En mi gestión la tarea cultural es de equipo: Ana Vásquez Guzmán

*La titular de Seculta aseveró que pese a los cuestionamientos ella está segura que la sociedad en poco tiempo se dará cuenta que las cosas se están haciendo bien su dependencia.

*A pesar de los pocos recursos con que operan, hoy se han logrado avances sustanciales.

Diálogo, transparencia, humildad y disposición para atender la tarea encomendada por el mandatario estatal, Alejandro Murat Hinojosa, es lo que ofrece Ana Vásquez Guzmán, titular de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA).

La tarea no es fácil lo sabe y, mientras escudriña en sus recuerdos, sus enormes ojos reflejan el dolor  por la pérdida de quien le dejara como herencia el enorme reto de servir a la entidad con la misma entrega y dedicación, su padre, el ex gobernador Pedro Vásquez Colmenares.

A últimas fechas, los cuestionamientos respecto a la labor que desempeña Vásquez Guzmán, han sido constantes y pese a ello, la funcionaria continua segura de que poco a poco la sociedad  se convencerá de que las cosas se están haciendo en el área que tiene a su cargo.

El reto es enorme dice, y aunque no se sepa mucho de su trayectoria, su paso por  la administración pública no es nuevo, Ana Vásquez ha tenido a cargo programas como el de Proyectos Culturales en la administración del ex presidente Ernesto Zedillo.

Desde hace muchos años, la servidora pública quería volver a Oaxaca, hoy, en esta oportunidad que le ofrece el mandatario estatal Alejandro Murat Hinojosa, su esfuerzo se centra en atender una de las áreas más importantes, pero también, donde se obliga a escuchar todas las voces para fortalecerla y poder aterrizar sin contratiempos su proyecto de trabajo.

Ana Vásquez reconoce que en Oaxaca hay mucha gente que sabe del tema, por ello su interés de mantener una política de puertas abiertas y de dialogo, para lograr el concierto que conlleve a la aplicación de estrategias con las que se impulse la tarea cultural en la entidad.

En entrevista con Libertad- Oaxaca la titular de SECULTA, argumenta que cada una de las cosas que se han tergiversado, como el tema de la Sinfónica, tiene una explicación que en nada tiene que ver con lo que de pronto se informa en los medios de comunicación.

“Se habló de una reestructuración de la Sinfónica que nunca se pretendió, en cambio no se dijo que los músicos estaban contratados para un proyecto que feneció el 31 de diciembre de 2016; tampoco se informó que había una disparidad salarial que provocó que hubiera músicos de primera y de segunda, dispendio en gastos que fue injustificado, me parece que debemos ser claros en lo que sucede”, dice.

Si hay manera de hacer las cosas, lo estamos demostrando ahora que tenemos una sinfónica del mismo tamaño que la del 2016 pero en condiciones mejores, con un experto al frente, con igualdad salarial y  ampliación de repertorios que fortalecen sus capacidades musicales, agrega.

La servidora pública se siente satisfecha porque se logró reencauzar el proyecto, pero reconoce que hay muchos otros retos en el sector, el colapso financiero con el que se recibió la administración obviamente golpeo a la SECULTA, que el primer día  tuvo que resolver el adeudo de cinco meses con la Comisión Federal de Electricidad, para que el Teatro Alcalá, el Juárez y las oficinas centrales de la dependencia no se quedaran sin luz, a pesar de que ese rubro estuvo considerado en el presupuesto anterior.

“Encontré la dependencia empobrecida, con los recursos materiales muy deteriorados, al Teatro Alcalá, por ejemplo, no se le ha dado mantenimiento mayor desde hace casi 18 años, hallamos  que muchas asociaciones civiles y proveedores, como en la mayoría de las dependencias, se les adeudaba casi 30 millones, eso sin contar situaciones que se provocaron por decisiones equivocadas, como sacar al Museo de Arte Contemporáneo del presupuesto”, expone la secretaria de Cultura.

La funcionaria, añadió que un caso aún más grave es el del edificio del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO), inaugurado por Gabino Cué en los últimos días de su sexenio, una construcción con vicios ocultos que se edificó sin considerar que será una escuela donde converjan alumnos que inician desde los 5 años y, cuyos barandales, por ejemplo, representan un serio riesgo para ellos, pero además sin salidas de emergencia, con problemas de diseño estructural que ponen en riesgo la seguridad del alumnado, lo que implica que la administración actual tenga que reinvertir para corregir el problema.

Atender la problemática de un sector que tiene a cargo el Teatro Alcalá, el Teatro Juárez, el Centro de Convenciones Monte Albán, el CIMO, el Taller de Artes Gráficas Rufino Tamayo, la Banda de Música del Estado, la Orquesta Sinfónica, la Orquesta Primavera, la Compañía de Danza Costumbrista, la Contemporánea y la Marimba del Estado, entre otras, requiere de tiempo que no alcanza para atender los retos de la dependencia que además apoya asociaciones culturales, gestores, promotores, artistas, académicos, escritores y periodistas.

La gama cultural en Oaxaca es extensa y la tarea de Seculta, también incluye los temas de conservación del patrimonio cultural material e inmaterial atendido por el Instituto de Patrimonio Cultural de Oaxaca; mucho trabajo, poco dinero, pues para la operación de esta dependencia sólo se cuenta en los hechos con el 9% del presupuesto asignado para su desempeño que es del orden de los 155 millones. Y es que el resto, está, como en todo gobierno, destinado al gasto corriente – salarios, luz, etc.-.

“Es muchísimo trabajo y muy poquito dinero, me he dedicado a gestionar y gracias a la solidaridad del gobernador y la sensibilidad que demostró la federación con Oaxaca, hemos logrado reunir 33 millones con los que estamos resolviendo lo de todo un año”, comentó Ana Vásquez.

La secretaria de Cultura en Oaxaca, dijo que además se debe cambiar la relación con la sociedad y dejar la actitud paternalista para dar paso al activismo cultural organizado por la población a la que el estado debe apoyar, sin preferencias.

Hay que actuar con transparencia, señaló, porque no debe ocultarse la manera en que se ocupa el dinero público, hay que transparentar e involucrar a la gente, de ahí la creación del Consejo de Participación para el Desarrollo Cultural en el estado, que a través de mesas de trabajo ha incluido las opiniones de promotores, artistas y gestores en el documento que forma parte del Plan Estatal de Desarrollo.

En cultura, tratamos de incorporar la visión ciudadana, la cooperación de la sociedad en el quehacer que desempeñamos es sumamente importante, por ello, a pesar de que no es directamente nuestra responsabilidad intentamos involucrar también en la tarea a los presidentes municipales, para que a través de las 72 Casas del Pueblo, 52 Casas de la cultura y 471 Bibliotecas que existen en la entidad  se cumpla el cometido de generar participación ciudadana en el tema, informó.

En mi gestión, el trabajo es de equipo, de suma de voluntades con la sociedad por eso mi ofrecimiento es de seguir atenta y con humildad escuchar a quienes saben de este asunto porque no tengo la verdad absoluta para generar soluciones donde hay problemas, hacer más con menos, dialogar y tener apertura siempre para lograr que la tarea por la cultura se fortalezca e impulse, puntualizó Ana Vásquez Guzmán.

Jaqueline Robles/Libertad Oaxaca

off
A %d blogueros les gusta esto:
En mi gestión la tarea cultural es de equipo: Ana Vásquez Guzmán – Libertad-Oaxaca off