Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos

etlaxcala_partidos-politicos“ELECCIONES…LA RECTA FINAL…¿HABRÁ DECLINACIONES?”; ¡gracias a Dios ya solo falta una semana! me comentaba entre broma y serio un amigo candidato al tiempo que se congratulaba de la reducción de los tiempos de campaña; y en efecto, entramos a la recta final, da la impresión que ya los involucrados se dijeron de “todo y sin medida” –José José dixit- y les quedan no más de cinco días para tejer fino y amarres reales, los cuales desde mi punto de vista son cuasi imposibles, en atención a la polarización, nivel de crispación, confrontación personal e intereses en juego; sin embargo, tratándose de este juego de espejos que es la política, todo puede suceder, por lo que, como espectadores y villamelones ociosos, entrarle a la especulación no cuesta nada, si acaso, una inversión de tiempo; en principio hay que distinguir, no es lo mismo una declinación personal que una negociación para formar gobierno; de la primera vienen a mi memoria dos, de las que conocí algunos detalles, la de Porfirio Muñoz Ledo a favor de Vicente Fox, que estuvo cargada de crispación por la respuesta agresiva instrumentada desde la Secretaría de Gobernación, en aquella época a cargo de Diódoro Carrasco, que una vez concretado el triunfo del esposo de la señora Martha, lo llevó a conducir la Comisión de la Reforma del Estado en el llamado “periodo de transición”, de la cual surgieron propuestas de gran calado que nunca llegaron a traducirse en reformas reales, por dos razones, Fox no le entendía nada y Santiago Creel que advertía en Porfirio un competidor para ocupar el despacho de Bucareli, lo bloqueó hasta desplazarlo, finalmente Porfirio fue designado Embajador ante la Unión Europea, se fue a Bruselas, es obvio que lo querían lejos y a medio sexenio terminó rompiendo con el Gobierno de Fox; la segunda, más en el ámbito estatal, la de Irma Piñeyro hace seis años que la llevó a la Secretaria General de Gobierno, para luego de un tiempo ser relevada; la otra alternativa, la de formar gobiernos de coalición –de alguna manera ya esbozados en las alianzas electorales, aunque en la práctica hasta hoy no han funcionados como tales ya siendo gobierno, cuando han ganado, casos paradigmáticos Sinaloa y Oaxaca- con posiciones en el gabinete y políticas públicas negociadas, es más común en los regímenes parlamentarios y por razón natural lejana a los regímenes presidencialistas, llamémosles de elección directa de titulares del poder ejecutivo; ejemplo relevante de éxito, lo es la coalición que ha mantenido en el poder con una gran solidez a Angela Merkel en Alemania y de fracaso, los abortados intentos para formar un gobierno de izquierdas en España que los llevó a la disolución del Parlamento y la convocatoria a nuevas elecciones; en este contexto, en el actual proceso electoral en curso, hablando de candidatos a Gobernador, los márgenes de negociación son muy estrechos, es posible que podrían darse algunas declinaciones de candidatos de partidos locales o de escasa presencia, sin embargo –como ya lo dijimos- especular no cuesta nada; planteada está ya la negociación en Hidalgo entre PAN y PRD para enfrentar a Omar Fayad, del PRI, difícilmente prosperará debido a que, según los pronósticos ni juntos ganan; en Chihuahua reiterados han sido los llamados de Javier Corral al candidato independiente, el empresario José Luis “Chacho” Barraza, juntos serían competitivos, el problema es, que Corral, con su estilo autoritario pretende rendiciones incondicionales y Barraza sostiene ir arriba en las encuestas; en Tlaxcala, la más elemental nobleza obligaría al PAN pedir a su candidata Adriana Dávila declinar a favor de Lorena Cuéllar del PRD que puntea en las encuestas, se ve muy difícil, el orgullo femenino es muy fuerte; en Veracruz la única alternativa que se ve, es la declinación de Juan Bueno Torio, independiente, a favor de Héctor Yunes, sus seis puntos serían determinantes, tampoco se advierte viable; y en Oaxaca, como se están presentando las tendencias, lo mejor sería un arreglo entre las izquierdas, imposible, entre Morena y el PT, también complejo por la posición que ha mantenido Andrés Manuel o pactar un gobierno de coalición entre PT y PRI, que –dicen- le daría gobernabilidad al estado…es viernes “hoy toca” –Dehesa dixit-, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 186 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / RCMULTIMEDIOS.MX / @rcperseguido

off Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off