Elecciones 2016: mitos (3) No fue contra Peña Nieto: Carlos Ramírez

carlosAunque la interpretación política le quiere endosar la derrota al presidente Peña Nieto, el análisis de las cifras electorales del domingo 5 de junio podría llevar a otras conclusiones: el PAN ganó perdiendo y el voto de castigo fue más contra gobernadores salientes.

El dato más importante del análisis de algunos resultados electorales estatales señala que la oposición perdió votos respecto a las elecciones de gobernador en el 2010 pero Morena le quitó más votos al PRI. En este sentido, el mensaje del electorado fue contra gobernadores salientes.

Dos datos más: en las elecciones estatales del 2016 hubo menos votantes que en el 2010 y que el voto útil que benefició a candidatos del PRI hace seis años y en el 2016 se pasó a la oposición.

Cuatro casos impiden una generalización:

Oaxaca. La coalición PRI-Verde de los Murat ganó con casi 117 mil votos menos de los que sacó el candidato del PRI-Verde en 2010, Eviel Pérez Magaña; la caída fue de casi 10 puntos porcentuales . En cambio, la coalición PAN-PRD que había ganado en el 2010 con casi 734 mil votos (50.1%), bajó en el 2016 a 387 mil votos (24.9%), pero por el hecho de que Morena le quitó 353 mil votos (22.85). El PRI-Verde ganó perdiendo votos.

Veracruz fue un  caso singular. El candidato del PAN-PRD, Miguel Angel Yunes Linares, ganó la gubernatura con menos votos de los que registró como candidato derrotado en el 2010: hace seis años acumuló un millón 227 mil votos y en el 2016 acreditó 945.6 mil votos, casi 384 mil votos menos y bajó en seis años su porcentaje electoral de 41.5 a 34.4%. El candidato del PRI en el 2016 sumó casi 840 mil votos, contra el un millón 356 mil votos del 2010, una caída de más de 517 mil votos y una disminución del porcentaje electoral de 43.5% a 30.5%. En Veracruz también Morena desequilibró la distribución del voto. Pero el hecho fue que Yunes Linares ganó con menos votos.

Chihuahua. El dato más significativo fue que el PAN mantuvo el mismo volumen de votos en el 2016 que el alcanzado en el 2010, pero el PRI tuvo que pagar el voto de castigo contra el gobernador César Duarte: el PRI pasó de 600 mil votos en el 2010 a casi 357 mil en 2016. El factor de reacomodo del voto fue el candidato empresarial sin partido José Luis Barraza, quien se alzó con 18% de los votos; es decir, la derrota del PRI fue producto de votos priístas útiles que se fueron con Barraza, expresidente de la Coparmex, el sindicato empresarial conservador.

Quintana Roo. El voto de castigo de priístas a priístas fue menor porque el PRI apenas perdió 5 mil 700 votos en el 2016 con respecto al 2010. La victoria opositora fue por la suma de votos del PAN y del PRD que fueron separados en el 2010 y aliados en el 2016; la alianza agregó más de 82 mil nuevos votos de nuevos votantes.

Por tanto, la victoria de la oposición fue de cifras consolidadas: el PRI recibió el voto de castigo local, la oposición perdió votos, Morena desequilibró reparto y el sentido del voto fue local y no presidencial.

 

-0-

 

Política para dummies: La política es no entender los mensajes del pueblo… y seguir como si nada porque el pueblo se tiene que adecuar a la política.

 

 

Sólo para sus ojos:

  • A veces los nuevos políticos dan ternura. La todopoderosa presidenta del PRI en el DF, Mariana Moguel Robles, dijo que su mamá Rosario Robles la había regañó por la derrota. No, pos sí.
  • Comienza la carnicería en el PRI: el expresidente César Camacho culpa al líder Manlio Fabio Beltrones por la derrota; obvio, Camacho quiere ganarse un lugar en la lista de presidenciables priístas que se ajustó por los resultados del 5 de junio.
  • El saldo de votos para el PRI del DF en votación para constituyente fue grave: hubo más votos para candidatos independientes y más votos nulos que los 150 mil votos para el PRI en una población de 8 millones de personas.
  • Muy comentada la posición tibia de Beltrones en la mesa redonda el domingo por la noche en Televisa: el presidente del PAN, Ricardo Anaya, se burló hasta que se canso y el sonorense careció de la fiereza política que se le conocía. Hasta el conductor Joaquín López Dóriga le dijo a Beltrones que debía de contestar los insultos. Ahí se vio, dicen los que saben, la salida de Beltrones del PRI.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

—30—

off Elecciones 2016: mitos (3) No fue contra Peña Nieto: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off