Grupo armado toma poblado en la sierra amapolera de Guerrero

Integrantes de la banda delictiva dirigida por Onésimo “El Necho” Marquina Chapa irrumpieron en el poblado de Filo de Caballos para desplazar al grupo armado denominado Cártel del Sur, liderado por Isaac “El señor de la Navarrete” Celis, en el contexto de la disputa por el control de la zona amapolera de la Sierra de la entidad.

Reportes oficiales indican que desde la mañana, unos 400 civiles armados procedentes de Teloloapan y Apaxtla –bastión del grupo delictivo Guerreros Unidos– se concentraron en Tlacotepec para reforzar lo que ellos llaman la “guardia comunitaria general Heliodoro Castillo” de este lugar emblemático en la geografía del narco en Guerrero que dirige Humberto Moreno, primo del actual secretario de Desarrollo Social del gobierno estatal, Mario Moreno Arcos.

El grupo armado, que se define a sí mismo “autodefensa”, vinculado por el gobierno de Astudillo como brazo armado de “El Necho”, comenzó a bajar hacia el municipio de Chichihualco, en una caravana de camionetas sobre la carretera interestatal que conecta la Sierra con la región Centro de la entidad.

El objetivo de la caravana armada fue la toma del poblado de Filo de Caballos, donde se registró un enfrentamiento que se prolongó varias horas y se desconoce hasta el momento el número de víctimas, indican los reportes oficiales.

No obstante, imágenes difundidas por el grupo armado en redes sociales exhiben casas incendiadas y refieren que de esta forma se concretó la toma de Filo de Caballos, uno de los bastiones del Cártel del Sur.

Hasta el momento, la situación en la sierra es de tensión ante la batalla que libran las bandas delictivas que luchan por el control del corredor amapolero de la región Centro, situación que ha provocado el cierre de escuelas, centros de salud, así como la suspensión del transporte público y el desplazamiento forzado de decenas de sierreños por la violencia.

En octubre pasado, Proceso publicó el reportaje “Sierra de Guerrero: la amapola a la baja, la violencia al alza”, donde se informó que la recolección de goma de opio fue una “industria” que tuvo auge en los ochenta y noventa del siglo pasado en la región guerrerense de La Sierra.

Ahora, aunque ese precursor de la heroína está a la baja, la zona sigue siendo un territorio que se disputan los grupos del crimen organizado, pues además de la droga controlan la producción minera y la explotación forestal.  Esa guerra criminal ha ido convirtiendo en fantasmas a los pueblos, donde ya no hay servicios públicos de educación, salud o transporte. Ya sólo quedan ahí quienes no se han podido ir.

Fuente: proceso.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
Grupo armado toma poblado en la sierra amapolera de Guerrero – Libertad-Oaxaca off