Entierran en Kobane a niño sirio ahogado

entierroEl cuerpo del niño sirio ahogado frente a la costa de Turquía, Aylan Kurdi, el de su hermano Galib y el de su madre fueron enterrados en la ciudad kurdo siria de Kobane.

Anoche fueron enviados en un vuelo a Estambul.

Abdula Kurdi, el padre de los niños, lleno de dolor, fue recibido por las autoridades turcas y, a primera hora de la mañana, los cuerpos de su familia fueron llevados en avión a la ciudad sudoriental de Urfa, desde donde cruzaron a Kobane, de la que procedían, según constató la agencia Reuters.

Legisladores turcos acompañaron a Kurdi hasta Kobane. A los periodistas y a un grupo de gente se les impidió pasar un retén a tres kilómetros de la frontera.

Decenas de dolientes se agruparon en torno de los cuerpos cuando los tendieron en la tierra seca y yerma. Las paladas de tierra alzaron nubes de polvo.

Algunas tumbas están marcadas de manera improvisada con bloques de concreto.

Kurdi y sus familiares lloraban mientras los cuerpos eran enterrados juntos durante la “Ceremonia de los Mártires”.

El hombre rechazó la oferta de Canadá de recibir asilo como refugiado, un asilo que el pasado junio le había sido denegado a la familia por las mismas autoridades de inmigración canadienses, lo que les llevó a iniciar su mortal travesía desde Bodrum.

La fotografía del cuerpo varado en la orilla de una playa de uno de los niños, Aylan Kurdi, de 3 años, apareció esta semana en periódicos de todo el mundo, provocando la compasión y la indignación ante lo que se percibe como inoperancia de las naciones desarrolladas en la ayuda a los refugiados.

El hombre dijo que decidió intentar llegar a Europa con su familia después de que Canadá, donde vive su hermana, negara su pedido de asilo.

En declaraciones en el cruce fronterizo, Kurdi comentó que esperaba que la muerte de su familia motivara a los Estados árabes a ayudar a los refugiados sirios.

“Quiero que los Gobiernos árabes -no los países europeos- vean (qué les pasó a) mis hijos y que por ellos ayuden a la gente”, señaló más temprano a periodistas en el cruce fronterizo mientras las ambulancias trasladaban a los tres cuerpos desde Turquía a Siria.

“Deseaba ir a Europa por el bien de sus hijos”, comentó su tío Suleiman Kurdi a la agencia Associated Press.

“Ahora que han muerto, quiere quedarse aquí en Kobane con ellos”.

La ruta entre Bodrum, en Turquía, y Kos, a sólo unos pocos kilómetros, es una de las más cortas entre Turquía y las islas griegas, pero sigue siendo peligrosa.

Cientos de personas al día tratan de cruzarla a pesar de los riesgos bien conocidos.

La agencia de refugiados de la ONU estima que más de 300 mil personas utilizaron rutas marítimas peligrosas en lo que va del año para llegar a Europa. Unas 2 mil 500 perdieron la vida.

Kurdi dijo que la embarcación en la que viajaba él y su familia volcó momentos después de que el capitán, que fue descrito como un hombre turco, entró en pánico y abandonó el barco, dejándolo como el capitán de facto de un pequeño bote superado por un mar agitado.

En un comunicado de la Policía, filtrado después a la agencia de noticias turca Dogan, Kurdi dio un relato diferente, negando que haya habido un contrabandista a bordo.

Sin embargo, los contrabandistas a menudo instruyen a los migrantes que si son detectados, deben negar su presencia.

Un legislador canadiense dijo ayer que la familia, que huía del conflicto en Siria, había sido rechazada en un intento de ingresar legalmente a Canadá a pesar de que tenía parientes cercanos que les ofrecieron apoyo financiero y refugio.

Posteriormente el Departamento de Ciudadanía e Inmigración de Canadá dijo que la solicitud fue presentada incompleta y que no cumplía con los requisitos reglamentarios.

reforma.com

off Entierran en Kobane a niño sirio ahogado – Libertad-Oaxaca off