Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos

linares“CABEZA DE VACA Y YUNES LINARES SON GENTES BIEN DECENTES” –Ricardo Anaya dixit-; desde el momento que Manlio Fabio Beltrones anunció la cancelación del registro y la expulsión de tres candidatos en Tamaulipas por presuntos vínculos con el crimen organizado, que los había comprado para promover al candidato del PAN, Francisco Cabeza de Vaca, supusimos que el tema iba a dar para tejer fino; al día siguiente el candidato del PRD al gobierno del este estado, Jorge Valdez, dijo que “al menos cuatro candidatos de su partido han sido amenazados por el crimen organizado para que apoyen al candidato del PAN”, en varias entrevistas para medios nacionales advirtió de una “peligrosa estrategia de campaña que provoca miedo entre la sociedad”, agregó que “el candidato del PAN, Francisco Cabeza de Vaca, busca manipular la intención ciudadana en sus preferencias electorales e intenta sacar provecho del caos” y concluyó advirtiendo que los candidatos “tienen miedo” –literal- de lo que pueda ocurrirles, a ellos y sus familias; en igual sentido se pronunció el dirigente estatal del PRD en ese estado, Alberto Sánchez Neri; por su parte la coalición PRI-PVEM-Panal, interpuso ante la Fiscalía para la Atención de Delitos Electorales –FEPADE- una denuncia de hechos, en la que solicitan se investigue lo que está sucediendo en Tamaulipas y señala que los candidatos a las presidencias municipales de Hidalgo, Mainero y Villagrán –los aludidos por Beltrones- fueron objeto de violencia, amenazas e intimidación; en forma paralela, en tiempo, se conoció de una nueva conversación entre “Omarcito” –así lo llama su interlocutor- Yunes, hijo de Miguel Ángel Yunes Linares, candidato de la alianza PAN-PRD al gobierno de Veracruz, en la que discute la compra de otro inmueble en Nueva York, en otra calle –diferente a donde se ubica el otro edificio, el de los 58 millones de dólares- y con un costo de tan solo 50 millones de dólares; como era de esperarse el principal aludido en Tamaulipas, Cabeza de Vaca, salió a rasgarse las vestiduras, atribuyendo al PRI una campaña de “desprestigio”, desesperada, en atención a que las encuestas –dijo- señalan que su candidato a gobernador va muy abajo y remató presumiendo que todos los militantes de este partido –del PRI-, del PRD, PT y demás, que se suman a su “proyecto” por miles todos los días, lo hacen por gusto y voluntad propia, en el mismo sentido se pronunciaron otros cuadros distinguidos del panismo nacional; Yunes Linares por su parte, seguramente por estrategia de control de daños, no salió esta vez a recorrer los medios en su defensa, dejando que otros lo hicieran por él; como se advertirá el tema no es menor, aunque se da en el contexto de intensas campañas electorales, inmersas en guerras sucias, de lodo, filtraciones, donde las verdades se confunden con medias verdades y hasta calumnias, hay una conseja popular, sabia conseja, que aconseja “si camina como pato, tiene plumas como pato, croa como pato, pues es pato”; sin embargo, aún hay más y ello si llama la atención, Beatriz Mojica, Secretaria General del PRD, en conferencia conjunta con el dirigente nacional del PAN salió a enmendarles la plana, literalmente a desmentir y desautorizar, ¿a quién creen?, ¡a su candidato a gobernador y a su dirigente estatal!…para ¡ripley!, a quienes “recomendó”, después de afirmar que “no hay ningún candidato del PRD amenazado o vinculado con el narcotráfico en Tamaulipas”, que si tienen pruebas “no dichos” que las presenten ante la PGR, sin comentarios, que triste forma de terminar, “entregando el pudor como cualquier aventurero en una esquina” diría el poeta; y ya para concluir, el que no se midió, fue el “niño Fidencio”, Ricardito, en entrevista para el principal programa de cobertura nacional e internacional de análisis político que conducen Ciro Gómez Leyva y Manuel Feregrino, “quemó sus naves” y puso sus manos al fuego, en defensa de Francisco Cabeza de Vaca y Miguel Ángel Yunes Linares; sin el menor asomo de autocrítica, de responsabilidad política como dirigente del partido segundo en presencia nacional y de gran tradición democrática –hasta que llegó la “docena trágica”-, desechó cualquier señalamiento endosándoselos al “malvado” PRI, incluso –entre líneas- avalo las compras de Yunes, adquiridas “no en un mismo momento” y con el “respaldo de su esfuerzo” y sentenció categórico “Cabeza de Vaca y Yunes Linares son gentes bien decentes”, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 201 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcperseguido

off Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off