Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos

encuesta“HABLANDO DE ENCUESTAS, IMPUGNACIONES Y TRAICIONES”; “se fueron consumiendo las botellas” diría Martín Urrieta cuando de Mujeres Divinas se trata, pero al menos por hoy, no es el caso; a punto de iniciar formalmente las campañas electorales por las gubernaturas en doce estados y el Congreso Local en uno más, las “guerras santas” –Cruzadas les llamaban cuando de combatir a los incrédulos infieles se trataba- comienzan a cobrar calor, color y sabor; el lunes el periódico “El Financiero”, reconocido por su seriedad en el manejo de cifras y datos en los temas que aborda, publicó una encuesta sobre intención del voto, en el estado, que no lo digo yo, lo dicen los que aseguran saber cómo masca la iguana, es la “joya de la corona” en este proceso que culmina el próximo 5 de junio en su primera etapa, la de votar en urnas, luego vendrá la segunda, la de tratar de echar abajo los resultados obtenidos, en la mesa –o por “debajo de la mesa”- del TEPJF; la indagatoria revela que sí entre el 10 y el 13 de marzo se hubieran realizado las elecciones en Oaxaca, Alejandro hubiera ganado por 9 puntos, obteniendo el 35% de sufragios, seguido por José Antonio Estefan 29%, Benjamín Robles 16%, Salomón Jara 15% y luego viene la chiquillada incluyendo –supongo- un muy meritorio 4% para Juan Manuel López el independiente; de entrada hay que decir que en tal escenario por lógica elemental el más favorecido es Alejandro, siempre he sostenido que el mayor mérito de las encuestas que son una foto fija al día que se realizan, es su inducción subliminal en el ánimo de los electores, está comprobado científicamente que en cualquier circunstancia, hasta en el amor, se sigue a los –las- ganadores –as- y comenzar campaña en tal posición es un valor agregado nada despreciable; pero…como siempre, siempre hay un pero que vale –perdón por el pleonasmo-, de entrada es un compromiso para el que arranca de puntero, no debe cometer errores y debe jugar por nota, sus adversarios le van a apostar a la conseja de que “el que alcanza gana” y echarán mano de todas las buenas y las malas artes –mañas les llaman en lenguaje coloquial- de que dispongan; en segundo lugar no hay medición precisa, quedó demostrado en el 2012 cuando el Walter Mercado –Roy Campos- de las predicciones electorales erró con notable contundencia y si me permiten hacerle al abogado del diablo, todas las encuestas pueden ser manipulables, yo les llamo “trajes a la medida”, lo cual –aclaró- no quiero decir que está o la de Osorio Chong o las que dan a Andrés Manuel seguro ganador en el 2018 lo sean, porque además siempre el encuestador se cubre con tres premisas, la fecha en que se levantan, el margen de error y el más importante, el porcentaje de indecisos, que anuló o rechazó – la encuesta-, que en este caso fue de 27%, 8% y 24% respectivamente; recuerdo que en el 2010 una semana antes de la elección, Eviel en encuesta difundida por Grupo Fórmula tenía una ventaja de seis puntos sobre “baby” Cué, con un porcentaje de 16% que no revelaban el sentido de su voto, al final Duvalier Cué ganó por ocho puntos; en este contexto, le concedo razón a Carol Altamirano, al final “la única encuesta válida es la del 5 de junio”; encuesta que por cierto no parecen querer respetar, ayer se conoció de las impugnaciones presentadas por el PAN-PRD en contra del registro de Alejandro y Benjamín, las cuales si bien son válidas conforme a derecho, el mazacote de leyes que los partidos se han autoimpuesto para cuidarse los unos de los otros y viceversa –Benedetti dixit- lo permite, son moralmente indebidas y aquí debemos ser intransitables, porque es esencia de la democracia participativa, una elección, así sea de jefe de grupo en la prepa o de Presidente de la República debe ganarse en las urnas para ser legítima y punto; y ya entrados en gastos, en el tema de las traiciones, a nivel global, lamentablemente el PRD se lleva la mano, Puebla, Zacatecas y ayer Chihuahua son ejemplo de cómo jugarse las contras internamente; aunque siempre hay un malandrín mayor, en este caso Baby Cué, quien ha traicionados a todos, desde Andrés Manuel hasta a sus aliados de la XXII, dicen que si se alcanza se traiciona él mismo, mucho cuidado deberán tener Alejandro, José Antonio, Benjamín, Salomón y demás, haberle entregado la conserjería de la Conago no es garantía de nada, librarlo –transitoriamente- de la Auditoría Superior tampoco, tenderle cortinas de humo de las cuentas en el extranjero menos…al tiempo…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 243 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcperseguido

off Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off