Desaparición del IEEPO: ¿El principio del fin u otra tradicional simulación?: Rodrigo Pacheco Peral

rodrigo-pacheco-peral“El final de una obra debe hacer recordar siempre el comienzo”

-Joseph Joubert

 Este martes 21 de Julio de 2015  pasará a la historia de Oaxaca como el día en que el Instituto Estatal de Educación Pública dejo de existir. En un acto que tomo por sorpresa a la mayoría, sobre todo a las bases magisteriales, el Gobernador Gabino Cue decreto la extinción del IEEPO para convertirlo en una Secretaría de Estado.

Frente a la mayoría de los medios de comunicación locales y nacionales, y acompañado del titular de Educación Pública federal Emilio Chuayffet y el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, Cué sentó las bases legales para construir un nuevo órgano rector de la educación en el Estado. Este anuncio explico la presencia de elementos de Federales en el Estado desde hace unas semana, la cual se ha reforzado en los últimos días.

Gabino Cue hace unos días había asegurado que el magisterio tiene a más de 83 mil afiliados, y que dentro del IEEPO el 92% de la estructura pertenece a ese sindicato. Esto no es secreto para nadie. Como es por casi todos conocido, el Magisterio, es decir la Sección 22 había tenido control del Instituto desde 1992, y cuando decimos control, no estamos exagerando. Las plazas, becas, controles de asistencia, los supervisores, las directivas de padres de familia,  incluso control de la Comisión de Educación del Legislativo Local y una fiscalía especial, con peritos y agentes del ministerio público, etc.

Tampoco es secreto que la manzana de la discordia en el conflicto maestros vs gobierno, no es la educación pública de los niños y adolescentes, ¿eso qué? Como en cualquier enfrentamiento entre actores dentro de la clase política, el pelito es por dinero y poder. El control de la nómina, los pagos, ascensos y castigos es de suma importancia para el magisterio, el cual ha construido un movimiento “social”, más que ideológico, que tiene como dinámica de cohesión la quincena, un aumento del sueldo o un recorte en el cheque de los agremiados, método por demás efectivo para movilizar a multitudes.

De esta manera, la Sección 22 teniendo tan impresionante presupuesto y poder en el estado, poniendo y quitando Secretarios de Estado, con Presidentes Municipales en todas las regiones del Oaxaca, deteniendo la economía y la incipiente industrial en Oaxaca con marchas y bloqueos, funcionando como grupo de poder en elecciones y procesos políticos, etc.; se ha convertido en un poder de facto. Es decir, en un actor que determina el rumbo del estado, para bien o para mal.

Pero independientemente de la historia de la sección 22; o del acto avalado por la federación, la mayoría de los partidos políticos y gran parte de la ciudadanía de la Ciudad de Oaxaca al menos, lo que es de llamar la atención es la fecha del anuncio, así como la respuesta inmediata del magisterio. Me explico.

El anuncio se hizo un día después del primer “Lunes del Cerro”, que da inicio a las festividades de Guelaguetza, época por demás importante para la industria turística Oaxaqueña. Lo que nos hace preguntarnos, con el historial de movilización de la CNTE ¿Por qué el gobierno federal y estatal toma esta decisión justo ahora? ¿Por qué no esperar?

Además, la Sección 22 se caracteriza por su capacidad de organización y de respuesta. En diferentes ocasiones ante cualquier sospecha se ponían en alerta, incluso días antes de supuestos operativos y decisiones que estarían en contra de su movimiento. En esta ocasión, no hubo ninguna preparación de la CNTE, ninguna, como si esta vez si los hubiera “agarrado dormidos”. La verdad a mi cuesta mucho creerlo.

Estas dos cuestiones nos muestran puntos claros, que parecen lógicos:

1.- El gobierno estatal, pero sobre todo el gobierno federal tiene una proyección de riesgo mínimo ante esta situación, al decidir anunciarlo en medio de la semana más importante para Oaxaca, donde está llena de Turistas y la mayoría de los medios tienen los ojos puestos en Oaxaca.

2.- Seguramente algunos liderazgos de la sección 22 sabían que sucedería esto, pero no reaccionaron, lo que hace pensar que hubo una negociación con el gobierno. Es cierto que los bloqueos no se hicieron esperar tras conocer la decisión, pero solo en el centro de la ciudad, alrededor de la sede del magisterio. Posiblemente veremos más manifestaciones y muchas declaraciones (a eso de dedican), pero al menos la reacción inmediata de los maestros ha sido más que prudente, para lo que nos tienen acostumbrados.

3.- El Gobernador Cue fue presionado por el gobierno federal para tomar esta decisión, considerando la prudencia que había demostrado hasta la fecha para con los maestros. Por supuesto que en la negociación, Gabino saco algo a su favor por hacerse acreedor del “costo político” por este golpe a quienes alguna vez fueron sus más cercanos aliados. ¿Sobre qué negocio? Hagan sus apuestas.

Ahora solo esperamos que esta decisión traiga consigo la creación de un órgano de gobierno que no herede los vicios y la identidad obscura del IEEPO (se vale soñar, ¿no?), y no sea solo un cambio negociado de fachada, que continúe con la tradición de simulación tan Mexicana, de nuestra clases política (maestros incluidos), y, aunque nos duela, de nuestra sociedad.

Así, con la sección 22 en supuesta “Alerta Máxima” (¿Cuándo, no?); con un Gabino Cue que de repente se atreve a realizar acciones arriesgadas (y legales por cierto); con rumores de más de 30 órdenes de aprehensión en contra de líderes de la Sección 22; y con una ciudadanía Oaxaqueña que no sabe que esperar del siempre  sorpresivo juego político de aquellos que controlan los hilos y presupuesto del Estado, se vive la semana de Guelaguetza. En el Oaxaca donde “todo pasa” pero nada cambia.

Twitter: @pachecoperal

 

off Desaparición del IEEPO: ¿El principio del fin u otra tradicional simulación?: Rodrigo Pacheco Peral – Libertad-Oaxaca off