Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos

cue“OAXACA…! ES LA MAYORÍA SILENCIOSA” !; no es un tema de buenos contra malos, menos ya a estas alturas una confrontación de izquierda contra derecha, lo que sucede en nuestro estado no puede enmarcarse en la lucha ideológica, tampoco de empresarios enfrentando a la clase obrera intelectual, mucho menos así lo asumo, se trata de minimizar las demandas, las que tienen que ver con una educación de calidad, tampoco es un borrón y cuenta nueva de lo ocurrido en Nochixtlán y muchos menos una confrontación con los maestros, la gran base de profesoras y profesores de la que forman parte familiares y amigos; se trata –creo yo- de restablecer dentro de la compleja y conflictiva normalidad democrática en que Oaxaca ha transitado por algo más de 30 años niveles mínimos de convivencia; se equivocan los radicales cuando acusan de sabotaje a sus demandas las voces de miles que piden un ¡alto al fuego!, se equivocan también cuando los señalan con “empresarios ricos y burgueses”, en todo caso habría que deslindar a la inmensa mayoría de micro y medianos empresarios, de aquellos que no solo son “burgueses” sino también se han beneficiado de los grandes negocios propiciados, inducidos y compartidos por Gabino Cúe y su mafia, con las obras, contratos, asignaciones, licitaciones simuladas, no solo del IEEPO sino de todos los escasos sectores de inversión que el gobierno administra, ejemplos sobran, no alcanzaría en tiempo para repasar la lista; el paro de hoy yo no lo asumo como pretenden descalificarlo como una protesta de empresarios, lo considero una voz, un grito de ¡ya basta! que surge desde la silenciosa tolerancia de miles de trabajadores, obreros e incluso empleados públicos de todos los sectores; por ello llaman la atención las voces que, disfrazadas de supuesto ropaje incluyente y tolerante, llamar a “levantar las cortinas” en evidente alusión a quienes hoy la bajaran; y me refiero concretamente al desplegado suscrito por Alfredo Harp Helu, uno de los hombres más ricos del mundo, integrante destacado de la lista de multimillonarios de la revista “Forbes”, mecenas por lustros del personaje funambulesco que hasta hoy se ostenta como gobernador de Oaxaca, Ciudad de la que mediante supuesto altruismo, se ha apoderado, comprando en centavos, cuando no recibido en cómodos comodatos por su protegido, su patrimonio arquitectónico y cultural; el 28 de diciembre del 2006 con motivo de la venta de Banamex a Citigroup, el periódico “La Jornada” recordaba “en tiempos de la crisis bancaria y sus secuelas, el erario vía Fobaproa, ‘apoyó’, ‘rescató’ y ‘saneó’ a Banamex con cerca de 85 mil millones de pesos, alrededor de 11 mil millones de dólares de acuerdo al tipo de cambio del periodo involucrado, además acumuló 15 mil 164 millones de pesos en impuestos diferidos, causados pero no enterados –o sea no pagados- que según dicho promedio serían otros dos mil millones de dólares” y agregaba, la nota “los dos principales beneficiarios del rescate –a Banamex- fueron Roberto Hernández, poseedor del 15.3% de las acciones y Alfredo Harp Helu, poseedor del 13.5%, el primero incrementó sus haberes, libres de impuestos en 1912.5 millones de dólares, el segundo en 1687.5 millones de dólares” de los cuales 50% recibieron en “cash” –versión Zedillo- y la otra mitad en acciones de Citigroup, por lo que al día de hoy y con la devaluación del peso y el auge de Banamex, ya deben ser un “poquito” más ricos; como se advertirá y en consecuencia el llamado de “Don Corleone Harp Helu “ que en términos reales es un apoyo embozado a su “protegido”, no solo es un acto de cinismo sino un a mentada de madre a los oaxaqueños, dicho con todo respeto para Don Alfredo; por ello, bien hizo doña María Isabel Ramírez en responderle a “Don Alfredo” en un muy sentido escrito que circula en las redes “desde luego que a nosotros nos duele bajar la cortina’, porque lo que queremos es trabajar”; por ello y por muchas cosas más es correcta la manifestación pacífica de la sociedad civil oaxaqueña y coincido con Carlos Ramírez cuando afirma y argumenta que la solución al conflicto de Oaxaca, tiene como requisito fundamental la renuncia de Cué, independientemente de que al día de hoy ya solo falten 114 días para que pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia ya solo faltan 114 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAUL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / RCMULTIMEDIOS.MX / @rcperseguido

off Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off