El peso tiene su mejor semana en casi 7 años

El peso cerró este viernes con broche de oro, pues tuvo su mejor semana en casi siete años en los primeros cinco días tras la elección presidencial del 1 de julio donde resultó triunfador Andrés Manuel López Obrador.

La divisa acumuló esta semana una ganancia de más de 46%, la mayor desde la que finalizó el 28 de octubre de 2011, de acuerdo con el precio de referencia de la agencia de noticias Reuters.

Al mayoreo, el dólar terminó este viernes en 19.0945 pesos a la venta, lo que significó una ganancia en la sesión de 0.70% para la moneda nacional en comparación con el cierre oficial previo, según datos de Banco de México (Banxico).

En la semana acumuló una ganancia de 3.91% equivalente a 77 centavos, pues el viernes pasado el dólar spot se vendió en 19.8730 pesos, de acuerdo con las cifras de Banxico.

En ventanillas bancarias, el dólar se vendió este viernes en 19.35 pesos, es decir, 15 centavos más barato respecto al último precio del jueves, y a la compra en 18.55 pesos, según la cotización de Citibanamex.

En la semana el dólar bajó 60 centavos en los bancos.

En BBVA Bancomer, la divisa estadounidense cerró en 19.46 pesos, es decir, 15 centavos menos respecto al cierre previo, y a la compra operó en 18.38 pesos.

“La apreciación del peso ha estado apuntalada por los esfuerzos de comunicación de quienes integrarán el próximo gobierno federal en México incluido López Obrador, pues durante la semana se dedicaron a reducir la incertidumbre y a reiterar que manejarán políticas económicas prudentes, promercado y que trabajarán en conjunto con el sector empresarial”, dijo la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller, en un reporte tras el fin de la sesión.

Los activos locales han reaccionado positivamente tras el holgado triunfo en las elecciones presidenciales de Andrés Manuel López Obrador, quien está enviando, junto con su equipo, mensajes que han sido bien recibidos por los mercados.

López Obrador se reunió esta semana con el presidente Enrique Peña Nieto y organismos empresariales, y conversó telefónicamente con el presidente estadounidense, Donald Trump, mientras que sus asesores han dicho que están a favor de la renegociación del TLCAN.

Siller apuntó que la recuperación del peso tras la elección ha sido la regla y no la excepción, con base en lo ocurrido en los comicios presidenciales de 2000, 2006 y 2012.

“Por este motivo, la apreciación del peso sólo confirma que durante la semana se redujo la especulación en contra de la moneda nacional que se había acumulado particularmente desde la segunda mitad de mayo”, acotó.

La apreciación del peso de esta semana inició cuando Trump y Obrador sostuvieron una conversación telefónica .

Pero la ‘fiesta’ del peso por la tranquilidad en el mercado tras los mensajes del virtual presidente electo aún enfrenta riesgos.

“Aunque por ahora el mercado parece tranquilo con las primeras señales del siguiente gobierno, hacia adelante la opinión de los mercados financieros … podría variar sujeto a que la política económica, en particular la política fiscal, se conduzcan de manera prudente”, advirtió Siller.

“Asimismo, los mercados vigilarán muy de cerca las modificaciones que pueda buscar la siguiente administración en materia energética”, agregó.

La moneda mexicana ignoró este viernes el inicio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos porque el mercado ya lo daba por descontado, pero el riesgo de que sea afectada dependerá de si escalan las tensiones.

Pero el peso no puede cantar victoria y existe el riesgo de que tenga presiones al alza ligadas justamente a temas comerciales.

“En las siguientes semanas el tipo de cambio también podría enfrentar presiones al alza, en particular si se observa un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense con la implementación de nuevas estrategias proteccionistas por parte de Estados Unidos, como la posible imposición de aranceles a productos automotrices provenientes de la Unión Europea”, añadió Banco BASE.

La moneda nacional también avanzó tras la publicación del dato de empleo en Estados Unidos.

La tasa de desempleo en ese país subió a 4% en junio, contra 3.8% del mes anterior, pero las contrataciones se mantuvieron sólidas, según cifras del departamento de Trabajo publicadas este viernes.

La creación de empleos fue más fuerte de lo previsto, con 213,000 nuevos puestos, mientras que analistas esperaban unos 195,000.

Asimismo, el departamento de Trabajo revisó al alza la creación de empleos para mayo, cifrándola en 244,000, contra la de 223,000 estimada inicialmente.

Para la próxima semana el mercado cambiario estará atento a la reunión prevista entre Mike Popeo, secretario de Estado de EU, la cancillería de México y el virtual presidente electo López Obrador.

Expansión

off
A %d blogueros les gusta esto:
El peso tiene su mejor semana en casi 7 años – Libertad-Oaxaca off