Huautla: El poder sin política (I) Francisco J. Sánchez

COYUNTURASi alguien quiere conocer cómo hacen política la izquierda, el centro y la derecha partidista en Oaxaca, el municipio de Huautla de Jiménez es el mejor lugar para entender que el poder y política no son lo mismo, y por el contrario, que el engaño, la demagogia y interés propio se convirtieron en un sistema de conducta de todo y de todos.

La fuerza del poder, por ejemplo, que otorga el presupuesto y las docenas de personas que dependen del candidato, del legislador, del presidente municipal o del funcionario federal, se impone a la práctica política, y prevalece la lógica de la herencia del poder.

Aunque no es una reconstrucción histórica, una secuencia de hechos, podrían dar claridad a esta hipótesis:

1.-Durante la primera campaña del entonces candidato a la gubernatura, Gabino Cué Monteagudo, un grupo de priistas con palos, machetes y armas de fuego se enfrentaron a otro de gabinistas que integraban el Frente Único Huautleco (FUH), quienes intentaron impedir el paso al entonces candidato del PRI a la gubernatura, Ulises Ruiz Ortiz.

Durante el enfrentamiento, presuntamente promovido por el entonces diputado federal priista, Elpidio Concha Arellano, un profesor jubilado de 67 años identificado como Serafín García, fue asesinado a golpes por los priistas Feliciano Quiroga y Jacinto Pineda “El Diablo”, quienes después de once años se pasean impunemente por el poblado.

En su segunda vuelta como candidato a la gubernatura, casi seis años después, Cué Monteagudo regresó a Huautla de Jiménez. Ante cinco mil seguidores del PAN, PRD y Convergencia, hizo una afirmación y un llamado: aplicaría la ley a quienes hayan agraviado al pueblo y  sostuvo que “el diálogo y no la represión” era el instrumento para atender los problemas del magisterio.

2.-Sin embargo, el escenario se descompuso una vez que los frentistas llegaron al poder, al menos así lo muestran los siguientes hechos:

El Frente Único Huautleco (FUH) se dividió. Unos lo tomaron como bandera para ser candidatos y posteriormente presidentes municipales por el PRD o regresar al PRI. Lo que quedó de ese grupo de organizaciones sociales, productivas y del magisterio se quedó con los partidos “morrallas” en el último proceso electoral municipal.

3.-Las últimas cuatro administraciones municipales, en las que el FUH, el PRD y la Sección 22 del SNTE cogobernaron con Apolino Vasconcelos Terán, Agustín Sosa Ortega y Arturo Pineda Jiménez, repitieron el esquema priista: saquearon las arcas públicas, marginaron a los ciudadanos, bloquearon a sus críticos dentro del Cabildo, fragmentaron a su partido, y dividieron a sus organizaciones.

4.-En junio pasado, maestros de la CNTE se sumaron al  boicot electoral en Oaxaca para impedir el regreso del PRI: Al menos 140 casillas no fueron entregadas a los funcionarios de casillas por un bloqueo que realizaron en Huautla de Jiménez. Sin embargo, su estrategia perjudicó a los candidatos de izquierda y permitió que el candidato a diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganara la curul en la Cámara de Diputados.

5.-A mediados de agosto pasado, un grupo de maestros se enfrentó al senador perredista, Benjamín Robles Montoya, previo a la inauguración del Foro Ciudadano Unir Oaxaca, donde su equipo de diputados electos, se pusieron a las órdenes de presidentes municipales, líderes sociales y pequeños empresarios de la región. Los maestros le reclamaron la traición de Cué al magisterio y su apoyo a la Reforma Educativa. El legislador fue rotundo: Yo voté contra la Reforma Educativa y voy apoyar sus demandas.

6.-A finales de agosto, el líder estatal del PRD, Carol Antonio Altamirano, se reunión con la militancia de la Sierra Mazateca, acompañado del presidente municipal, David García Martínez, quien aspira a la diputación local. García Martínez es cabeza visible de la Unión Regional de Cafeticultores de la Mazateca Alta (URCAMA), una organización productiva que perteneció al Frente Único Huautleco (FUH), y que hoy construye su proyecto político-partidista regional, pero que comparte el poder del municipio con la Sección 22 del SNTE.

En suma, en Huautla de Jiménez se confundió el poder y la política. La izquierda hoy aún hace del poder un instrumento para hacer política y lo confirmó Rey Morales Sánchez, en ese entonces, líder estatal del PRD, un dos de octubre de  hace dos años: Huautla de Jiménez es un ejemplo de lucha política, es un ejemplo de una región mazateca totalmente politizada.

Especialista en análisis y estrategia política.

Twitter: @lacoyunturamx

Correo electrónico: franciscosanchezhernandez@yahoo.com.mx

off Huautla: El poder sin política (I) Francisco J. Sánchez – Libertad-Oaxaca off