Inaugura Papa Jubileo de la Misericordia

papaCon una ceremonia modesta y realizada bajo estrictas medidas de seguridad por la ola de actos terroristas en el mundo, el Papa Francisco inauguró hoy el Año Jubilar de la Misericordia, que para los católicos significa poder obtener el perdón de todos sus pecados.

El acto, de dos horas de duración, se llevó a cabo en un primer momento en la plaza de San Pedro, donde fueron congregados los peregrinos llegados a Roma, y luego en el interior de la basílica, donde Francisco abrió la llamada Puerta Santa ante la excepcional presencia del Papa emérito Benedicto XVI. 

“En breve tendré la alegría de abrir la Puerta Santa de la Misericordia. Cumplimos este gesto tan sencillo como fuertemente simbólico”, había explicado Francisco, instantes antes, en su homilía.

Abrió y cruzó el umbral de la Puerta Santa solo, y permaneció durante unos minutos orando antes de entrar en la Basílica de San Pedro.

En la misma, el Pontífice argentino hizo hincapié en las aberturas obtenidas por la Iglesia católica gracias al Concilio Vaticano II (1959-65), invitó a anteponer la misericordia a los pecados y pidió abandonar “toda forma de miedo y temor”.

“No tengamos miedo, dejémonos abrazar por la misericordia, que nos espera y perdona todo. Perdonemos. Es tan bueno el Señor y perdona todo”, recalcó posteriormente en su Ángelus por la fiesta de la Inmaculada Concepción, que también se celebra hoy. 

Sostuvo que la puerta significa descubrir la profundidad de la misericordia de Dios, que acoge a todos y sale personalmente al encuentro de cada uno. Por eso el Jubileo debe ser un año para crecer en la convicción de la misericordia.

El líder católico se refirió así al gesto que cumplió poco después de la misa, la apertura de un portón de la Basílica de San Pedro que normalmente se encuentra cerrado y amurado.

Cada Jubileo, el portón se abre para que los fieles pasen a través de él y obtengan con ese gesto especiales gracias espirituales.

No obstante, el temor por atentados u otros actos terroristas se palpaba en la toda la ciudad italiana, donde la alerta fue subida al nivel 4.

Se cerró el espacio aéreo, varias calles fueron cerradas al tránsito y cerca de 2 mil policías fueron movilizados, incluidos varios francotiradores.

Tales fueron las medidas de seguridad que incluso fue blindado el cercano río Tíber, donde las autoridades italianas desplegados varias patrullas acuáticas, y también fueron puestos en alertas varios centros de asistencia médica y hospitales.

“A pesar de los recientes acontecimientos, no nos quisimos perder un evento único como este, en el que incluso participaron dos Papas”, explicaron Sofia y Paolo, dos peregrinos italianos que viajaron una semana a pie para llegar hasta Roma.

Otra fiel, María, explicó que, a pesar de la reciente ola de atentados a manos del autodenominado Estado Islámico (EI), ella decidió viajar igualmente desde Chile hasta Italia para participar en este evento.

El Jubileo, que durará oficialmente hasta el 20 de noviembre próximo, se llevará a cabo en miles de otras parroquias en el mundo e implicará incluso el perdón del aborto y la indulgencia para los presos.

El primer acto de esta celebración fue llevado a cabo por el Papa en Bangui, la capital de República Centroafricana, donde Francisco abrió simbólicamente la puerta de la catedral de esa ciudad. 

El Jubileo Extraordinario de la Misericordia que finalizará el 20 de noviembre de 2016.

reforma.com

off Inaugura Papa Jubileo de la Misericordia – Libertad-Oaxaca off