Implementan operativo de contaminación auditiva en el Centro Histórico

El Municipio de Oaxaca de Juárez a través de la Dirección de Ecología, realizó un operativo para medir los niveles de contaminación auditiva en los establecimientos comerciales con horario nocturno, que operan en el Centro Histórico de la ciudad. 

En este operativo participó personal de la Comisión de Seguridad Pública y Vialidad Municipal e inspectores de la Dirección de Normatividad y Control de la Vía Pública de la Coordinación de Gobierno, quienes recorrieron los establecimientos que se localizan sobre las calles de Mariano Abasolo, Manuel Bravo, Murguía, García Vigil, Macedonio Alcalá, Allende, Matamoros y Porfirio Díaz.

El Director de Ecología, Félix Andrés Villalobos Cabrera, dijo que este operativo responde a la atención de quejas ciudadanas, en las que señalan a establecimientos comerciales como fuentes de ruido, por lo que se midieron los decibeles de cada negocio.

Durante este recorrido, se identificaron dos establecimientos con altos índices de ruido, por lo que se iniciaron los procedimientos administrativos correspondientes, a fin de exhortarlos a respetar los límites máximos permisibles, por lo que tienen de ocho a 10 días para responder a estas indicaciones.    

“Se seleccionó el Centro Histórico por el número de denuncias que hemos recibido, con el propósito de verificar el cumplimiento de la norma federal NOM-81-SEMARNAT-1994, que establece 60 decibeles como el límite permitido para horarios después de las 22:00 horas a seis de la mañana”, explicó Félix Villalobos. 

El funcionario municipal expuso que este tipo de acciones demuestra la disposición y compromiso de la administración del edil José Antonio Hernández Fragua, para salvaguardar la integridad de las y los habitantes, por lo que se realizarán de manera permanente en los establecimientos comerciales de horario nocturno que operan en el centro de la ciudad.

Cabe señalar que previo a iniciar un procedimiento se detecta con lo sonómetro si existen lecturas por encima del límite permitido, una vez identificada la fuente de contaminante, se inicia con 250 mediciones de fuente y 250 mediciones de fondo.

Una vez recopilada la información se notifica al infractor y se le da un lapso de cinco a 30 días para acatarse a los niveles y dar cumplimiento a las observaciones, de lo contrario, se podrían hacer acreedores a sanciones que van de los siete mil a 10 mil pesos, o la clausura parcial, total o definitiva del establecimiento.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Implementan operativo de contaminación auditiva en el Centro Histórico – Libertad-Oaxaca off