Echó mano arzobispo de poder económico y político para liberar a presunto sacerdote violador

Laura Antonio ZaragozaEl poder económico y político del Arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, logró poner en libertad al vicario de la Catedral Metropolitana, Carlos Franco Pérez, quien fue acusado y apresado por violar a un joven catequista el pasado mes de abril. 

Las autoridades eclesiásticas se negaron en todo momento a presentar las pruebas que les fueron solicitadas tanto de la parte afectada así como de las autoridades judiciales quienes ante la ausencia  de las mismas el sacerdote abandonó los separos.

Familiares y amigos de Lenin Moisés López Jiménez, presunta víctima del párroco, relataron los hechos que se suscitaron en el mes de abril durante la conmemoración de la Semana Santa.

La coordinadora del Proceso Evangelizador en Catedral, Laura Antonio Zaragoza, responsabilizó tanto al arzobispo así como a Franco Pérez de cualquier situación en su contra y de la víctima de violación.

Tras mencionar que el Jueves Santo, Lenin y Carlos catequistas del templo pernoctaron en la Catedral Metropolitana a petición del vicario de quien se conoce por sus antecedentes de alcoholismo.

“Nunca me comentó que el padre le pidió que se quedara, nunca lo hubiera permitido”, expuso la mujer quien señaló que al menos 30 jóvenes forman parte de esta coordinación.

Señaló que tras las constantes llamadas a Lenin y al párroco a sus celulares decidió buscar a ambos en la iglesia de  Catedral al percatarse que Carlos el compañero de la víctima se encontraba afuera del recinto y con aliento alcohólico decidió subir a los dormitorios.

Ahí se encontró con el secretario y secretaria con quienes cruzó algunas palabras, encontró a Lenin borracho con el pantalón desgarrado y señales de golpes. Después de ello decidieron cuestionar al párroco por lo sucedido sin embargo, este trató de esconderse por más de una semana.

Pero después de conocer los hechos en voz de la víctima solicitaron audiencia con José Luis Chávez Botellón, quien pidió que el tema se manejara de forma discrecional.

Ante la falta de actuación de las autoridades de la iglesia, el párroco fue demandado por lo que se presentaron diversas pruebas entre ellas los testimonios de algunos trabajadores de la iglesia, las sabanas y la ropa de la víctima.

Pero además se solicitaron las grabaciones de las cámaras de Catedral las cuales no fueron proporcionadas por la iglesia además de que el representante Jurídico se la iglesia Wilfrido Mayren se negó dos veces a que las instancias correspondientes realizaran su trabajo.

En tanto Lenin, aseguró que el vicario Carlos Franco, miente al señalar que el acto sexual del que fue víctima no fue bajo su consentimiento.

Ante la falta de justicia señalaron que agotaran todas las instancias correspondientes para exigir la destitución del párroco y que pagué por los daños provocados.

Carina García/Libertad-Oaxaca.info

 

off Echó mano arzobispo de poder económico y político para liberar a presunto sacerdote violador – Libertad-Oaxaca off