Gana Oposición en Venezuela

maduroDe manera inédita, los venezolanos dieron la espalda al oficialismo.

Por primera vez desde que Hugo Chávez llegó al poder, en 1998, la Oposición tuvo una victoria a nivel nacional y desplazó al chavismo para hacerse de la mayoría en la Asamblea Nacional.

Con el 96.03 por ciento de los votos contabilizados, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sumaba 99 escaños, más del doble que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), con 46.

El margen de la Oposición podría crecer, pues aún no acaba el conteo en 22 circunscripciones. La MUD asegura haber ganado hasta 113 curules.

“Hoy ha comenzado el cambio en Venezuela (…) El futuro pertenece a todos”, dijo Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, entre celebraciones en el cuartel de campaña.

En tanto, el búnker del PSUV apagaba las luces, y el Presidente Nicolás Maduro reconocía la derrota.

“Hemos venido a reconocer estos resultados adversos, a aceptarlos y a decirle a nuestra Venezuela: ‘Han triunfado la Constitución y la democracia'”, dijo en un discurso televisado.

Fue la primera vez que los más de 18 partidos opositores del país sudamericano se unían bajo una sola bandera.

Para llegar a estos resultados sortearon varios bloqueos, como un reacomodo de distritos electorales en el que estados con mayor apoyo opositor tendrían menos peso electoral.

Inicia una nueva era

Venezuela se embarca en un nuevo rumbo tras darle la espalda al chavismo.

Por primera vez desde que Hugo Chávez llegó al poder, en 1998, el chavismo no tendrá la mayoría legislativa.

“Ganamos y ganamos bien. Hoy se abren las puertas del cambio”, declaró Lilian Tintori, esposa del líder disidente encarcelado, Leopoldo López. 

El triunfo de la Oposición abre caminos peligrosos para el oficialismo: al obtener la MUD mayoría, los diputados disidentes podrán proponer leyes como una medida de amnistía para liberar a quienes consideren presos políticos -la Oposición tiene contabilizados a 75, incluido Leopoldo López-, investigar a funcionarios públicos y proponer enmiendas constitucionales.

“Triunfó el camino que siempre hemos propuesto”, tuiteó Henrique Capriles, ex candidato presidencial de la Oposición.

El resultado se debe, en buena medida, a la situación económica del país y a un descontento con Maduro, tal que el voto se había convertido en una suerte de plebiscito.

La nación sudamericana tiene la inflación más alta del continente -encima del 150 por ciento- y uno de cada tres productos básicos escasea.

“Yo fui chavista y orgulloso de serlo. Pero, ¿cómo puedo seguir así cuando mi sueldito ni me alcanza para darle comida a mis hijos?”, dijo ayer el venezolano Rodrigo Durán, de 28 años, antes de ejercer su voto en Caracas.

Durán no fue el único chavista que cambió de parecer en las urnas. Incluso hubo reportes de que candidatos oficialistas como el hermano del fallecido Hugo Chávez, Adán, fueron recibidos con abucheos por otros votantes en la casilla.

No obstante el triunfo opositor, la jornada electoral no estuvo libre de polémicas.

Líderes chavistas, por ejemplo, anunciaron que las casillas seguirían abiertas pasada la hora prevista, lo que despertó acusaciones de que habría acarreos.

Tal medida le funcionó a Chávez hace tres años y a Maduro en 2013, cuando Henrique Capriles, que partía con una amplia ventaja, terminó derrotado.

Además, el CNE tardó más de seis horas en pronunciarse tras el cierre de las urnas -ante temores de que manipularía los resultados- y hasta retiró el permiso de observador electoral a una comitiva de ex Mandatarios latinoamericanos que pidieron respetar el voto.

Aunque Maduro reconoció la derrota, se teme que el régimen busque maneras legales de subvertir la mayoría opositora en el Congreso.

Por ejemplo, en las tres semanas que le quedan a la Legislatura actual, podrían aprobar leyes para darle más poder al Presidente o cambiar la cantidad de votos necesarios para avalar ciertas medidas en la Asamblea Nacional.

reforma.com

off Gana Oposición en Venezuela – Libertad-Oaxaca off