.

El Parador Turístico, ubicado en el Libramiento a Ocotlán, kilómetro 29, ya no recibe turísticas nacionales y extranjeros por las alertas y escenarios violentos que han marcado a Oaxaca por el conflicto magisterial y social recrudecido en el municipio de Asunción Nochixtlán, el Istmo de Tehuantepec, y el Valle Central.

Evelia Navarro Santos, representante de artesanos de Santo Tomas Jalieza, lamenta que con el conflicto de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y organizaciones sociales con el Gobierno Federal y Estatal, sus ventas se ven mermadas en un 100 por ciento.

“Los turistas ya no se sienten seguros de llegar a nuestro Estado. En nuestras comunidades es tranquilo, pero para llegar a la ciudad y municipios aledaños, ya ve que las manifestaciones están presentes y eso nos afecta en la venta de nuestras artesanías porque ya no llega nuestros turismo y dependemos de él”.

Evelia recuerda con en el 2006, vino una crisis de más de 1 año por la caída en los arribos de turistas nacionales y extranjeros. 10 años después, viene otro colapso social en la capital por el movimiento de la Sección 22 de la CNTE y con ello repercusiones apara los artesanos.

El gobierno federal y estatal, deben de tomar las medidas necesarias “porque ya son muchísimos años y nosotros somos artesanos que nada tenemos que ver. Desde que retomaron el movimiento hace más de un mes ya no tenemos ventas”.

Rememora que el conflicto del 2006 fue un golpe drástico, tras un largo tiempo sufrieron para que la gente se sintiera tranquila, “pero ahorita con éste nuevo movimiento vuelve a bajar muchísimo la venta”.

En Santo Tomas Jalieza, el 90 por ciento de la comunidad se dedican a la artesanía. En esa comunidad, los artesanos tienen que buscar el sustento diario de alguna manera sin dejar sus telares. Optan por ferias y exposiciones ocasionales fuera la entidad, muchas de éstas organizada por el Gobierno del estado y la CDI.

Frente a un escenario crítico para los artesanos, Evelia, exige al Gobierno Federal, Estatal y al magisterio, solucionar el conflicto de forma pacífica sin violencia, porque a su juicio violencia genera más violencia.

Y es que a diferencia de los integrantes de la Sección 22 de la CNTE y el Gobierno, recuerda que los artesanos “no recibimos una quincena y un aguinaldo. Únicamente dependemos de nuestro Turismo nacionales y extranjeros”, suelta.

“El turismo es nuestro pan de cada día, esperar al turista y que él nos compre algo para poder llevar un ingreso a nuestras familias. Que tomen en cuenta tanto el gobierno como sindicato que nosotros no estamos dependiendo de una quincena jamás”, remata.

Artesanos optan por la migración

En escenario no es distinto en Santa Ana del Valle, empero, si con una ingrediente: la migración. Ahí se producen artesanías de lana con tintes naturales pintados con grana cochinilla, flor de cempaxúchitl, entre otros tintes vegetales. Una artesanía característica de ese municipio es el tapete de lana multicolor tipo alfombra, manteles reboso y blusas bordadas.

Alicia Sánchez García, representante de artesanos de ese municipio, suelta con lamento:

“Nos ha afectado bastante el paro magisterial, porque no nos llegan turistas. Todos los artesanos del municipio y diferentes pueblos que se dedican a diferentes artesanías, ya no tienen venta y no hay sostén para las familias, estudio de los hijos”.

Desde el 2006 (el conflicto magisterial y social) a la fecha, cuando se recrudece el conflicto magisterial, Alicia dice que están más preocupados y al vez enojados porque ya no hay ventas de nuestros productos.

Por ello, los hombres, mujeres y familias enteras han tenido que optar por la migración. No obstante, esa salida no es la mejor ni la más exitosa. “Como todo ésta más difícil allá (en el cruce fronterizo) los regresan al no tener papeles” y es ahí donde entran en una mayor crisis “porque no tienen en qué trabajar”, lamenta Alicia.

“Las crisis es doble. La crisis económica por la caída de la ventas y la crisis de migración”, se resigna.

Con la preocupación a cuestas, los artesanos aún buscan rescatar y mantener vivas sus tradiciones y artesanías, sin embargo, con la caída de ventas, éstos han entrado en desesperación y optan por trabajar en diferentes partes y en lo que sea, ya no las artesanías.

Y es que en Santa Ana del Valle, las ventas, estima Alicia, se han caído en un 100 por ciento. Ahí cerca del 100 por ciento de la población se dedica a la elaboración de artesanías de lana y sus derivados.

