Gana candidata ciudadana… en España

candidataUna de las principales ciudades españolas ahora estará a cargo de una candidata ciudadana.

Ada Colau, activista de 41 años que fundó un grupo contra la expulsión de personas por no pagar las hipotecas de sus casas, se hizo con la Alcaldía de Barcelona.

“Ha ganado el deseo del cambio (…) Es una victoria de David contra Goliat”, clamó la candidata, que fue impulsada por la coalición Barcelona en Común, formada por movimientos ciudadanos y agrupaciones de izquierda.

Tras dedicar media vida a enfrentarse al poder político y económico, Colau se puede convertir ahora en la primera Alcaldesa “indignada” de España.

Avalada por su activismo en contra de los desahucios, Colau fue elegida para liderar la candidatura Barcelona en Común, una amalgama de varios partidos de izquierda nacidos al calor de las protestas de los “indignados”, como la nueva formación antiliberal Podemos.

Tachada de populista, inexperta y radical por sus rivales, esta mujer de 41 años consiguió un 25.21 por ciento de los sufragios y 11 concejales para hacerse con el Ayuntamiento de la segunda ciudad más poblada de España, con 1.6 millones de habitantes.

Colau superó al actual Alcalde conservador nacionalista, Xavier Trias, que obtuvo 10 ediles.

“Es una noche increíble, impensable hace un año. Gracias por demostrar que la gente de abajo, de los barrios populares nos podemos organizar y podemos ganar”, dijo tras su victoria.

De facciones redondeadas, pelo corto y ondulado, su rostro no era anónimo.

Su liderazgo de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), una organización contra los desahucios de familias que no podían pagar la hipoteca, ya la habían convertido en una heroína entre los más afectados por la crisis.

Y sus primeras medidas de Gobierno deberían ser para ellos: paralizar los desahucios en la ciudad, ceder pisos vacíos a alquileres sociales, forzar las compañías a reducir las tarifas del agua, la luz o el gas o introducir una renta de 600 euros para las familias en riesgo de pobreza.

Durante la campaña, se recorrió a fondo las zonas más empobrecidas de esta turística ciudad mediterránea que esconde grandes diferencias entre los barrios ricos y pobres, agravadas por la crisis.

Pero la suya no fue la única victoria para los desencantados.

El bipartidismo español, del oficialista Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), sufrió duros reveses en las elecciones municipales de ayer.

Ahora las agrupaciones que lideran España desde 1982 pasarán de tener cómodas mayorías a depender de nuevas fuerzas como Ciudadanos y Podemos, que surgió del multitudinario movimiento de protestas de 2011.

 AFP.

off Gana candidata ciudadana… en España – Libertad-Oaxaca off