El camino para México es la reconciliación y el perdón: Aguiar Retes

El arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, se refirió a las causas de la violencia, entre las cuales incluyó la desigualdad social

El arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, aseguró que el único camino para México “es la reconciliación y el perdón”, al comentar la negativa de algunas víctimas a perdonar durante los Foros de Paz organizados por el futuro gobierno.

El cardenal, asistente a la asamblea del Sínodo de los Obispos que tiene lugar estos días en el Vaticano y que aborda los desafíos de la juventud en la actualidad, fue además elegido miembro de la comisión redactora del documento conclusivo de esa cumbre episcopal.

Durante una conferencia en la sala de prensa de la Santa Sede, se refirió a las causas de la violencia, entre las cuales incluyó a la desigualdad social, la falta de justicia constante, la desconfianza de la sociedad para denunciar delitos y la acción de una delincuencia “organizada” e “inteligente”.

“Tenemos esperanza, con todo el pueblo, en que el nuevo gobierno tome nota de todas estas situaciones, así lo han expresado. Ojalá colaboremos todos”, manifestó.

Sobre los foros de paz, apuntó: “Yo creo que el camino es la reconciliación y el perdón para volver a tener una sociedad en paz”.

Agregó que “lamentablemente la delincuencia se ha organizado, es delincuencia inteligente y se ha armado. México no produce armas, pero sabemos que para nuestro vecino del norte es una gran industria, y las deja pasar a nuestro país”.

Además sumó el impacto del mercado interno de la droga y el narcotráfico, junto con otros delitos como la prostitución infantil, la trata de personas y el tráfico de órganos, “que van para los hospitales de Estados Unidos”.

“Son problemas gravísimos, que van contra la dignidad humana, y que explotan sin que tengamos los mecanismos para frenarlos”, insistió.

Más adelante, Aguiar Retes comentó las duras palabras que este miércoles usó el papa para hablar del aborto, práctica a la cual Francisco calificó de “liquidar a una persona” y comparó con “contratar a un sicario para resolver un problema”.

Al respecto, recordó que en 1948 los países fundadores de la Organización de las Naciones Unidas suscribieron 18 derechos humanos universales, que afectan a todos los seres humanos y uno de ellos es el derecho a la vida.

Según el arzobispo, el derecho que “se quiere adjudicar” a la mujer para que ella decida si la vida que está en su seno debe nacer, no puede estar nunca por encima del derecho a la vida de esa persona pequeña.

Fuente: lopezdoriga.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
El camino para México es la reconciliación y el perdón: Aguiar Retes – Libertad-Oaxaca off