Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos

AMLO“ZACATECAS…MORENA ESTÁ EN LA COMPETENCIA”; 1997 fue un parteaguas político en varios sentidos, fue el año en que el PRI perdió la mayoría en la Cámara de Diputados, era la LVII Legislatura, aquella en que me atrevo a afirmar que por primera y única vez se construyó una alianza entre el PRD y el PAN con un fin mayor al de la mediática obtención del poder para beneficio de grupos, camarillas, corrientes, tribus, partidos y personajes; intensa y compleja fue la negociación para la instalación del Congreso, en realidad de la Cámara de Diputados, la formación del G-4 liderado por Porfirio Muñoz Ledo –PRD- y Santiago Creel –PAN- fue factor fundamental para incorporar cambios de fondo en el gobierno de la Cámara Baja, el primero y que llevó al rompimiento de facto por algunas horas entre el 30 y el 31 de agosto, la presidencia de la Cámara y la respuesta al informe presidencial; del grupo compacto que acompañó al entonces líder de la fracción priísta Arturo Núñez en la búsqueda de construir acuerdos, destacaba por su beligerancia y encendido discurso el hoy Delegado en la Cuauhtémoc y cuadro del primer círculo –burbuja le llaman- de Morena y Andrés Manuel, Ricardo Monreal, los otros, más mesurados pero no menos duros y colmilludos eran Mariano Palacios y Fidel Herrera, al día de hoy ambos –cosas de las vueltas de la vida- dedicados a la diplomacia, el primero con éxito ante el Vaticano, me cuentan que se lleva de a cuartos y piquete de ombligo con Lombardi y Pietro –Parolin el Secretario de Estado-, al segundo, a Fidel, parecen perseguirle los conflicto, ahora lidia con los anhelos independentista de Ada Colau y demás socios; luego, ya en plena actividad vinieron varias sucesiones en los estados, Zacatecas y Oaxaca entre ellos, con legítimo derecho Ricardo aspiró a la candidatura de su partido, en la esquina de enfrente se perfilaban Amalia García y Raymundo Cárdenas; en esas andaban, cuando el entonces gobernador Arturo Romo ejerció su derecho de veto, “cualquiera menos Monreal” y Monreal dijo “quien es Romo”; el desenlace lo conocemos, Ricardo terminó en el PRD desplazando a Amalia, con quien jamás se recompuso la relación, aún cuando lo sucedió en el Ejecutivo estatal, de refilón, “daño colateral” se le llama en lenguaje moderno del Comandante supremo de la “Band of Brother’s”, el mismo que ahora intenta reelegirse por interpósita cónyuge, cerró el paso a José Antonio Estefan Garfias que parecía ya tener amarrada la candidatura en Oaxaca, ante el amago de José Murat de seguir el sendero luminoso abierto por Monreal; quienes hoy, en otra paradoja o broma del destino se vuelven a encontrar en el camino, en la arena electoral, por lo menos a nivel de descendencia; y como los anhelos dinásticos no son privativos de ningún partido o familia en particular, al tiempo que Ricardo se consolidaba en la cercanía de Andrés Manuel, impulsaba y potenciaba las aspiraciones políticas de su hermano David Monreal; anhelo de David, que al margen de que “haiga sido como haiga sido” –Calderón dixit- es absolutamente legítimo; así las cosas y puesta toda la carne en el asador, el INE le canceló el registro a David por no haber rendido en forma oportuna un informe sobre gastos de pre-campaña; ante tal decisión violatoria del espíritu democrático de cualquier competencia electoral, David la jugó bien, no se fue al estridentismo, expresó su respeto a cualquier decisión que el TEPJF adoptara y esperó; finalmente y para cerrar este capítulo, el Tribunal restituyó el registro a David Monreal –y al candidato de Morena en Durango que andaba en las mismas- con un argumento irrebatible, el derecho a competir, a ser votado y votar; la resolución es una carambola de tres bandas, ubica a Monreal en el mejor nivel de competencia –si acaso no lo era ya-, es una cachetada al INE y a sus “gurus” fundamentalistas y marca pauta en otros litigios jurídicos en curso, en particular el de Oaxaca, donde además, como referente ya existe un antecedente, el de Porfirio –Muñoz Ledo- en Guanajuato, quien invocando el derecho de sangre compitió por la gubernatura en la tierra de sus ancestros, ¿alguien puede asegurar que esto ya está definido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 223 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAUL CASTELLANOS HERNÁNDEZ /

@rcperseguido

off Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off