Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos

sitios4“OAXACA…SUS TEMPLOS Y SUS SABORES”; No puedo dejar de expresarle a Mario Jiménez mi solidaridad ante la cobarde agresión de que fue objeto, esa estampa no es la de Oaxaca, ni a tales agresores podemos llamarlos maestros, hoy más que nunca estoy convencido que Oaxaca y los oaxaqueños, somos mucho y muchos más que aquellos que al amparo de una causa o del efímero poder pretenden destruirnos, no lo lograrán, no pasarán; y hoy ya estamos de fiesta, de Guelaguetza, gracias a todos aquellos que nos visitan, no tengo duda que se irán maravillados, de nuestras culturas, de nuestros cielos, de nuestros históricos monumentos que con sincretismo mágico, son testigos de nuestra historia; sin embargo como no hay tiempo ni espacio, por hoy solo, permítanme comentarles de nuestros templos y sabores; Oaxaca la ciudad donde se mezcla el arte prehispánico con el colonial, “la verde Antequera”, la de los cañaverales plasmados en notas musicales, alberga en sus iglesias y en su cocina testimonios de riqueza invaluable y sabor incomparable; recorrer sus templos y probar la exquisitez culinaria que los rodea es un gusto que todo visitante debe regalarse; situada frente al Zócalo la Majestuosa Catedral con su imponente coro, alberga las criptas de Obispos, Arzobispos y Clérigos; al salir, podrás trascender el misticismo de la visita, brindando con un buen mezcal “auxiliar digestivo” de la prueba de los Siete Moles en la “Casa de la Abuela”; si deseas comida Istmeña en una fusión modernista, en el Andador Turístico, ahí esta la “Catrina de Alcalá”, donde podrán degustar desde un “pollo garnachero” hasta terminar en los postres con “la tumba siete”; para una mañana con resaca, los anafres con tazajo y cecina con chiles de agua asados en el mercado veinte de Noviembre;…y si “la calor”-en lenguaje popular-te agobia ahí encontrarás las “aguas de mi inolvidable Casilda” hechas con frutas naturales, exquisitas y refrescantes; otro lugar de primera es el restaurant “Catedral”, situado en la cuadra del templo del “Carmen Bajo”, de los más antiguos de Oaxaca, encontrarás ahí en sintonía total platillos de la región del Istmo y de los Valles Centrales; ya entrados en “gastos” continuando por la Av. Morelos -hacia el poniente-llegarás al templo de San José, en cuyo convento se encuentra la Escuela de Bellas Artes de la U.A.B.J.O. y la Basílica de la Virgen de la Soledad, patrona de los oaxaqueños, querida y venerada por el pueblo que tradicionalmente acude los domingos a misa de doce, para después saborear en el jardín las inigualables Nieves de sorbete, tuna, limón, leche quemada, ciruela zapote hasta las de nopal, mezcal y pétalos de rosas y los tradicionales dulces, menguanitos, regañadas, empanadas de lechecilla, casquitos y mamones, sin albur ni alusión; ya por la noche a dos cuadras de la iglesia de la Merced habrá que hacerle los “honores” a las “Tlayudas de Libres”; no tenemos duda que quedarás extasiado con Santo Domingo- el templo más hermoso de América- en cuyo convento hoy museo se encuentran las joyas de las tumbas de Monte Alban; y de ahí te recomendamos solo cruzar la calle de Constitución hacia “Casa Oaxaca”, si andas de antojo una “Cazuela de Quesillo y Chapulines en salsa de jitomate verde” es la respuesta y si estás mas internacional opta por un “Filete de pescado en salsa de flor de calabaza tomate y alcaparras” no te arrepentirás; a los Guadalupanos les sugerimos después de visitar a la Virgen del Tepeyac en su templo de Oaxaca unas “tostadas de Cheo”-de queso, salchicha, quesillo, queso de puerco-personaje que en su modesta caseta ubicada junto al atrio, las prepara desde hace más de cincuenta años…; así, podríamos seguir citando Iglesias, Conventos, Capillas, San Felipe Neri, la Defensa, San Francisco, la Noria, la Iglesia de los Pobres-donde se “hospedó” el sub- comandante Marcos y su comitiva- la Compañía, el Carmen Alto-origen de los Lunes del Cerro- Jalatlaco, San Agustín, Las Nieves, el Patrocinio, Xochimilco, el Calvario, Los Siete Príncipes, la Sangre de Cristo; y por supuesto lugares en los que-cuando vayas a esa tierra de cielo de Zafir- podrás saborear la inmensa variedad de su cocina,-La Palapa de Raúl, los Pacos, los Almendros, La Teca, Clemente, El Biche Pobre, La Flor de Oaxaca, La Hostería de Alcalá, El Mezquite; y así, sin”límite ni medida” entrarle con pasión y entusiasmo al Mole Negro, Coloradito, el Verde de espinazo con su hoja santa y su frijol blanco, el Chichilo, el Amarillo, el Estofado, al Mancha manteles, a los chiles asilla o de agua rellenos de queso o picadillo, a las Memelas, la Sopa de Guías con sus Chochoyotes, el Arroz con Chepiles….siempre acompañados de la bebida que sirve -dicen las consejas populares- “para todo mal.. y para todo bien también”…que cura desde un dolor de articulaciones -añejado con marihuana- hasta un “mal de amores”…..¡ Bienvenidos visitantes !…pásenla súper, sean felices, no cuesta nada, y recuerden es viernes “hoy toca”, diría Germán Dehesa…nos vemos el lunes…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 130 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcperseguido

off Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off