Exhorta Gobierno de Oaxaca a magisterio a cerrar filas por la educación de la niñez

cueAl reconocer el mérito y la aportación de las profesoras y los profesores que con tesón y compromiso forjan en las aulas, el futuro y la grandeza de Oaxaca, el Gobernador Gabino Cué Monteagudo aseguró que México y Oaxaca viven hoy una realidad diferente en materia educativa,  situación que compromete a los Gobiernos Federal y Estatal, así como al magisterio, a los padres de familia y medios de comunicación, a cerrar filas en favor de la educación de las niñas, niños y jóvenes de Oaxaca.

            El mandatario estatal destacó que a través de su desempeño docente, pero sobre todo de su ejemplo y su compromiso con Oaxaca, el magisterio se ha erigido como un pilar fundamental para sostener los anhelos y aspiraciones de nuestro Pueblo y remontar nuestros rezagos ancestrales, para así transitar a un futuro de paz y desarrollo crecientes.

            Sin embargo, tenemos que reconocer –dijo- que a pesar del esfuerzo que todos hemos realizado, Oaxaca se ubica en el fondo de las estadísticas nacionales en materia educativa. Esta situación exige redoblar los esfuerzos e integrar un frente de lucha para vencer a nuestros verdaderos enemigos, como son el analfabetismo, la ignorancia y la inequidad que deriva de la falta de oportunidades educativas, aseguró.

            Durante su asistencia, por quinto año consecutivo, a la ceremonia del “Día del Maestro”, -donde encabezó la comida conmemorativa con profesores de la Sección 22 del SNTE- el mandatario oaxaqueño consideró impostergable que todos los sectores involucrados – Gobierno, maestros, padres de familia y medios de comunicación- reafirmen su compromiso con la educación pública, con el desarrollo académico, y desde luego, con el cumplimiento irrestricto de los calendarios escolares.

            “Los nuevos tiempos de la educación deben garantizar y respetar a cabalidad los derechos laborales de las y los trabajadores de la educación”, subrayó el mandatario.

            Acompañado del director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Moisés Robles Cruz, y del profesor Francisco Villalobos Ricárdez, Secretario de Organización de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), sostuvo que en los nuevos tiempos de la educación, las niñas y los niños de Oaxaca, no pueden ni deben pagar las consecuencias de indefiniciones, errores o insuficiencias gubernamentales o gremiales; así como tampoco pueden conculcarse los derechos educativos de las niñas, niños y jóvenes de Oaxaca, por reyertas políticas o ideológicas.

            Por el contrario, -señaló- la educación pública debe de ser factor de unión y de progreso; y de ninguna manera, motivo de confrontación, violencia o supresión de los derechos ciudadanos.

            Asimismo, manifestó que hoy las madres y los padres de familia demandan a los maestros y a sus gobernantes mejores resultados. “Frente a este reclamo ciudadano, justo e indeclinable, las autoridades y los maestros debemos trabajar unidos, en concordia y con la convicción común de servir a nuestro Pueblo, trabajando  todos en favor de la educación de la niñez”, añadió.

            Por lo que, durante la conmemoración del “Día del Maestro”, Cué Monteagudo hizo un nuevo llamado a las y los maestros oaxaqueños, a cerrar filas por Oaxaca, y para honrar y trabajar a brazo partido por la educación de la niñez, confiando en que ellos sabrán corresponder con trabajo y responsabilidad, el gran honor que significa servir a la educación de nuestros hijos.

            En ese contexto, el mandatario reiteró sus felicitaciones a todas las y los maestros en este día tan especial, en el que se conmemora y reconoce su invaluable aportación para formar una generación de oaxaqueñas y oaxaqueños comprometidos con el florecimiento de un Oaxaca de paz, progreso y prosperidad perdurables.

En su oportunidad, el Director General del IEEPO, Moisés Robles Cruz refirió que la misión histórica del magisterio, debe seguir estando en el aula; en las niñas y los niños, preservando, transmitiendo y generando más conocimiento a las nuevas generaciones, así como para fomentar una cultura de paz y de legalidad.

A su vez, el Secretario de Organización de la gremial magisterial, Francisco Villalobos Ricárdez mostró su beneplácito por compartir con los maestros y maestras que durante 20, 30 y 40 años al servicio de la educación, se han ganado el reconocimiento de la sociedad por educar en valor, civilidad, pero sobre todo la sensibilidad de enfrentar los problemas que a diario afrontan los estudiantes, padres y madres de familia, así como sociedad en general.

 

Reconocen trayectoria de profesores y profesoras

Con el fin de reconocer el esfuerzo de las y los docentes oaxaqueños que han laborado en forma ininterrumpida durante 20, 30 y 40 años de servicio de la educación, el Gobierno de Oaxaca, a través del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO),  entregó a 2 mil 654 docentes oaxaqueños de nivel básico de la entidad, las medallas, “José Vasconcelos”, “Maestro Rafael Ramírez” y “Maestro Manuel Altamirano”, que otorgan de manera conjunta los Gobiernos Federal  y Estatal.

            Durante la ceremonia del “Día del Maestro”, se concedieron también las condecoraciones, diplomas y estímulos económicos en las delegaciones de los Servicios Educativos del interior del estado, así como para la región de los Valles Centrales y la capital del estado.

            En total se otorgaron mil 137 medallas de 20 años, mil 425 por 30 años y 92 medallas por 40 años. Tales preseas honran la  memoria de dos grandes profesores que contribuyeron a la educación del país.

            “Es así como reconocemos la trayectoria y el mérito docente de 2 mil 654 trabajadores de la educación, que han entregado su vida la noble misión de formar e impartir conocimientos a nuestra niñez”, abundó el mandatario estatal. Asimismo, reiteró su felicitación a quienes reciben estas preseas, en un justo y merecido reconocimiento a su trayectoria docente.

            La medalla “Ignacio Manuel Altamirano”, se instituyó en honor a este ilustre escritor y maestro fallecido el 13 de febrero de 1893 y la presea  “Rafael Ramírez” para reconocer a los profesores que han laborado por 30 años al frente de las aulas.

El maestro Ignacio Manuel Altamirano, quién nació el 13 de noviembre de 1834 en la población de Tixtla, Guerrero, en el seno de una familia indígena, sentó las bases de la instrucción primaria gratuita, laica y obligatoria. Fundó el Liceo de Puebla y la Escuela Normal de Profesores de México, así como escribió varios libros de gran éxito en su época, en que cultivó diferentes estilos y géneros literarios. Sus estudios críticos se publicaron en revistas literarias de México.

En tanto, el profesor Rafael Ramírez Castañeda, quien nació en Las Vigas -hoy de Ramírez-, Veracruz el 31 de diciembre de 1885, fue un educador mexicano que se dedicó a organizar y desarrollar la educación rural en México. En la década de 1920 colaboró en la reforma educativa que impulsó el entonces titular de la Secretaría de Educación Pública, José Vasconcelos. La experiencia adquirida en las escuelas primarias industriales de la ciudad de México las implantó en las escuelas rurales.

 Así también la presea “José Vasconcelos”, por 20 años de servicios a la educación, es en  reconocimiento a la labor notable del ilustre oaxaqueño a favor de la educación y quién ocupó la titularidad de la Secretaría de Educación Pública al crearse esta dependencia.

off Exhorta Gobierno de Oaxaca a magisterio a cerrar filas por la educación de la niñez – Libertad-Oaxaca off