Diferendo entre Slim y Andrés López: Luis Octavio Murat

“Lo envió Salinas, o Peña Nieto le pidió a Slim que dijera su punto de vista sobre el aeropuerto. Está opinando porque tiene intereses de inversión en la obra. Los está cuidando. Si quiere aeropuerto que lo pague con su dinero. Pero, ya hablaremos, ya les contestaré. Amor y paz”.

Con palabras entrecortadas, como es su estilo, Andrés Lopez contestó al “chacaleo”, después de las declaraciones de Carlos Slim, presidente de Grupo Carso, y uno de los inversionistas (8%) del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Durante la conferencia de prensa el empresario explicó la importancia de un aeropuerto internacional que atenderá hasta 70 millones de viajeros. Obra que abrirá miles de empleos, miles de negocios en la zona oriente, la más deprimida y marginada de la capital.

Carlos Slim comparó la importancia del que será el NAICM con la que tiene el Canal de Panamá en el comercio internacional, ni más ni menos.

Generará 60,000 millones de pesos en salarios y sueldos, más 120,000 millones de pesos en insumos para la construcción. Aceptó que no dejará de hundirse, como sucede con todo el Valle de Mexico, […] pero lo que tenemos que hacer es dejar de sobre explotar el acuífero de la zona metropolitana. Tema que no ha sido abordado a fondo por los candidatos a gobernar Ciudad de México.

Lo declarado por Carlos Slim, respalda declaraciones anteriores de expertos en el tema, así como los puntos de vista de medios de comunicación importantes.

Por ejemplo, la Revista Forbes señala que el número de viajeros en América Latina aumentará en los próximos 15 años de manera importante y que cubrir esa demanda no sería posible sin tener una infraestructura suficiente y adecuada, capaz de satisfacer las necesidades de los viajeros.

Por su parte, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés) advirtió, hace tiempo, que “si no se toman medidas para expandir el espacio aeroportuario, para 2025 habrá 113 millones de pasajeros menos de los que existirían si hubiese infraestructura suficiente”.

Conferencia de prensa interesante que permitió saber la opinión de Carlos Slim y compararlas con las opiniones emitidas anteriormente por los expertos en la materia.

Opiniones que calentaron el ambiente político y que ha dado pie para que en el debate entre candidatos el tema obligado sea el Nuevo Aeropuerto, a fin de aclarar posiciones políticas, comerciales, empresariales y sociales de cada candidato.

La de Andrés Lopez por considerar que la inversión implica un derroche de recursos federales y negocios turbios de la cúpula en el poder y de sus socios empresariales.

De los que están a favor de la construcción y terminación de la obra por la trascendencia que reviste: Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala, candidatos que coinciden con los expertos en materia de aeronáutica civil como lo es el Sindicato de Pilotos Aviadores (ASPA) cuando afirmó el (27/09/17):

“Es un proyecto que impulsará el crecimiento de la aviación nacional y el fortalecimiento económico. […] no solo estamos hablando de conectividad, sino que fomentará la derrama económica, el crecimiento de empleos, de vivienda, de desarrollo urbano, de temas importantes para el desarrollo del país y los mexicanos”, afirmó, Mario González Aguilera, su Secretario General.

Características principales del nuevo aeropuerto internacional: Será el segundo aeropuerto más grande en construcción a nivel mundial; será seis veces más grande que el actual aeropuerto Benito Juarez; la obra implica mover 50 millones de metros cúbicos de escombros equivalentes a 70 veces el estadio Azteca.

La obra utilizará agua captada por las lluvias; el 100% del agua residual será tratada y el consumo está calculado que será menor a la del aeropuerto actual. El agua de lluvia será captada a través de las columnas del Edificio Terminal.

Ademas, el financiamiento de la obra no generará deuda pública, debido a que se financiara con los ingresos que genera la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) del actual aeropuerto y con los ingresos futuros del Nuevo Aeropuerto Internacional.

Cabe señalar que los recursos de la construcción provienen del presupuesto de Egresos de la Federación, de créditos bancarios y emisiones de bonos.

Cabe recordar que hace días el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), la Cámara de Autotransporte (CANAERO), la Cámara de la Industria de la Construcción (CMIC), la CANACAR, la CANAPAT y la CAMEITRAN, también se expresaron de la siguiente forma: “La vialidad del aeropuerto no está en duda, ya que durante años ha sido discutida por las más prestigiadas instituciones nacionales e internacionales”. En el mismo comunicado, los empresarios pidieron a los partidos políticos y a los candidatos a la Presidencia de la República dar certidumbre a las inversiones y respetar los compromisos de infraestructura del país como lo es el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Buscar el equilibrio es lo recomendable para quien resulte electo presidente de México. Ni todo el beneficio para unos cuantos, ni aceptar decisiones populistas que ya vivimos y que mucho nos costaron.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

off
A %d blogueros les gusta esto:
Diferendo entre Slim y Andrés López: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off