Fin a negocios de diputados en el Congreso de Oaxaca: Alfredo Martínez de Aguilar

DETRÁS DE LA NOTICIA

Oaxaca. ¿Será verdad tanta belleza al comprometerse el Congreso del Estado a recuperar la confianza y credibilidad de los oaxaqueños? Es lo menos que puede uno preguntarse al aprobar por unanimidad la LXIII Legislatura la nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo y el Reglamento Interior del Congreso?

¿Estarán conscientes los diputados que compraron la soga con la que serán linchados mediáticamente y ahorcados jurídicamente al privilegiar transparencia, máxima publicidad, rendición de cuentas, austeridad, eficiencia, eficacia, independencia, interculturalidad e imparcialidad?
Aprobar requisitos indispensables que caracterizan la calidad de la democracia representativa en su transición hacia la democracia participativa y la normalidad democrática ennoblece a los diputados oaxaqueños y posiciona a Oaxaca con la legislación de avanzada.
La nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo sentó las bases que mejoran y fortalecen el Estado de Derecho, dando paso a la apertura, pues ésta es una reforma de avanzada, pero sobre todo, que sirve para combatir la corrupción y la opacidad en el manejo discrecional de los recursos.
En otras palabras, se acabaron los millonarios negocios de los diputados de los ocho partidos representados en la Cámara de Diputados local. Imagínese, querido lector, si no son sumamente trascendentes las nuevas disposiciones para el gobierno del Poder Legislativo.
La presidenta de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), María de las Nieves García Fernández, logró lo que ningún diputado hombre había conseguido en 22 años y cinco meses, que los legisladores presenten su declaración 3de3 situación fiscal, patrimonial y de conflicto de interés.
Entre los principales cambios, destaca la obligación que tendrá el Congreso de informar la productividad de los diputados, los resultados de las acciones de los órganos de gobierno, el ejercicio presupuestal y toda aquella información de su interés, así como la exigencia a los Grupos Parlamentarios de presentar a la Jucopo su agenda legislativa.
Con la asistencia de 30 de los 42 diputados locales y tras el posicionamiento de cada uno de los coordinadores de la bancadas parlamentarias, se dio conocer otra de las innovaciones a esta nueva Ley, destaca el Título “De la Transparencia y Acceso a la Información Pública”, que permitirá el cumplimiento del Congreso en la materia.
Estas serán desarrolladas de manera específica en el reglamento; así como el Título “Parlamento Abierto”, con el que se regula la difusión de la información parlamentaria a través de internet, la Gaceta Parlamentaria, el Estrado Electrónico y el Canal del Congreso, garantizando así el principio de máxima publicidad de los actos legislativos.
Establece un capítulo de transparencia del Congreso del Estado, con el que las ciudadanía puede solicitar información pronta y expedita sobre las funciones legislativas y productividad de las diputadas y los diputados, los resultados de las acciones de los órganos de gobierno, el ejercicio presupuestal y de toda información de su interés, siempre que no esté catalogada como reservada o confidencial, en términos de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado.
Sobresale la creación de la Secretaría de Servicios Parlamentarios que será la responsable del correcto desarrollo del trabajo parlamentario y la Secretaría de Servicios Administrativos que administrará los recursos financieros, humanos y materiales del Congreso; en sustitución de la Oficialía Mayor y la Tesorería, respectivamente.
Además se crearán los Centros de Estudios Económicos y Finanzas Públicas, de Estudios Jurídicos e Investigación Parlamentaria, de Estudios Sociales y de Opinión Pública y el Centro de Estudios de las Mujeres y Paridad de Género.
Esperemos que los diputados oaxaqueños mantengan su visión y sensibilidad para pasar a la historia y los Centros de Estudios a crear, sean integrados por profesionales con amplia experiencia, trayectoria, ética y responsabilidad, y no prevalezca la imposición de “cuotas de cuates”.
Lo deseable idealmente es que se convoque de manera abierta y pública a los interesados y que sean seleccionados por examen de oposición los futuros integrantes de los Centros de Estudios Económicos y Finanzas Públicas, de Estudios Jurídicos e Investigación Parlamentaria, de Estudios Sociales y de Opinión Pública y el Centro de Estudios de las Mujeres y Paridad de Género.
La nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo representa un indudable avance por el camino del orden, la transparencia, la rendición de cuentas y la obligación a los legisladores de adquirir un mayor y mejor compromiso con las funciones de representación, fiscalización, así como de la función de legislar en beneficio de las y los oaxaqueños.
Con 30 votos a favor y en un consenso histórico, las fracciones parlamentarias que integran la Junta de Coordinación Política, lograron uno de los cambios más significativos, a fin de contribuir al cumplimiento de las atribuciones y obligaciones constitucionales y legales del Congreso del Estado.
Reestructura las Comisiones Permanentes que integran la Legislatura, reduciéndolas de cuarenta a solamente treinta y tres, que tendrán la competencia que les corresponde en lo general a las otorgadas a las Dependencias y Entidades de la Administración Pública local y la derivada de su denominación en materia parlamentaria.
Agilizará el funcionamiento interno del Congreso y en una reingeniería administrativa a su estructura, se sustituye la Oficialía Mayor por la Secretaría de Servicios Parlamentarios y la Tesorería del Congreso cambia de denominación a Servicios Administrativos.
La Secretaría de Servicios Parlamentarios es definida como el órgano técnico responsable del correcto desarrollo del trabajo parlamentario; en tanto que los Servicios Administrativos, será la responsable de administrar los recursos financieros, humanos y materiales del Congreso.
Preserva las disposiciones de la Ley anterior, que pueden mantenerse válidamente vigentes; asimismo, se establecen los principios rectores a los que todo acto o determinación de los órganos del Congreso local sujetará su actuación, como es la transparencia, máxima publicidad, rendición de cuentas, austeridad, eficiencia, eficacia, independencia, interculturalidad e imparcialidad, acorde a las necesidades sociales y al contexto jurídico del Estado.
Incluye un glosario de términos parlamentarios, como una colaboración para facilitar a los usuarios entender algunos términos propios del Congreso; también, se define la residencia oficial del Poder Legislativo del Estado, y se definen los diversos tipos de sesiones que realizará el Congreso del Estado, como son las sesiones ordinarias, extraordinarias y solemnes.
El Titulo Tercero, regulará los casos de suplencia de los diputados ante faltas temporales, el otorgamiento de licencias y permisos, en los que destacan las obligaciones de proporcionar la información que le sea solicitada, con excepción de aquella clasificada como reservada o confidencial, ejercer el voto en los asuntos que se sometan a su consideración, sin abstenerse de dicha obligación y presentar sus declaraciones de situación fiscal, patrimonial y de conflicto de interés.
Regula los Órganos de Gobierno que conforman el Congreso, como es la Mesa Directiva, la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) y la Conferencia Parlamentaria, definiendo su naturaleza jurídica, integración y atribuciones.
La Mesa Directiva, se constituye como el órgano de gobierno que representa la unidad del Poder Legislativo y deberá conducirse bajo los principios de legalidad, imparcialidad, objetividad; misma que se integrará, atendiendo al principio de equidad de género, con una Presidencia, una Vicepresidencia y tres Secretarías, que durarán en su cargo un año.
La JUCOPO, se define como un órgano de gobierno que representa la pluralidad del Congreso, en el que se propician entendimientos y convergencias políticas con las instancias y órganos que resulten necesarios a fin de alcanzar acuerdos para que el Pleno esté en condiciones de adoptar las decisiones que constitucional y legalmente le corresponden.
La Conferencia Parlamentaria, es el órgano colegiado del Congreso, orientado a la procuración del adecuado desarrollo de las sesiones, lo que facilitará sin duda alguna, alcanzar acuerdos para que el Pleno del Congreso esté en condiciones de ejercer las atribuciones que constitucional y legalmente le corresponden y para ello, adoptará sus acuerdos por consenso de sus miembros, en cualquier caso, la Presidencia de la Mesa Directiva contará con voto de calidad en caso de empate.
Se precisan las facultades de la Diputación Permanente, como el Órgano deliberativo del Congreso del Estado, que funciona durante los periodos de receso para determinar lo conducente, por lo que hace a los puntos de acuerdo y demás asuntos que se presenten siempre que por su naturaleza jurídica, no requieran la aprobación del Pleno, en términos de lo dispuesto en la Constitución Local.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

off
A %d blogueros les gusta esto:
Fin a negocios de diputados en el Congreso de Oaxaca: Alfredo Martínez de Aguilar – Libertad-Oaxaca off