El colapso en Salud y la galopante corrupción: María de los Ángeles Nivón

germanA prácticamente 11 días de que estallara un paro de labores en el Hospital General “Aurelio Valdivieso”, ante el colapso físico y financiero que sufre ese nosocomio, el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Germán Tenorio Vasconcelos se ve impedido para dar una respuesta satisfactoria a las múltiples demandas de los trabajadores, que no tienen ni siquiera material de curación.

Es increíble que con un presupuesto de 3 mil 200 millones de pesos asignados a Oaxaca en materia de salud, el Hospital Civil no cuente ni siquiera con equipo de curación, no hay camillas para los pacientes, los enfermos deambulan en los pasillos de dicho nosocomio, denigrante e infrahumana la situación.

No es posible que no haya ni medicinas, vaya ni lo mínimo indispensable para que sea funcional y el personal pueda trabajar, lo mismo ocurre con los centros de salud en el interior del estado que no tienen ni personal médico, ahí tienen prohibido enfermarse los fines de semana, porque no hay servicio.

A pesar de que a Oaxaca le urge otro hospital general de 320 camas, es una demanda que viene de sexenios anteriores, esta petición de los trabajadores no está dentro de las prioridades de Tenorio Vasconcelos, así que los pacientes oaxaqueños se tendrán que aguantar para el siguiente gobierno si es que hay un poco de suerte.

hospital-civilSon múltiples las necesidades que tiene el Hospital Civil, lo inadmisible es que no cuenten ni siquiera con material de curación, ni medicinas, señal inequívoca del abandono de las autoridades de salud.

Los empleados demandan urgentemente la contratación inmediata de personal médico, paramédico y administrativo, así como compra de equipo médico indispensable para la atención de los pacientes.

Mientras los Servicios de Salud de Oaxaca se colapsan por falta de presupuesto, Germán Tenorio Vasconcelos se ha visto involucrado en diversos actos de corrupción que van desde tener a su hija Daniela Tenorio Bernal en la nómina, hasta el encubrimiento del ex director de Infraestructura, Mantenimiento y Servicios Generales, Víctor Hugo Santos León, quien fuera inhabilitado por 9 años por malos manejos.

Ello de acuerdo al procedimiento administrativo disciplinario ordenado por la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental bajo el expediente 1274/RA/2011, publicado en el periódico Tiempo de Oaxaca el 15 de abril de 2015.

El ex servidor público es acusado junto con seis trabajadores más, entre ellos Roberto Jaime Garrido Gutiérrez, Brenda Karina Ferra Tovar, Francisco Rafael Reyes Velásquez e Indalecio Ríos Pérez, de no haber dado seguimiento a la supervisión y vigilancia en la aplicación del ejercicio de los recursos federales.

Los arriba citados conocían de los conceptos de obra que fueron pagados y que no se ejecutaron por importe de 1 millón 995 mil 631 pesos en la construcción del Hospital Básico Comunitario de Acatlán de Pérez Figueroa, Tuxtepec.

A ello le sumamos el desfalco en el Seguro Popular, cuando Salvador Monroy Rodríguez, ex director de ese organismo, por 6 millones 210 mil pesos y dejó en las arcas únicamente 300 mil pesos, hoy se siguen requiriendo cerca de 48 millones de pesos para superar el déficit de abasto de medicinas y equipo.

Y qué decir de la misteriosa muerte de Rafael Pérez Gavilán Escalante, quien fuera Subdirector General de Administración y Finanzas de los Servicios de Salud de Oaxaca, quien según versiones periodísticas en la mañana del cinco de marzo, durante una  reunión del Organismo Público Descentralizado (OPD), mostró su disposición para revelar el desvío de mil 500 millones de pesos.

De esta muerte nada se sabe, el gobierno de Gabino Cué Monteagudo y la Procuraduría General de Justicia del Estado jamás emitieron una postura oficial de los hechos, únicamente se corrió el rumor de que se había tratado de una ejecución.

Mientras tanto, la organización internacional Avaaz.org rebasó y entregó las 50 mil firmas para la renuncia del titular de los SSO Germán Tenorio por el caso de la indígena mazateca Irma López Aurelio, quien parió en el patio de la clínica de salud de Jalapa de Díaz y de ahí se vinieron otros casos más de negligencia médica.

Sin embargo, la indolencia del gobierno de Cué ha hecho que Tenorio Vasconcelos, pese a las evidencias escandalosas de hechos de corrupción, sigue inamovible, sin conocerse a ciencia cierta qué compromisos tan fuertes obligan al mandatario oaxaqueño a sostenerlo.

henestrozaPréstamo de Cué, después del proceso electoral

No cabe duda que de todo el embrollo de la reforma político electoral y del préstamo por 2 mil 400 millones de pesos, el que salió más raspado y trasquilado es el diputado priista, Adolfo Toledo Infanzón, simple y sencillamente por su forma poco clara de conducirse.

En declaraciones a la prensa, Adolfo Toledo dijo que el préstamo al gobernador Gabino Cué no sería “un cheque en blanco” y vaya que eso precisamente intentaron hacer en la LXII Legislatura del Estado, principalmente la bancada del PRI.

Efectivamente no sería “un cheque en blanco”, puesto que en la negociación se pactó el cañonazo por 15 millones de pesos para cada uno de los legisladores, y se habla de que al diputado Infanzón le habrían entregado un adelanto por 5 millones de pesos a fin de que el asunto saliera planchadito.

Aunque fueron los panistas quienes frenaron la aprobación de dicha solicitud de préstamo, el mismo Gerardo García Henestroza ha dicho que durante el proceso electoral no le aprobarán ningún crédito al gobernador Gabino Cué, lo van analizar y podría salir después de las elecciones del 7 de junio.

El PAN no está de acuerdo con la gubernatura de dos años que pretenden sacar los priistas, pero el legislador dejó entrever que será después del proceso electoral cuando se apruebe el dictamen, el cual tendrán que analizar detalladamente porque en lo que no se ponen de acuerdo es si es por dos años o por cinco como lo ha solicitado el blanquiazul.

Así que Oaxaca no se va a escapar de un nuevo endeudamiento, lo que sí habría que ver es si sale la reforma política para gubernatura de dos años, tema en el que los panistas y algunos perredistas son los únicos que se oponen, porque el mismo presidente de la Junta de Coordinación Política, Félix Serrano Toledo hizo la propuesta similar a la del PRI.

En cuanto a la chiquillada como son el PSD, Panal, Movimiento Ciudadano, van con la de dos años.

Veremos si logran ponerse de acuerdo nuestros flamantes legisladores, lo que sí es un crimen es la deuda para el pueblo de Oaxaca.

CORREO: nivoni66@gmail.com

BLOG: www.primeralinea.mx

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

off El colapso en Salud y la galopante corrupción: María de los Ángeles Nivón – Libertad-Oaxaca off