El “periodista” de la costa: Horacio Corro Espinosa

horacio corroComo muchos otros de mis compañeros periodistas, casi siempre me he preocupado y solidarizado por los del gremio que han sufrido ataques físicos o verbales, principalmente de la entidad oaxaqueña.

Cada que hay una amenaza a algún periodista, provoca entre el grupo una vigorosa corriente de solidaridad y de enojo.

Desde luego que ha habido ocasiones en que algunos orejas o seudoperiodistas han tratado de hacerse pasar por auténticos trabajadores de los medios para recibir el respaldo de estos cuando han sido agredidos. Afortunadamente se ha podido salvar esa distancia entre los que son y aparentan ser diligentes en los medios de la noticia.

A veces, esos hechos han pasado desapercibidos en medio de un mar de información; entonces, uno se siente con una gran deuda hacia los compañeros al no enterarse para responder y apoyar al colega.

Hace dos o tres días circuló en algunos chats de periodistas, un texto sobre la denuncia que hiciera un periodista contra una candidata a diputada.

No puede leerlo completo por andar en la calle, pero me llamó la atención las últimas líneas donde asegura el reportero que “lo involucran como integrante de la delincuencia organizada además de que lo acusan de extorsionar sin fundamentos que acrediten tal afirmación. [sic]”

Líneas más abajo, el periodista afirma que lo dicho “daña su imagen, su vida personal su integridad física y la de su familia, ya que lo difaman y lo exponen al desprecio ante la opinión pública, causándole un daño moral irreversible al afirmar que es integrante de la delincuencia organizada y extorsionador. [sic]”

Después de leer esos renglones, pensé en la poca responsabilidad que tenía esa candidata con los medios.

Desde luego que el periodista “no es monedita de oro”, pues no a todos gusta o complace. Al contrario, es el artesano que a través del pensamien­to como del verbo  encar­na para provocar la polémica.

Un poco más tarde me senté a leer ese texto en forma más inteligente, y encontré que el periodista de nombre Roberto Emilio Agustiniano, denuncia a la candidata ante la vice fiscalía en atención a víctimas, y a un trol de facebook llamado “El Tranzas El Tranzas”, a quien acusa de ser parte del equipo de Leslie Zavaleta, candidata a diputada por el distrito 25 de San Pedro Pochutla.

Después de leer el texto completo de este disque periodista, me puse en contacto con otros compañeros quienes me dijeron que para que me enojara un poquito más, visitará la página de este reportero, y en efecto, sólo entre a hacer corajes.

Debo decir que yo no conozco la candidata, pero agredirla como lo hace quien se dice periodista, no es aceptable. A mí, en lo personal, no me interesa si ella es “amiguita” o no el presidente del PAN en Oaxaca, Juan Iván Mendoza. Pero en el texto del “periodista” se siente su sed de venganza porque, posiblemente algo le hicieron o no le cumplieron.

Darle crédito a un troll de facebook, que ni el mismo acusador puede demostrar su existencia, nos habla del poco conocimiento que tiene de las redes sociales, y demuestra que su interés es la de hacer alboroto para que volteen a verlo.

Por este tipo de periodismo ramplón los periodistas no hemos logrado el respeto que merecemos. Lo que este “periodista” logró, fue hacer que los del gremio tuvieran interés de conocer a la candidata por San Pedro Pochutla, y gratis.

La verdad, no era mi propósito intervenir en este caso de periodismo barato, pero me metí porque me repugna que quieran utilizar a los medios de comunicación para sus fines económicos personales. Y porque me repugna también, que alguien que se dice periodista, trate de difamar a esta mujer con sus entrecomillados en sus notas pésimamente mal redactadas.

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx 

off El “periodista” de la costa: Horacio Corro Espinosa – Libertad-Oaxaca off