‘Fakenews’ de campaña, no sólo abarcan el falso desvío de afores en NAIM; también son utilizadas por el PRI en CDMX: Adrián Ortiz

Estos son tiempos en los que uno de los mayores cuidados que debe tener un ciudadano responsable, es a la hora de dar clic en el botón de ‘compartir’, en sus redes sociales. La web está inundada de noticias falsas o engañosas. Y aunque en realidad esta parece una estrategia exclusiva de algunos partidos de izquierda —que, por ejemplo, durante el fin de semana se dedicaron a viralizar una nota relacionada con el dinero de las afores en la construcción del nuevo aeropuerto—, en realidad hay quienes utilizan estrategias aún más temerarias al lanzar propuestas irreales, fantasiosas y hasta mal intencionadas, que además son imposibles de cumplir, sólo para tratar de convencer a un sector específico de la población que, igualmente en la ignorancia, repite y saluda dichas propuestas. Es el caso del candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

En efecto, a lo largo de los últimos días circuló una versión relacionada con la inversión realizada por algunas Administradoras de Fondos para el Retiro, en infraestructura para el nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). La nota refería que el presidente Enrique Peña Nieto había ‘dispuesto’ el dinero de las Afores de los mexicanos para financiar el costo del nuevo aeropuerto, y los encabezados de dichas notas daban a entender, e invitaban directamente a la ciudadanía, a inconformarse porque ‘nadie les había pedido su autorización’ para que dicha inversión se realizara con el dinero que cada trabajador ahorrando para sus años de vejez.

De entrada, el planteamiento de la información era bastante engañoso. Pues queda claro que independientemente de los actos de corrupción y las omisiones que puedan existir en la planeación de las inversiones, y en la construcción de la nueva terminal aérea, lo cierto es que quien en realidad puso en riesgo la inversión fue el propio López Obrador, al establecer como punto de referencia para la discusión del proyecto su decisión anticipada de cancelarlo.

Ese solo hecho, ha generado un problema importante de nerviosismo no sólo entre los inversionistas de dicha obra, sino también entre todos aquellos que están haciendo inversiones en infraestructura, y que podrían ser susceptibles de decisiones de una naturaleza más o menos similar a partir de una sola decisión gubernamental o, en este caso, de quien podría llegar a ser el Presidente de la República. En este caso, incluso, los mercados de valores y el valor de la moneda comenzó a reflejar el nerviosismo que genera una decisión, y en la que los primeros afectados podrían llegar a ser justamente aquellos sobre quienes se decidió dicha inversión.

Aún así, las posturas parecen claras, independientemente de las noticias falsas que circulan alrededor no de la decisión de López Obrador ni del financiamiento del nuevo aeropuerto, sino del nerviosismo de quienes piensan que su ahorro para el retiro podría estar en riesgo. En esa lógica, el analista Alfredo Hernández (https://bit.ly/2JdlVzB) señala que en enero de 2016 la Consar informó que las Afore podrían invertir en dos nuevos vehículos de inversión: Certificados Bursátiles Fiduciarios de Proyectos de Inversión y la famosa Fibra E. Días después, se publicaron los lineamientos y las disposiciones generales correspondientes en el Diario Oficial de la Federación.

Es importante resaltar, señala, que la naturaleza de las Afore es propiciar la inversión a largo plazo, por lo que la nueva regulación se pensó para que los ahorradores pudieran obtener mejores rendimientos (más dinero por su ahorro) con criterios de análisis y medición de riesgos confiables y bien establecidos. Las Afores cuenta con un comité de inversión y un órgano de gobierno que, de manera autónoma (es decir, sin la intervención del gobierno federal o, en general, del Estado), analizan los instrumentos de inversión existentes, y buscan aquellos que ofrezcan el mayor rendimiento a tu ahorro, con el menor riesgo posible.

En cuanto al NAICM, son cuatro las Afore que participan a través de la Fibra E: Inbursa, Pensionissste, Profuturo y Banorte XXI, con una inversión conjunta de 13 mil 500 millones de pesos. Las Afore sólo participan en 10 por ciento de la inversión, mientras que el restante 90 por ciento se distribuye entre inversionistas nacionales e internacionales, fondos institucionales, privados, bancas privadas y aseguradoras.

A su vez, podríamos abundar, en las Afores hay recursos por casi tres billones de pesos, por lo que el monto invertido en el aeropuerto no llega a ser ni el uno por ciento del total de los recursos de los ahorradores que todo el tiempo se están invirtiendo y moviendo en los mercados de valores para ganar rendimientos. Por lo que gran parte de todo lo que han dicho quienes han impulsado esta información, en realidad tiene la intención deliberada de escandalizar y preocupar, pero no informar.

 

PROPUESTAS ‘FAKE’ PRIISTAS

No es el único caso. Mikel Arriola ha soltado al menos dos propuestas que parecen francamente aberrantes. En su apertura de precampaña dijo por ejemplo que “la familia será mi prioridad, la Ciudad de México será la Ciudad de los valores, de la familia. Claramente les digo: Mikel Arriola está en contra de la adopción entre parejas del mismo sexo”; y dijo que de ganar las elecciones, en su primer día como jefe de Gobierno, someterá a consulta pública “todos los temas que nos dividen como ciudadano, como son la marihuana recreativa, el aborto, la adopción y el matrimonio entre parejas del mismo sexo, para que ahora sí todas las voces sean escuchadas”.

Este fin de semana, al inicio de su campaña formal como candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México propuso reducir a 16 años la edad de responsabilidad penal.

“Para resolver de una vez por todas el grave problema de la inseguridad pública que azota a los capitalinos, se reducirá a 16 años la edad en la que los capitalinos podrán ser procesados penalmente como adultos”, señaló el priista. “Desde el primer día de mi gobierno, mandaré una iniciativa de reforma al Congreso para reducir la edad penal de 18 a 16 años, sin descansar hasta que se haga realidad y establecer que si algún menor de 16 años comete algún delito grave, como secuestro, sea juzgado como adulto”, agregó.

Esto, igual que lo relacionado con la consulta sobre los derechos y libertades de las personas, es imposible de cumplir. ¿La razón? Que son derechos establecidos en la Constitución y en Tratados Internacionales sujetos al principio de la progresividad, lo cual significa que al ser libertades y derechos reconocidos en dichos instrumentos, no pueden ser revisados en un sentido restrictivo, y mucho menos ser cancelados. La progresividad equivale, en términos llanos, a ir siempre hacia delante en la ampliación y perfeccionamiento de dichos derechos, sin posibilidad de regresiones, porque nada de eso está sujeto a la voluntad de un gobernante ni a las propuestas políticas de un candidato.

 

NO MÁS MENTIRAS

Debemos como ciudadanos estar muy atentos a este tipo de manipulaciones. Podemos tener preferencias electorales definidas —y, de hecho, debemos tenerlas—, aunque no a costa de mentiras ni manipulaciones. Mucho menos cuando éstas son intencionadas para engañar a la ciudadanía. Al margen de la decisión democrática, debemos rechazar frontalmente tanto las noticias como las propuestas ‘fake’.

http://columnaalmargen.mx

ortizromeroc@gmail.com

@ortizromeroc

off
A %d blogueros les gusta esto:
‘Fakenews’ de campaña, no sólo abarcan el falso desvío de afores en NAIM; también son utilizadas por el PRI en CDMX: Adrián Ortiz – Libertad-Oaxaca off