El PRI se blinda para el 2018: Luis Octavio Murat

luis-octavio-muratFue en el gobierno de Ernesto Zedillo cuando los economistas empezaron a usar la palabra blindaje como el calificativo preciso para la protección de rubros de la economía del país aplicando medidas preventivas para cuando llegaran los momentos difíciles la economía mexicana estaría protegida contra alzas y bajas de los precios, principalmente los del petróleo, tal y como aconteció en este 2015.

Claro que este blindaje tiene su costo y en el caso de México, la Secretaria de Hacienda, que encabeza Luis Videgaray Caso, contrató las coberturas petroleras a fin de proteger el 100% de los ingresos petroleros durante todo el año 2015; por lo que los precios del petróleo mexicano quedaron a salvo a un precio de 79 dólares; pagando el gobierno mexicano por este blindaje 773 millones de dólares equivalentes a 10,467 millones de pesos con una cobertura de 228 millones de barriles. Estas negociaciones implicaron 40 operaciones en el mercado para tener derecho a vender el barril de petróleo a 79 dólares; estas opciones se llevarían a cabo en el caso de que la mezcla mexicana bajara a 76 dólares.

Posiblemente, ustedes se preguntaran ¿y eso que tiene que ver con el “partidazo”? puesto que la cabeza de esta entrega se titula – El PRI se blinda para el 2018 – pero empezando en el 2016. Bueno, debo aclarar que el blindaje no se refiere únicamente para proteger al petróleo, también a personas y muchas otras cosas más, como en este caso al partidazo, me explicaré…

Recordemos que el primer acuerdo en la XXXV Sesión Extraordinaria del Consejo Político Nacional fue el que se refiere a la “participación ciudadana de simpatizantes en los procesos internos para la elección y postulación de los candidatos a gobernador, dentro de los procesos electorales locales ordinarios 2015-2016”. El X punto del acuerdo señala y establece que la “Comisión Política permanente consideró conveniente respaldar la apertura institucional para la inclusión y la participación activa de los ciudadanos simpatizantes, convencidos de la posibilidad de que los triunfos electorales del PRI puedan ser encabezados por estas, con motivo de los procesos electorales locales ordinarios 2015-16 años en los que se elegirán gobernadores en los estados de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas”. En el documento se precisa también que el Consejo Político Nacional aprobó la inclusión de ciudadanos en las candidaturas a gobernadores, a diputados y senadores al Congreso de la Unión “cuando su prestigio, fama pública, además de los estudios demoscópicos, señalen que se encuentran en un nivel de reconocimiento y aceptación superior al de los militantes que aspiren al cargo”.

No todos los estados como Quintana Roo y Puebla han aceptado dichos acuerdos, por el contrario, los requisitos se han endurecido para las candidaturas ciudadanas por lo que acceder a una de ellas es, hasta este momento, prácticamente imposible lograrlo; es decir, se impusieron requisitos para que no puedan cumplirse y por lo tanto aspirar a una candidatura ciudadana no es una alternativa democrática en Puebla, en Quintana Roo, en Sinaloa, en Durango, en Zacatecas, en Tlaxcala, en Oaxaca, en Hidalgo, en Veracruz, en Tamaulipas y Chihuahua. En estos estados, siete de ellos exigen como principal requisito el 3% de las firmas del padrón electoral, cuatro el 2% y uno el 2.5%; lo que se traduce como un endurecimiento a fondo para evitar “irse por la libre” y así, mantener el status de la partidocracia.

A pesar de toda esta barrera de obstáculos, el partidazo ve más lejos la situación política electoral actual. Sabedor de que la partidocracia atraviesa por una grave crisis de desprestigio debido a las conductas torcidas de varios militantes y representantes en los poderes de la Unión en todos los Partidos Políticos, el PRI ha decidido blindarse poniendo la mira mas allá del 2015 y 2016; estamos hablando de la elección presidencial del 2018, fecha que hasta ahora no le da al partidazo claridad de una candidatura ganadora frente a un “mesías” que ha afilado los colmillos en forma peligrosa en contra del partido de Manlio Fabio Beltrones, al que califica como “la mafia en el Poder”.

Encontrar al candidato que pueda vencer a dos adversarios de la estatura de Margarita Zavala o a López Obrador, casi seguros candidatos del PAN y MORENA; coincidiendo con mi apreciación el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong y las encuestas de Buendía y Asociados; con los cuadros políticos del partidazo, hasta ahora mostrados, como diría el chamaco de enfrente, “esta cañón ganarles”.

Pero, en caso de continuar la situación actual – en política es raro que suceda – pero de ser así, el partidazo esta blindado y una candidatura independiente le vendría muy bien, sobre todo cuando existen cuadros universitarios de primera línea que gozan del mayor prestigio ciudadano y profesional.

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

Blog: https://luisoctaviomurat.wordpress.com

off El PRI se blinda para el 2018: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off