ENTREVISTA: Diga quién le debe: Cárdenas: Francisco J. Sánchez

I

Cuauhtémoc Lázaro Cárdenas Solorzano, cabeza visible de la mayor fractura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los ochentas con la Corriente Democrática y líder unificador del movimiento electoral opositor más importante de finales de siglo con el Frente Democrático Nacional (FND), -origen del PRD-, es corto y reacio cuando se trata temas electorales del país.

-Yo no estoy en proyectos electorales- ataja el tres veces candidato presidencial, dos de ellas por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en una entrevista concedida a La Coyuntura en la Ciudad de Oaxaca.

La pregunta es directa: ¿Qué rescata de la experiencia de hace 30 años para el próximo proceso electoral del 2018, con un aspirante como el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que al igual que él, va por su tercer intento?

Y es que horas antes en la Ciudad de México, Ifigenia Martínez y Hernández, ex priista, economista, política y fundadora del PRD, llama a la reconciliación de las izquierdas -como lo hizo como promotora del FDN en las elecciones de 1988 con Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, formados dentro del Nacionalismo Revolucionario- para constituir “coalición horizontal” para  el próximo año.

“Este llamado no es espontáneo ni novedoso” – dijo al mediodía Martínez Hernández, acompañada de líderes perredistas como Carlos Sotelo y el exgobernador de Michoacán Leonel Godoy- y precisó: es la misma convocatoria que se hizo hace tres décadas para constituir el FDN o las coaliciones del 2006 y 2012 hasta el acuerdo de unidad de López Obrador, líder nacional de Morena.

                                                                                     

II

 

Dos horas menos de la media noche del viernes, Cárdenas Solórzano cena en un restaurante de la ciudad de Oaxaca con columnistas, empresarios, ex priistas, perredistas y profesionistas, previo a la presentación de su libro “Cárdenas por Cárdenas”, una biografía de su padre, el presidente Lázaro Cárdenas del Rio.

Con ellos, reconoce la decadencia de la izquierda en el país, sin principios y sin programas, incluso deja la convergencia para alcanzar un punto de acuerdo entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Acción Nacional (PAN) a la congruencia de sus programas y sus principios.

Ese es su límite autoimpuesto, calculado para comentar sobre la crisis de las izquierdas en el país.

III

Cuando Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, -uno de los políticos ex priistas más brillantes y polémicos del país-, cumplió 80 años, reconoció que su generación “en alguna medida fracasó en sus propósitos fundamentales” de evitar la instauración del sistema neoliberal en el país, que en otras palabras sintetiza: él y ellos dejaron “la historia a medias”.

“Se quedó a medias la democratización del país, se quedó en el tintero la Reforma del Estado y nadie puede decir que la situación del país sea mejor hoy que entonces”, advirtió hace cuatro años en una entrevista al semanario Proceso.

Promotor de la Corriente Democrática del PRI, junto con Cárdenas Solórzano, Martínez Hernández, López Obrador, Rodolfo González Guevara, otro de los principales teóricos del llamado “Nacionalismo Revolucionario, -que se oponía al progresivo neoliberalismo-, Muñoz Ledo reconoce “éxitos individuales”.

Es decir, su generación, la que se desprendió del partido institucional y que parte de ella caminó al centro-izquierda en una coalición de partidos –incluso llamados “parásitos” o “parestatales” para contender en la elección presidencial de 1988-, logró que el sistema político cambiara, pero eso no significó que cambiara para mejorar.

“La transición mexicana se descarriló porque hubo una traición a los principios democráticos que la inspiraron y porque no se pudo cambiar de modelo. Es falso que la transición culmine con la alternancia de 2000”, reconoce quien fuera caso inédito por convertirse en el líder nacional del PRI y del PRD.

IV

 

En un improvisado vestíbulo, Cárdenas Solórzano, -el otrora representante del espíritu del “Nacionalismo Revolucionario” de la Corriente Democrática, una generación de políticos que nació, creció y gobernó en el poder institucional del PRI, pero que lo fracturó hace tres décadas años en su lucha contra la “burocracia tecnócrata”-, platica breve, muy breve en la ciudad de Oaxaca. Así es él.

La Coyuntura: Hace 30 años arranca un proceso histórico que concluye en el Frente Democrático Nacional, -un esfuerzo aglutinador de las izquierdas que va de las revolucionarias hasta el priismo del “Nacionalismo Revolucionario”- y  que hoy hace crisis: ¿Qué rescata después de 30 años?

Una clara propuesta de cambio en el país, una clara propuesta de encauzar al país por una senda de crecimiento económico, de honradez, de combate a la corrupción, en fin, resolver sus problemas, esto es lo que planteo el Frente Democrático Nacional en 88 y que son cuestiones pendientes todavía.

¿Inclusive el modelo económico? –se le insiste-.

Sin duda.

-Una autocrítica de la clase política que en esa época era priista…-se le vuelve a insistir.

– Sin duda, sin duda. Desde entonces se planteó un camino distinto al neoliberal que nos han impuesto desde hace casi 40 años…

– Los años llevan al análisis y las reflexiones. ¿Qué rescata de esos hombres y mujeres, de esa generación del Frente Democrático Nacional como Ifigenia Martínez, Porfirio Muñoz Ledo…?.

– Cada quien tomó su camino y cada quien tiene su propia historia…

Le tocará escribir sus reflexiones sobre este proceso…

No le sé decir, no lo sé decir. No lo tengo en proyecto en este momento…

– La mayor parte de ciudadanos desconocen los proyectos de los partidos y se van con las figuras: ¿Qué es lo rescatable del proceso del 2018, cuando otro candidato de las izquierdas como Andrés Manuel López Obrador va por tercera ocasión como aspirante a la Presidencia?

– Yo no estoy en proyectos electorales. Estamos planteando un proyecto de cambio para el país, un modelo de desarrollo político, económico y social totalmente distinto al que se nos ha impuesto, que ha excluido socialmente a muchos todo tipo de beneficios, que ha generado pobreza, que generado violencia, que ha generado corrupción, delincuencia, eso es lo que hay que cambiar…

-¿Esa generación, la de usted, la del Frente Democrático Nacional (FDN), le queda a deber al país después de 30 años?

– Mire, ahí habría que ver quién es quién… y uno seguramente le debemos; otros seguramente no le debemos…usted ponga nombres y usted diga quien le debe y quien no le debe…

El autor es especialista en periodismo, comunicación y marketing político. Director General de la www.coyuntura.com.mx

@lacoyunturamx

@lacoyunturaoax

off
A %d blogueros les gusta esto:
ENTREVISTA: Diga quién le debe: Cárdenas: Francisco J. Sánchez – Libertad-Oaxaca off