Entra SAT a marinas y al golf

satEl SAT emprendió un nuevo programa contra la evasión fiscal de contribuyentes, esta vez en clubes deportivos de todo el País.

Quiere saber cómo y en qué gastan, con qué pagan y quiénes son todos y cada uno de los socios, accionistas y usuarios de clubes de golf y de polo, marinas de yates, centros hípicos y hasta clubes campestres.

Según pudo comprobar REFORMA, este tipo de agrupaciones en diversos estados han recibido oficios de las oficinas locales del Sistema de Administración Tributaria, en los que se les exige entregar la información en este mes.

En su requerimiento, el SAT pide a los clubes 11 rubros de información personal de los usuarios como RFC, CURP, domicilio, nombre completo, fecha de ingreso, correo electrónico y detalles sobre sus gastos:

“10.- Monto anual de las operaciones realizadas en 2014 por el uso de las instalaciones y consumos por parte del afiliado.

“11.- Forma en que el afiliado realizó los pagos. Puntualizar si fue con tarjeta de crédito, débito o efectivo. En caso de haberlo realizado con tarjeta, proporcionar nombre del banco emisor, nombre del titular y número de tarjeta”.

Este programa fiscal ha provocado alarma entre deportistas y asociaciones.

Inclusive algunos han recurrido a consultar a expertos fiscalistas para asesorarse, pues consideran que la autoridad podría estarse extralimitando.

Por ejemplo, Pablo Suinaga, presidente de la Federación Mexicana de Golf, expresó que el organismo trabaja en un acuerdo que satisfaga a la autoridad hacendaria, pero sin exponer los datos personales de los socios.

“Despachos de asesores externos han manifestado a los clubes, en su opinión, (que algunos puntos del requerimiento del SAT) representarían una violación a (la protección de) los datos personales.

“Hemos platicado con los funcionarios cuáles consideramos que son esos datos que violarían la privacidad de cada uno de ellos. Hemos platicado la posibilidad de eliminar esos datos del requerimiento”.

Suinaga confirmó que prácticamente todos los clubes de todo el País han recibido requerimientos.

Uno de ellos es el Club de Yates de Acapulco, que apenas el martes notificó a sus socios de los requerimientos del SAT.

“Se debe entregar la información para no incurrir en las infracciones que se señalan en el Código Fiscal de la Federación y que podrían dar lugar a que se impongan las multas correspondientes”, advierte en un oficio.

Manuel Toledo, especialista fiscal del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), explicó que con la reforma fiscal de 2013 varios clubes deportivos cambiaron de esquema fiscal y eso pudo abrir la puerta a una mayor vigilancia.

Antes de la reforma, detalló, muchos clubes deportivos estaban considerados como personas sin fines de lucro y, a partir de 2014, pasaron a formar parte del régimen general de personas morales dentro de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR).

reforma.com

off Entra SAT a marinas y al golf – Libertad-Oaxaca off