Dialéctica: Ricardo Rojo

maestros_18Si las mentes reaccionarias, gobiernistas y atrasadas en la dirigencia de la Sección 22 (S22) se atrevieran a estudiar un poquito, podrían posiblemente entender que existen leyes que rigen a la naturaleza y la sociedad.

Por supuesto tendrían que leer las bases teóricas del socialismo científico; ese concepto que hemos escuchado cantar en sus mítines y marchas, pero que no comprenden: “…socialista será el provenir…”.

El concepto dialéctica tiene raíces griegas y significa discusión, diálogo, polémica; y desde la antigüedad, así lo entendían aquellas generaciones cuando ponían en práctica “el arte de descubrir la verdad poniendo de manifiesto las contradicciones implícitas en la argumentación del adversario y superando estas contradicciones” (Stalin, Sobre el materialismo dialéctico y el materialismo histórico).

En este supuesto, se encuentra la acertada decisión tomada por la asamblea estatal de la S22 para continuar su lucha contra la mal llamada reforma educativa, con una nueva táctica: regresar a clases el miércoles 7 de septiembre con 30 por ciento del magisterio en la capital oaxaqueña, 10 por ciento en la CDMX y 70 por ciento en las aulas. No lo escriben en sus acuerdos tácitamente, pero es un hecho que así será y le da un mentís categórico a quienes analizaban que era posible continuar la lucha de frente, con escuelas tomadas y la pérdida paulatina del apoyo popular.

La decisión se veía venir, un poco tarde pero llegó, y eso demuestra que los análisis realizados por varios interesados en el tema, son vigentes. Con las leyes de la dialéctica no se juega, salvo que se desconozcan o existan opiniones cargadas de falsedad, ignorancia y entreguismo interesadas en ocultar la realidad. Todo dirigente que se asuma democrático, está obligado a conocer y practicar las leyes del materialismo dialéctico.

Es un dirigente mentiroso el que oculta a sus bases la verdad de lo que acontece en su trato con las autoridades, en sus discusiones internas o en sus diálogos con las organizaciones amigas. Es perverso quien pretende buscar culpables en otro lado, cuando en sus manos está la gran responsabilidad de analizar las condiciones objetivas y subjetivas del movimiento que dirige; y no se atreve a plantearlas con todo el rigor y seriedad que se merece, por miedo o por complicidad. Es entreguista, porque sabiendo lo que puede acontecer con sus representados no lo dice y calla para favorecer al enemigo.

La dirigencia de la S22 está plagada de mentirosos, perversos y entreguistas.

¿Por qué no informaron a las bases del Documento Balance, entregado por la Comisión Nacional de Mediación (CoNaMed) a la CNTE? ¿Por qué no informaron a los maestros y maestras, que la CoNaMed decidió terminar con su papel de intermediación? ¿Por qué se ocultó que la Comisión Política de la Sección 7 se negó todo el tiempo a reunirse bilateralmente con la Comisión Política de la S22, mientras ellos avanzaban en sus negociaciones secretas con la Secretaría de Gobernación? ¿Por qué no se informó que las Secciones 14 de Guerrero y 18 de Michoacán iniciaron actividades escolares desde el 22 de agosto? ¿Por qué no informaron que los profesores Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos estuvieron muy activos en altas esferas del gobierno al salir de la cárcel, mientras abandonaron sus deberes de dirigentes con el pretexto de que los condicionaron? ¿Por qué no se informa a las bases que la profesora Juana Ramos Solís, presidenta del Comité de Víctimas por Justicia y Verdad “19 de junio-Nochixtlán”, y el profesor Honorino López Pacheco, integrante de la Comisión Política, llevan una negociación paralela en la PGR a contrario sensu de los acuerdos que se toman en las asambleas estatales?

Si tienen dignidad y les queda un poco de honor, deberían responder estas interrogantes porque pusieron en riesgo un gran movimiento que no se merece este tipo de dirigentes.

En el documento borrador que la CoNaMed entregó a la Dirección Política Nacional de la CNTE, poco antes del 22 de agosto, se señala por ejemplo que “se ha llegado a una situación en la que el diálogo ha sido suspendido por el gobierno federal, en tanto la Coordinadora mantenga el paro indefinido de labores (…) con la amenaza de despidos masivos de los y las profesoras que no se reintegren a sus centros laborales de adscripción”, “por ello la importancia de valorar lo que se ha alcanzado, a la luz de los necesarios cambios tácticos y estratégicos, en las actuales condiciones de la CNTE y a partir de la correlación de fuerzas frente a los grupos gobernante y dominante”. Luego hace una presentación de los logros políticos obtenidos hasta el momento por la lucha y cierra diciendo “es el momento de considerar los caminos que debe tomar nuestro movimiento: seguir con la movilización y el paro indefinido de labores o pasar a un fin de ciclo y el inicio de una nueva etapa de nuestra lucha”. Los dirigentes estaban obligados a informar y discutir con sus representados dicho documento.

Hugo Aboites, destacado investigador educativo, escribió en su artículo “Trump, sí; maestros, no”, un párrafo que orienta la actual lucha: “Es perfectamente posible para el gobierno encontrar una salida al conflicto que no sea la de exigir la rendición incondicional y humillante (como Trump exige al gobierno), mediante la no aplicación o suspensión de una parte de la Ley General del Servicio Profesional Docente”. (La Jornada, 3/septiembre2016)

En los hechos, la CNTE ha logrado herir de muerte a la reforma educativa de Peña Nieto, ha logrado avances significativos -aunque nunca firmados- en la reparación de los daños que trajo la reforma, y algunas secciones han avanzado en sus negociaciones -por separado- con el Estado. ¿Quién o quiénes están interesados en aislar y reventar a la S22? ¿Será que el propósito central era llevarla a un callejón sin salida para coronar el plan criminal que se inició hace más de un año en el campo militar número uno? ¿Se han puesto a pensar los advenedizos dirigentes de la S22 que al abandonar el tema Nochixtlán están colaborando con la otra verdad histórica?

Aquí se encuentra la clave del debate. Lo demás forma parte de una cortina de humo que la dialéctica y la historia, poco a poco van a poner en su lugar.

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

off Dialéctica: Ricardo Rojo – Libertad-Oaxaca off