Europeos endurecen medidas contra refugiados que piden asilo

refugiadosNi Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa(OSCE) ni varias ONG lograron desestimular al Parlamento danés de que votara una reforma que endurece las medidas contra los que buscan el estatus de refugiado en el país. Hungría también quiere cerrar sus fronteras, y en Suecia corre el miedo porque un extranjero mató a una cuidadora en un centro de asilo.

Dinamarca ya tenía una ley que desestimulaba la llegada de personas como refugiados, pero aun así hubo ingresos en 2015 y las autoridades decidieron dar un paso más en su carrera por convertir al país en el menos atractivo para los migrantes. Ahora les pueden confiscar sus bienes, demorar la llegada de sus familiares y aplazar la residencia, según la norma adoptada ayer en el Parlamento.

El primer ministro liberal, Lars Løkke Rasmussen, apoyado por el Partido Popular Danés –hostil a la inmigración–, asume plenamente la autoría de lo que califica como “el proyecto de ley más incomprendido de la historia de Dinamarca”. La votación de ayer fue una formalidad, pues ya se habían hecho las concesiones necesarias para que el plan consiguiera el apoyo de los socialdemócratas, primer partido de la oposición, y otras dos pequeñas formaciones partidarias.

Entre las medidas vigentes hasta ahora se destacaba la reducción de las prestaciones sociales, el endurecimiento de los permisos de residencia y la publicación de anuncios disuasivos en la prensa de algunos países árabes.

Ahora, además, la Policía podrá registrar el equipaje de los migrantes y hacerse con el dinero en efectivo que supere las 10 mil coronas (US$ 1.450) y los efectos personales cuyo valor supere el mismo umbral. El texto inicial preveía para estos un límite de apenas 3.000 coronas. Quedan exentas de esta medida las alianzas y otros objetos de valor sentimental.

Este punto en particular suscitó en la prensa extranjera comparaciones con la confiscación de bienes que sufrieron los judíos en la Alemania nazi. El gobierno danés lo presenta en cambio como una contribución de los migrantes al país, según sus posibilidades. El dinero recabado estará lejos de financiar la estadía de los demandantes de asilo, en cualquier caso. El Partido Popular Danés plantea otro objetivo: “lo que decimos es que si alguien quiere venir a Europa, más le vale evitar Dinamarca”, dijo su portavoz Martin Henriksen.

Los demandantes de asilo que gocen de una protección menor, es decir los que huyen de la violencia en general y no tanto de una amenaza contra su persona, deberán esperar tres años antes de pedir el reagrupamiento familiar, y no uno. El examen de su solicitud puede durar luego varios años, y los refugiados deberán costear el viaje de su familia.

Asimismo, los permisos de residencia serán acortados de cinco a dos años para aquellos que gocen de una protección más elevada. Los que quieran un permiso de residencia permanente tendrán que desembolsar 3.700 coronas (unos € 500), haber trabajado durante dos años y medio en los últimos tres años y tener un nivel más elevado de danés.

Agencias

off Europeos endurecen medidas contra refugiados que piden asilo – Libertad-Oaxaca off