Los turistas arribaban a Santa Ana del Valle, provenientes de Australia, Estados Unidos, Japón, Inglaterra, entre otras naciones, “pero ahorita ya no llegan”.

Los artesanos de esa localidad, tienen un mes sin vender, sin nada de turismo, asegura, Alicia.

Con un conflicto magisterial-social cíclico y sus consecuentes repercusiones, Alicia, advierte que el pueblo se puede llegar a cansar y ahora no solo se van a ir contra el gobierno, también lo hará contra el magisterio.

“La crisis está muy fuerte entre los artesanos y la gente se está desesperando y cuando la gente, el pueblo que no nada más somos 2 mil, somos varios, vamos a tomar otras medidas porque no tienes trabajo entonces de qué vas a sostener a la familia. Es desesperante todo esto”, advierte.

Por este medio, pidió una solución pronta y pacífica.

Teresita Andrés Castillo, artesana de San Bartolo Coyotepec y representante de Artesanos Independiente de esa población, tiene una misma coincidencia con Evelia y Alicia, “desde el 2006 con un conflicto tan lamentable nos ha acarreado una gran pérdida”.

Los medios solo divulgan lo más feo

Al igual que en Santo Tomas Jalieza y Santa Ana del Valle, dice que el turismo ya no tiene la misma confianza de venir a Oaxaca. “Al turismo le da miedo venir”, debido a que los medios de comunicación solo pasan los lugares de conflicto “donde se pone más feo” y la gente piensa que es en todo Oaxaca.

Para contrarrestar esos escenarios mediáticos, Teresita, refiere que informan a personas de otras entidades que los lugares donde se presentan los hechos violentos solo son en pocos sitios, “pero que todo Oaxaca está en paz”.

Sin embargo, lamenta que el conflicto magisterial y social, les ha generado muchos perjuicios en sus ventas, “desde el 2006 y en la actualidad” porque el turismo nacional y extranjero no está llegando a Oaxaca.

“Las personas que nos están causando éste conflicto (magisterio, organizaciones sociales y gobierno) no se detiene a ver que es un perjuicio muy grande es que están causando a la mayoría del pueblo porque Oaxaca es un Estado que vive del turismo y si no viene no tenemos dinero”, reprocha.

Temporadas como la Guelaguetza, Semana Santa, Muertos, son de las épocas en que afianzan sus ventas, no obstante, la presente es precaria y las ventas han caído al 90 por ciento. En San Bartolo Coyotepec, el 80 por ciento de la población, dice Teresita, se dedica a la elaboración de artesanías de barro negro, mundialmente conocida.

Julia Hernández Canseco, directora de Cultura del Municipio de San Antonino Castillo Velasco, refiere que ante la falta de turistas que compren a los artesanos de esa localidad del Valle Central, las expoferias son unas bocanadas de aire.

Lo mismo que Santo Tomas Jalieza, Santa Ana del Valle y San Bartolo Coyotepec, los turistas no llegan a los municipios porque piensan que en todos los lugares está de violento que en la capital.

La funcionaria municipal, aclara que San Antonino, es un pueblo tranquilo y lo niños siguen estudiando.

No obstante, admite que el conflicto magisterial y social, afecta en la medida en que los turistas ya no llegan como antes. Los visitantes eran nacionales y extranjeros, Estados como Querétaro, Yucatán, de la Ciudad de México, de naciones como Canadá y China.

En San Antonino Castillo Velasco, la mayor parte de la población de dedica a elaboración prendas bordadas, deshilados, artesanías de flor inmortal y la tradicional empanada.

Ahí las ventas han caído en un 60 por ciento, por la falta de turistas. “Tiene como un mes que no llegan, venían de Querétaro, de la Ciudad de México, Yucatán, pero de un ms para acá no han bajado”.

Hernández Canseco, revela que sin turismo y ventas bajas, los artesanos de  San Antonino Castillo Velasco, han decidido malbaratar sus productos y venderlas a menor precio “porque de ahí viven los artesanos, de vender una blusa, una flor inmortal, de vender empanadas, aunque no sea suficiente”.

Santo Tomas Jalieza, Santa Ana del Valle, San Bartolo Coyotepec y San Antonino Castillo Velasco, son algunos de los municipios en donde sus artesanos, están en crisis por el cíclico conflicto magisterial y social que padece la entidad, al caer sus ventas hasta en 100 por ciento y se agrava por la migración al vecino país del Norte, sin éxito y peor aún, en su retorno no encuentran alternativas laborales ni ingresos para obtener el sustento diario.

Jaime GUERRERO

Vía @Viral_Noticias

off La crisis de artesanos en Oaxaca: caída de ventas por falta de turismo – Libertad-Oaxaca off