EE.UU. 2016: a Hillary no le creen; ahora critica a Obama: Carlos Ramírez

Cpau5d_WgAAjWZrWASHINGTON, D.C.- Aunque la caída de Donald Trump en las encuestas después de su coronación como candidato republicano le abrió nuevas expectativas a la candidata demócrata, Hillary Clinton no parece poder remontar sus negativos. Por eso el viernes, en una reunión con periodistas negros e hispanos, dejó a un lado la agenda migratoria y criticó el saldo de la economía y dejó mal a Barack Obama.

Luego de que se había negado a reunirse con periodistas, Hillary tuvo que hacerlo en una reunión conjunta de asociaciones de periodistas afroamericanos e hispanos, alrededor de setecientos. Indicador Político estuvo presente en la segunda mitad, sobre todo en las preguntas.

Y fue un periodista del The New York Times quien le dijo a la candidata republicana que ella no le gusta a la gente, que no conecta con los electores y que la ven distante de esa parte de masas de la política, Hillary se molestó con la pregunta y en tono duro y el rostro pétreo, recomendó a los periodistas que se reunieran con toda la gente que ella ayudó como first lady en la Casa Blanca, como senadora y como secretaria de Estado.

La reunión con breve conferencia de prensa no fue un día de campo para la candidata demócrata. Una periodista le preguntó sobre el escándalo de los correos electrónicos como secretaria de Estado en un servidor abierto y ella entró en choque con el FBI. Pero le volvieron a preguntar no sobre la exoneración sino sobre el asunto de usar comunicaciones abiertas para transmitir información confidencial.

Al final, Hillary en realidad no dejo satisfechos a los periodistas. Y menos cuando dijo que su buena voluntad en materia de migración va a chocar con la mayoría republicana en las dos cámaras que aprueban las leyes y reformas: 246 diputados republicanos contra 188 demócratas y 54 senadores republicanos contra 44 demócratas y dos independientes. Y nada indica que los demócratas puedan lograr la mayoría legislativa.

De ahí el giro estratégico que dejó ver el viernes la candidata demócrata al tratar de centrar su discurso ahora en la pobreza, la marginación y la crisis económica, cuando el presidente demócrata saliente Barack Obama ha insistido que los EE.UU. ya salieron de la crisis que le heredó George W. Bush en 2008. Hillary dijo que en su campaña las principales quejas son contra la crisis económica.

En los hechos, Hillary ya agotó la vena migratoria por la certeza de que habrá poco que hacer para que los republicanos controlen el congreso, aunque ella dijo que como presidente de la nación –si gana– trabajaría para impulsar legisladores demócratas al congreso a fin de quitar la mayoría republicana en las dos cámaras. Sin embargo, algunos analistas han señalado la imposibilidad cuando menos en dos elecciones legislativas de que ello ocurra.

Aunque dicen que es común que el candidato que va abajo convierta a su adversario en el destinatario de sus críticas, Hillary Clinton ha comenzado a preocupar a los grupos de poder demócratas porque ha ido asumiendo paulatinamente la agenda conservadora de Trump. La propuesta de revisar el tratado comercial con México que anunció Hillary provocó irritación en los grupos comerciales que se han beneficiado con la alianza y que no quieren ninguna revisión del tratado.

La campaña apenas ha comenzado y se van a ver oscilaciones en una elección bastante competitiva.

 

-0-

 

Política para dummies: La política es la frialdad de carácter para entender los estados de ánimo de la sociedad.

 

Sólo para sus ojos:

  • El paro de labores empresariales en Oaxaca no pudo detenerse porque Gobernación se sigue negando a recibir a los empresarios. Y los apoyos de la Secretaría de Economía son en realidad subsidios al desorden.
  • Sigue aumentando la violencia del crimen organizado, ya sin los capos controlando las bandas: la atomización de grupos ha impedido una acción concertada del Estado. La estrategia de seguridad del gobierno no previó la recomposición, como cabeza de hidra, e las bandas criminales.
  • En el sector política se ve como imposible un mecanismo de protección de alcaldes a través de escoltas porque se requerirían más de las que pueden disponer. Y los alcaldes ya han dicho que no confían en sus policías porque sirven a las bandas criminales.
  • Severa crisis en el deporte se verá en los juegos en Río de Janeiro. Pero aunque comiencen a presionar una reorganización, en las prioridades del gobierno no aparecen los deportes.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

—30—

off EE.UU. 2016: a Hillary no le creen; ahora critica a Obama: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off