“Inesperado” y las razones que ha dado Verástegui para que no se me antoje verla: Ismael Ortiz Romero Cuevas

El tema pro vida y la legalización de la interrupción del embarazo ha sido polémico por su naturaleza. Como siempre, hay gente que argumenta sus razones a favor y en contra; aunque las opiniones que apoyan el movimiento pro vida en general se centren en creencias religiosas y moralinas más que en argumentos sólidos o incluso científicos, finalmente son opiniones y son respetables. Lo cierto es que el ejercicio de ese derecho lo que hace es garantizar una atención médica profesional y condiciones sanitarias óptimas y que lo ejerza para quien hacerlo sea la mejor opción y que no lo haga quien también así lo decida.

Y justamente con respecto a la interrupción del embarazo, se ha estrenado una película producida por la compañía Pure Flix, que se dedica específicamente a propagar temas relacionados con el cristianismo evangélico y de donde es accionista el mexicano y ex sex symbol Eduardo Verástegui, quien ha sido la imagen de promoción para la cinta en nuestro país. A lo largo de varios días desde su estreno, la semana pasada, el ex Kairo ha visitado diferentes espacios de medios de comunicación para hablar de “Inesperado”, pero desató tanta polémica, que las cosas no fueron del todo favorables.

Ante los cuestionamientos lanzados por algunos presentadores y conductores de espacios de prensa escrita, radiofónicas y de televisión, Eduardo Verástegui se dedicaba más que a promocionar la cinta, en mantener una postura pro vida con un argumento punitivo que lo pronunciaba desde el enjuiciamiento, y en eso se encontraba mucho más interesado, que en invitar a la gente a acudir a las salas para ver la película y mucho menos, promoviendo el respeto hacia las ideas y posturas de cada persona. Verástegui se enunciaba a favor del encarcelamiento de las mujeres quienes han interrumpido su embarazo por la razón que fuera o de preservar la vida desde la concepción, basado en posturas religiosas más que científicas o sociales. Así, el ex cantante y actor, se enfrascó en discusiones con Joaquín López-Dóriga en su noticiario de Grupo Fórmula, con los conductores del programa de revista “Sale el sol” de la cadena Imagen Televisión o con Maca Carriedo (con quien por cierto, difiero en muchas cosas) en el noticiario de Adela Micha para Excélsior por ejemplo y que no llevaron a ninguna parte; vamos, no pudo ni siquiera tentar a los sectores que apoyan la interrupción del embarazo en que la postura pro vida es la mejor opción y mucho menos, en motivar al público para ir a las salas de cine a ver la película.

La sentencia, fue el discurso constante del hoy promotor de la vida y la moral, argumentando además que la interrupción legal del embarazo es un asesinato y que ante todo, se está acabando con la vida de un ser “hecho a imagen y semejanza de Dios” según sus mismas palabras. Sin embargo, eso ante todo, me ha desencantado en darle a la película una oportunidad para verla y hasta para disfrutarla. Si algo como público me genera molestia es que personas ajenas a la historia de cada quien, a mi historia, se sientan con la autoridad moral para decirme el “camino correcto” y lo peor, que intenten según ellas, educarme. El cine como cualquier expresión artística, debe contener cierto contenido social para que pueda incluso ser entendido, sin embargo, siento que por lo menos a mí, me faltan al respeto cuando tratan de adoctrinarme en la postura que sea; así, Verástegui con todo y su devoción a la Virgen de Guadalupe, logró ponerme de malas con sus entrevistas plagadas de juicios hacia el público al tratarnos como si no tuviéramos criterio, al asegurar que son ellos, con su discurso extremista quienes poseen la verdad para llevarnos por “el buen camino”. Ese enclave y no el contenido de una supuesta reflexión de alguien que cambia su visión hacia el tema, me hizo ya no querer comprar un boleto para ir a ver la película. El discurso de Verástegui me quitó las ganas de ver “Inesperado” y de quitarle incluso el beneficio al menos, de mi duda, pues me hizo sentir, que promueve la división hacia una postura que debía ser respetable, tanto como la de quienes abogan por la contraria.

La crítica especializada, tampoco ha sido benevolente con “Inesperado”; pues Rotten Tomatoes la ha calificado con una puntuación del 50%, considerándola en su escala de evaluación como “Podrida”, asimismo, Metacritic la tiene con una puntuación de 11 sobre 100, es decir “mala”, con comentarios como: “una cinta con una postura que provocará más división en el ya de por sí polémico tema” u otros que la han catalogado como “un desagrado abrumador”. Lo cierto, es que no tanto por la crítica, sino por los comentarios que he considerado como insolentes y lamentables de quien la promueve, he decidido decir que con esta película, yo paso.

https://www.youtube.com/watch?v=8uJpVFQgbDE&t=2s

A %d blogueros les gusta esto:
“Inesperado” y las razones que ha dado Verástegui para que no se me antoje verla: Ismael Ortiz Romero Cuevas – Libertad-Oaxaca