Desplazados Triquis continúan en el olvido. Cué no cumple con su promesa de campaña.

mujeres-triuisqDesde el pasado mes de septiembre, uno de los cuatro grupos de desplazados triquis de San Juan Copala, se instalaron en plantón indefinido en el corredor del palacio de gobierno para exigir su reubicación.

 La representante del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULT-I), manifestó que ante la incapacidad de  las autoridades estatales para comprender  su problema, optaron por  regresar al sitio que había sido su hogar por más de un año y  donde velaron los cuerpos de Álvaro Jacinto Cruz, de 21, de José Luis Ramírez Hernández, de 39, y de Francisco Ramírez Merino, de 37 años, quienes fueron asesinados en inmediaciones de la comunidad de Copala.

Reyna Martínez Flores, ante el temor de ser desalojados una vez más por el pretexto de la  celebración de las fiestas patrias, aseguró, que no se moverán de ese lugar ya que están hartos de que el mandatario estatal, Gabino Cué Monteagudo, desde hace poco más de 5 años ha hecho oídos sordos a sus problemas planteados y no ha querido darle solución a sus demandas.

En ese sentido, apuntó que la Secretaria general de gobierno (SEGEGO), no ha querido entablar una mesa de diálogo, ya que los funcionarios públicos en reiteradas ocasiones han argumentado que no tienen tiempo para atenderlos.

A esta protesta se sumó el grupo que  lidera Braulio  Hernández Hernández, quienes cansados de no tener respuesta favorable, amenazaron con quedarse a las afueras de la llamada casa del pueblo. Pero semanas después de haber iniciado su protesta fueron atendidos por  las autoridades. Así es como se le dio fin a esa parte de la movilización.

Y cuando parecía que todo estaba en completa calma por el retiro de los grupos de desplazados triquis a quienes les prometieron paz y progreso, días después, Lorena Merino Martínez junto con 40 familias de esa misma zona, arribaron de manera violenta a las puertas de palacio de gobierno en donde encararon a los policías para que los dejaran ingresar y los atendieran.

Entre gritos y jaloneos, Merino Martínez, comentó  que  Cué Monteagudo no tiene la mínima voluntad de reubicarlos, ni mucho menos, de generar las condiciones para su retorno. Refirió que se instalaron en huelga de hambre, puesto que el gobierno estatal no le ha dado cumplimiento al convenio de fecha 13 de septiembre de 2013, sobre todo, el punto de la cláusula tercera que dice: que en un plazo de 90 días, adquirirían un predio para su reubicación definitiva en el municipio de Santiago Juxtlahuaca; considerando la opinión de las instancias de Protección Civil y de la Comisión de Vivienda.

“Esto es culpa del pinche gobierno que no nos ha querido dar solución. Nosotros vamos a ser la peor pesadilla del señor gobernador. No lo vamos a dejar en paz. Estamos aquí para pedir algo justo para en nuestra comunidad. No venimos a robarle nada, estamos defendiendo nuestros derechos. Si no puede con la reubicación, entonces no puede con el tema de justicia. Que nos diga qué es lo que sí puede hacer esa bola de huevones que tiene en la puerta y que se creen muy valientes. Si son valientes, entonces que vayan a nuestra comunidad porque ahí los necesitamos”, enfatizó.

Agregó, que desde la firma del citado convenio a la fecha, Gabino Cué Monteagudo no ha movido ni un solo dedo para buscar y adquirir algún predio para el reasentamiento de estas familias afectadas. La indolencia, insensibilidad, indiferencia, incumplimiento y omisión, ha caracterizado al mandatario.

“Lo único que nos queda claro, es que este maldito gobierno sólo se está llenado los bolsillos con el dinero del pueblo, por ello la construcción de varias casas blancas en diferentes partes de la república. Gabino es peor que Ulises Ruiz Ortiz, ya que es violento, represor y ratero”, aseveró.

Por su parte, el Secretario General de Gobierno Alfonso Gómez Sandoval, expresó que los indígenas triquis tienen una atención perfecta, ya que, subrayó, los gobiernos federal y estatal, han atendido a quienes son beneficiaros de medidas cautelares. Lo que no se puede hacer, dijo, es otorgar pretensiones indebidas que escapen del marco del cumplimiento del respeto a los derechos humanos.

Gómez Sandoval, señaló que han optado por reubicarlos en otras poblaciones distintas a la de su origen, en el entendido de que las condiciones del tejido social no posibilitan garantizar cabalmente la integridad de sus personas.

Finalmente, el funcionario público precisó, que estos indígenas se pueden manifestar en donde quieran, siempre y cuando no causen perjuicios y obstaculicen los derechos a terceros. Si se quieren quedar 10 años en huelga, lo pueden hacer, ya que México es un país de libertades.

“La atención es precisa y se han respetado sus derechos, se ha alentado la posibilidad de que mediante el uso de programas federales y estatales, puedan decidir cambiar la población en donde decidan habitar y realizar sus actividades cotidianas. No hay ningún pendiente, su manifestación es para obtener otros asuntos que no están en la posibilidad de ser atendidos” concluyó.

Diana Méndez

Vía @Viral_Noticias

 

off Desplazados Triquis continúan en el olvido. Cué no cumple con su promesa de campaña. – Libertad-Oaxaca off