Inquieta a latinos debate republicano

republicanosLa falta de una discusión sobre un camino a la ciudadanía estadounidense para los indocumentados durante el primer debate de precandidatos republicanos alarmó a las principales organizaciones latinas.

Dominando la primera parte del debate ocurrido el jueves en Cleveland, el tema estuvo vinculado menos a una solución migratoria integral y más a seguridad fronteriza, tal como lo había planteado desde varios meses atrás el puntero en las encuestas, el magnate Donald Trump.

“Si no fuera por mí, ustedes no estarían discutiendo acerca de la inmigración ilegalEste no era un tema que estuviera en la mente de nadie hasta que yo lo traje a colación”, dijo Trump durante el debate al ser cuestionado sobre las pruebas de una amenaza migratoria en la frontera sur.

Tras el debate, organizaciones como el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) o el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), un sindicato dominado por latinos, aseguraron ver con preocupación que el tema en el debate republicano estuviera centrado en la seguridad.

Ayer, Janet Murguía, la presidenta de NCLR, la más grande organización latina del País, aplaudió a Jeb Bush, pero lamentó que su visión no ofrezca un camino a la ciudadanía.

El ex Gobernador por Florida, Jeb Bush propuso únicamente un estatus legal para los 11 millones de indocumentados presentes en el País, en su mayoría de origen mexicano.

“Aprecio la bien pensada respuesta del Gobernador Bush, pero pienso que para nosotros en la comunidad latina -para la mayor parte de los votantes en la comunidad hispana- queremos ver una solución integral que incluya un camino a la ciudadanía”, dijo Murguía a la cadena MSNBC.

Sorpresivamente, un sondeo de finales de julio de la firma Public Policy Polling ubicó a Trump como el aspirante republicano favorecido por la mayor parte de latinos hasta el momento, con 34 por ciento del apoyo, seguido muy de cerca del ex Gobernador Bush con 31 por ciento en las preferencias.

Para hispanos de corte conservador pero que favorecen una solución migratoria integral, la posición del ex Gobernador Bush es vista como estratégica al incluir una legalización, pero también elementos de seguridad, necesarios para convencer a la base más conservadora en las primarias republicanas.

“Pienso que el debate (…) no ha ayudado al Partido Republicano para atraer a votantes latinos o para un gran número de los estadounidenses que creen que necesitamos un tipo de reforma migratoria integral”, dijo a REFORMA, Robert Rowland, profesor de comunicación en la Universidad de Kansas.

A decir de expertos, los aspirantes republicanos como Bush no esperan ganar en las elecciones generales el voto de la población latina, sino sobrevivir las primarias y estar bien posicionados entre latinos.

“Los candidatos republicanos no tienen que ganar el voto hispano para ganar (en la general). Sólo tienen que arrancar un trozo suficiente de éste para hacerles más difícil el camino a los demócratas”, dijo a REFORMA, Vincent Hutchings, politólogo de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Según las encuestas de salida, el candidato republicano Mitt Romney -quien en 2012 adoptó una posición dura sobre inmigración- obtuvo sólo 27 por ciento del voto latino, resultando a la postre perdedor; mientras, George W. Bush, con un tono promigrante, logró en 2004 sumar el 44 por ciento.

Para los conservadores que favorecen una solución que incluya una reforma migratoria integral, el discurso de Trump enfocado en seguridad fronteriza y en caracterizar a los indocumentados como criminales sólo está atrayendo a un extremo del Partido, asegurando que las encuestas lo prueban.

Apenas en junio, cuando Trump lanzó su candidatura, una encuesta independiente del Public Religion Research Institute (PRRI) encontró que 57 por ciento de los republicanos en Estados Unidos apoyan otorgar la ciudadanía a los indocumentados, mientras que 26 por ciento opina que deben de ser deportados.

“Si Trump se convierte en la cara del Partido Republicano en inmigración, él podría crear una desconexión no sólo con los votantes hispanos e independientes, sino también con la parte mayoritaria de su propio Partido”, afirmó el PRRI al dar a conocer la encuesta sobre inmigración.

reforma

off Inquieta a latinos debate republicano – Libertad-Oaxaca off