Huautla: El poder del control (III y último): Francisco J. Sánchez

cuyunturaLa historia del Partido Acción Nacional (PAN) en Oaxaca se construyó con ideas, principios y normas. El discurso se edificaba a partir de la “dignidad de la persona humana”; la ideología como herramienta para ejercer la política y la norma, tanto jurídica como moral, como contrapeso del poder político y equilibrio de la vida pública.

Para los panistas del siglo pasado, el cambio iniciaba con la formación de una conciencia ciudadana, se instrumentaba en la acción y se presumía con liderazgos suficientemente capaces para resolver la crisis de la Nación.

Sin embargo, en Huautla de Jiménez, solo se quedó en discurso; se achicó frente a los vicios del PRI, y como oposición se corrompió en el poder; reflejó el pragmatismo político del priismo; optó por la suma de los disidentes en las coyunturas electorales y no quiso formar militancia.

En ese escenario, uno de sus mayores exponentes es Joel Isidro Inocente, expriista, expresidente municipal de San Felipe Usila, exdiputado local y excandidato a diputado federal por el PAN, quien construyó su “cacicazgo azul” con cuatro virtudes:

Su habilidad política para penetrar en las comunidades indígenas; su destreza para prosperar económicamente desde el cargo público; su recurrente recorrido electoral como candidato en la zona mazateca-chinanteca y su facilidad para llegar y consolidarse con el tema indígena y electoral en la cúpula del PAN estatal.

A la vieja usanza priista, vendió triunfos que no existían en Huautla de Jiménez y compró aliados que lo mismo le hacía el trabajo en el PAN que se vinculaban con otros grupos o partidos en la zona, incluso tomó como propia la segunda candidatura del exgobernador priista, ahora como panista, Diodoro Carrasco Altamirano al Senado de la República.

De esa manera, Joel Isidro Inocente y dirigentes municipales de Acción Nacional, provocaron la mayor crisis en su historia que hoy tiene al panismo en sus niveles críticos de influencia en la zona, a pesar alcanzar su cúspide cuando era legislador local y operador estatal.

Hoy, fiel a su estilo, el exdiputado local del PAN, se encuentra en la polémica de los presuntos “nominados” del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) -políticos que cobraban sin trabajar-, y de una impugnación al nombramiento dentro del Consejo Estatal de Sistemas Normativos Electorales Indígenas, junto con Jorge López Carreño y Raciel Cabrera García.

En suma, si alguien quiere conocer cómo hacen política la izquierda, el centro y la derecha partidista en Oaxaca, el municipio de Huautla de Jiménez es el mejor lugar para entender que el engaño, la demagogia y el interés propio se convirtieron en un sistema de conducta de todo y de todos.

Así, el poder sin política de la izquierda, la lógica del poder del centro y el poder del control de la derecha, se impone como práctica política, de ahí que la pobreza social que se refleja es claro que sólo tiene paternidad.

 

Especialista en análisis y estrategia política.

Twitter: @lacoyunturamx

Correo electrónico: franciscosanchezhernandez@yahoo.com.mx

 

 

off Huautla: El poder del control (III y último): Francisco J. Sánchez – Libertad-Oaxaca off