Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos

1a1“OLIMPIADAS…¡MÁS RÁPIDO!…¡MÁS ALTO!…¡MÁS FUERTE!”; es una invitación a dar lo mejor de uno mismo, la frase es de Henri Didon sacerdote dominico pronunciada en 1891 y adoptada como lema olímpico por Pierre de Coubertin al fundar el Comité Olímpico Internacional en 1894, la cual se complementó con la reflexión de de Ethelbert Talbot, Obispo de Pensilvania, durante la misa de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres en 1908, “lo más importante no es ganar sino competir”, así como en la vida lo esencial no es haber vencido sino haber luchado bien; en este sentido y dando forma a tal espíritu, la justa olímpica que se celebra cada cuatro años y se complementa con los Juegos Olímpicos de Invierno y los Paraolímpicos, ha tenido lugar en las mejores y las peores condiciones y solo ha sido cancelada en tres ocasiones por motivo de las dos guerras mundiales, Berlín en 1916, Helsinki 1940 y Londres 1944, esperemos que no haya una tercera; de los momentos complejos que han marcado en sentido negativo y positivo las Olimpiadas recordamos; en 1904 en San Luis, se dio la mayor manifestación de racismo al realizarse una parodia llamada “los días antropológicos”, para demostrar la superioridad blanca sobre las razas negra e indígena, aún así George Poage atleta estadounidense negro ganó la primera medalla olímpica; otro intento de discriminación, tal vez el más notable sucedió en Berlín en 1936, al intentar Hitler utilizar el escaparate para demostrar la superioridad de la raza aria, incluso se negó a darle la mano a Jesse Owens ganador del oro en atletismo, al final fracasó al triunfar un gran número de atletas negros y de otras razas; en 2012, en Londres ya en la era de la modernidad, dos deportistas fueron expulsados por tuitear comentarios racistas, la atleta griega Paraskevi Papajristu escribió “con tantos africanos, al menos los mosquitos del Nilo Occidental serán nutridos de comida casera” y el futbolista suizo Michell Monganella, luego de que su equipo perdiera 2-1 ante Corea del Sur afirmó “todos los coreanos váyanse a incendiarse, banda de trisonómicos ¡menudos retrasados mentales!”; la violencia y el terrorismo también se han hecho presentes, México 68 se inició a diez días de la matanza del 2 de octubre, Díaz Ordaz acudió a la inauguración con la boca y las manos manchadas de sangre de los estudiantes masacrados en Tlatelolco, fue un año de grandes turbulencias políticas, marcado por el asesinato de Robert Kennedy y Martin Luther King, dos semanas antes las tropas del Pacto de Varsovia habían invadido Checoeslovaquia poniendo fin a la “Primavera de Praga” liderada por Alexander Dubcek; ya en las competencias fuimos testigos de uno de los gestos olímpicos más significativos, Tommie Smith y Jonh Carlos atletas estadounidenses, al ganar las medallas de oro y bronce en los 200 metros planos, caminaron hacia el podio de vencedores descalzos, ocuparon su lugar y tras recibir sus medallas, al sonar el himno de su país bajaron la cabeza y alzaron el puño cubierto con un guante negro, Smith amarró un pañuelo por el orgullo negro en su cuello, Carlos permaneció con la chamarra abierta en solidaridad con los obreros y portó un collar en memoria de los asesinatos de negros que permanecían impunes; en 1972 en Múnich, 11 miembros del equipo olímpico israelí fueron secuestrados por militantes de “Septiembre Negro” quienes asesinaron a dos atletas y al resto después de un fallido intento de rescate, fallecieron además un policía alemán y cinco terroristas; en Atlanta 1996 una bomba fue detonada matando a dos personas y resultando heridas 11, Eric Rudolph autor del atentado cumple cadena perpetua; incidentes más, los ha habido aunque afortunadamente no han pasado de ser anécdotas, incluyendo las buenas fiestas que se organizan en Las “Villas olímpicas” en donde atletas de todas nacionalidades libran intensas batallas en honor de Eros el Dios del Amor; así y en medio de otra intensa batalla, esta política y de poder entre Dilma Rouseff y el espurio Temer se celebran las Olimpiadas de Río de Janeiro al ritmo de samba y los compases de la “Chica de Ipanema”, que sean para bien y que ganen los mejores, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 113 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcpersegudo

off Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off