Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos

peña-nieto-y-beltrones-1024x637“BELTRONES… ¿TENDRÁ LOS ‘EGGS’ PARA ENFRENTAR A PEÑA Y LA NOMENCLATURA?”; hay quienes se niegan a aceptarlo, pero la historia, con matices, es cíclica y coloca a cada quien en su lugar; el 1 de octubre de 1986 dos años antes de la elección presidencial, Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas, Ifigenia Martínez, Carlos Tello, Janitzio Mújica, Severo López Mestre, Armando Labra, Leonel Durán y Cesar Buenrostro, dieron a conocer el Documento de Trabajo Número 1, en el cual, el Movimiento de Renovación Democrática del PRI, presentó sus propuestas económico –políticas, haciendo referencia a la inflación, el desempleo, el libertinaje en los precios, el deterioro del salario, la dependencia externa, la defensa de la soberanía nacional y en particular a la urgencia en el ámbito electoral, de ensanchar los espacios de participación popular; a finales de ese mes Porfirio –Muñoz Ledo- en una reunión del Consejo Consultivo del IEPES, celebrada en Tepic, Nayarit, planteó que los candidatos a la Presidencia de la República, renuncien a sus cargos, hagan públicas sus aspiraciones y desvinculen sus pre campañas de los recursos de la administración pública; ya en marzo del 87 al concluir la XIII Asamblea Nacional del PRI, el entonces presidente del partido Jorge de la Vega sentenció “no toleraremos que se invoque la democracia que practicamos para trastocar nuestra actividad partidista, desde esta gran Asamblea decimos a todos los que de aquí en adelante no quieran respetar la voluntad de la inmensa mayoría, que renuncien a nuestro partido y que busquen su afiliación en otras organizaciones políticas”; como se advertirá fue algo así como el premonitorio “comes y te vas” recetado años después a Fidel Castro por el estólido Vicente para halagar a Bush; y como ya es del dominio popular, los aludidos le agarraron la palabra a De la Vega y se fueron, ganaron la elección del 88 y si no hubiera sido por la traición del PAN que negoció la calificación es posible que estuviéramos mejor democráticamente, o peor, no lo sabemos el hubiera no cuenta; intentos por democratizar al PRI ha habido pocos tal vez el más relevante el de Carlos Madrazo que terminó estrellado –literal- en un cerro de Monterrey; en realidad lo que ha habido desde su fundación por Don Plutarco, es una disputa por el poder y cuando ha detentado el poder, que ha sido casi siempre desde la Revolución, con el paréntesis de la docena trágica panista, el tema se ha reducido, en ocasiones, como el 88, a disputarle al presidente en turno el poder de decidir sobre su sucesor; en tal escenario, hasta la semana pasada las cosas no apuntaban a ser diferentes a la tradición, las vencidas por la candidatura presidencial del PRI, se libran entre los personajes y sus grupos, más cercanos al afecto y entorno del Presidente Peña, por lo menos es lo que “parece ser”, ahí se inscribe la designación del pupilo del Virrey Videgaray al frente del partido y la desaseada manipulación del conflicto con la CNTE, en la que los secretarios Osorio y Nuño se juegan las contras con singular entusiasmo sin importarles lo que suceda en Oaxaca; pero ¡oh! ¡sorpresa! el pasado fin de semana, en la “Hacienda de los Morales”, elegante y caro lugar, donde se come mal pero se tejen buenas grillas, Manlio Fabio Beltrones, arropado por un buen número de diputados de la 62 legislatura que pastoreó, convocó a la creación de una “Corriente” al interior del PRI con el objeto de “impulsar la unidad del partido con rumbo a las elecciones del 2017 y la presidencial del 2018”, incluso se designó a la primera presidenta, Lourdes Quiñones, se establecieron reglas y se le puso nombre a la “criatura”; al término de la reunión Beltrones se abstuvo de declarar cualquier intención personal y como debe de ser llamó a la unidad del partido; por lo que sabemos en esta semana ya está recorriendo el país dando posesión a dirigentes estatales que serán responsables de construir la estructura; animal político, por naturaleza y en el mejor de los sentidos, Beltrones sabe que cuenta con un capital político, que en la medida que se conocen los entretelones de por qué perdió el PRI en las pasadas elecciones, lejos de disminuir se ha acrecentado, sabe también que aunque el tiempo es una abstracción, en política cuenta y sabe que si quiere aspirar con posibilidades a competir en el 2018 tiene que confrontar a Peña Nieto y su grupo, a menos que este decidiera dejarlo pasar, lo que parece remoto más no imposible; sin embargo, hay apuestas, estrictamente personales, cuando se juega el resto, en las que lo único válido es el temple, las ganas de ganar y los “eggs” que se pongan por delante y eso también lo sabe Beltrones, la historia es cíclica, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 119 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!….

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcperseguido

off Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off