Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos

edecan001“COMIENZAN LOS DEBATES…FAVOR DE NO OLVIDAR LAS EDECANES”; no hay plazo que no se cumpla, sobre todo y a pesar de todo cuando la ley obliga, en este caso las de los estados que establecen la obligación de debatir, a nivel de candidatos a gobernador es una disposición que no se puede evadir y también se contempla de forma optativa–en la mayoría- para quienes aspiran a ser diputados o presidentes municipales, incluso en el caso de Oaxaca, donde la SCJN echó abajo la reforma electoral pactada, aplica la Ley General de instituciones y Procedimientos Electorales, que en su artículo 218 considera la celebración de dos debates; por tal razón mañana 16 de abril comienza la temporada de debates entre candidatos a gobernador, se inaugura en Durango, el segundo –debate- será en la segunda semana de mayo; sigue Sinaloa el 24 de abril y –tentativamente- el 12 de mayo, artículo 184 de la LIPEES; en Veracruz la ley establece que deberán celebrarse entre el 23 y 28 de abril y el segundo entre el 29 de abril y el 16 de mayo; en Tlaxcala de acuerdo al artículo 128 de la LIPEET, entre el 23 y el 28 de abril y entre el 13 y 18 de mayo; en Oaxaca ya se publicó el acuerdo de dos sin definir fechas; quintana Roo según el artículo 176 de su ley tiene como límite el 10 de mayo para definir; en Chihuahua, Tamaulipas y Aguascalientes obligados a dos debates no hay acuerdo aún; Zacatecas, Puebla e Hidalgo donde solo se contempla un debate tampoco han definido, pero, de que los tienen que realizar no hay duda, es la ley; visto en retrospectiva invocando a Roberto Livi, podemos decir “como han pasado los años”; hasta ser obligación legal, el tema de los debates fue tierra de nadie, mejor dicho de quien tenía el poder de decidir, el que controlaba los órganos electorales y frenaba las iniciativas en los Congresos locales; partiendo del supuesto –válido y cierto- de que, quien no tenía acceso a los medios de comunicación, ni por ley ni por no tener “cash” –Zedillo dixit- y en consecuencia iba abajo en las preferencias, independientemente de sus propuestas, ventajas políticas o carisma, era quien demandaba debatir, en contraparte, quien se consideraba –y lo era- el “candidato oficial” se negaba a subirse al ring permanentemente, así mascaba la iguana y aléguenle al ampáyer, que no era tal sino el dueño del circo; recuerdo cuando disputé a Diódoro Carrasco la gubernatura de Oaxaca, en mi condición de candidato de la sociedad civil y del PRD, permanentemente le demandé debatiéramos los cuatro, él, Alfredo Castillo del PAN, Alfredo López Ramos del PFCRN y yo –del PRD-; nunca lo aceptó en público, sin embargo, en una de las muchas ocasiones que Porfirio -Muñoz Ledo- fue a Oaxaca a hacer campaña con nosotros, nos pusimos de acuerdo en que el tema de su estancia solo sería el acceso a los medios de comunicación –que estaban cuasi cerrados- radio y sobre todo televisión y la demanda del debate; Porfirio, que se las gastaba solo, propuso hacer un recorrido en el Palacio de Gobierno, lo que en aquellos tiempos equivalía a una profanación del Santo Grial –político-; así recorrimos oficinas, empezando por la de comunicación social, economía, la gubernatura –por supuesto Juaritos Ramírez no estaba- hasta llegar a la Secretaria General que ocupaba Lino Celaya y a quien Porfirio, después de confrontarlo lo obligó a aceptar, ya que no podía –legalmente- hacer debatir a Diodoro, lo entrevistaran a él en CORTV; Lino, cumplió, esa noche fuímos al canal donde ya lo esperaba el Director, Virgilio Caballero, quien se dio un entre al aire con Porfirio, bastante sabroso, obvio haciendo una defensa titánica del PRI, de Diódoro y en general del gobierno, bueno casi solo le faltó cortarse las venas, ante la contundencia de Porfirio, cosas de la vida, de las vueltas que da la vida, hoy Virgilio es Diputado Federal de Morena; días después de la visita de Porfirio, el entonces Delegado General del CEN del PRI, Jesús Murillo Karam, buscó a su par del PRD, el comisionado en Oaxaca, mi inolvidable y por siempre querido amigo Cuauhtémoc Sandoval y le propuso que platicáramos sobre el debate, convenimos encontrarnos a comer los cuatro, Murillo, Sandoval, Diódoro y yo, en la casa de Jorge Fernando Iturribarria, presidente del PRI en Oaxaca; Cuauhtémoc y yo llegamos puntuales a las tres, ya estaba Murillo y el anfitrión, luego, como diría Sabina, nos dieron las tres y media y las cuatro y las cinco y Diódoro llegó hasta las cinco y cuarto; fue una buena mesa y mejor conversación, Diódoro es un tipo inteligente y yo respeto a quienes tienen talento aunque sean mis adversarios de siempre, para toda la vida, en corto siempre nos llevamos bien, recuerdo que le traje de España un libro que recién había sido editado, “Noticias de un Secuestro” de García Márquez que aún no había en México del que habíamos comentado y él también ha tenido en el pasado gestos atentos conmigo; una tarde, charlamos largo en la casa de Luis Martínez en México, incluyendo a Porfirio como cuarto comensal; ese día le adelanté que sería candidato a la Presidencia Municipal de Oaxaca de Juárez, “te voy a volver a ganar” me dijo riendo, al tiempo que aspiraba su Cohiba…no me ganó, fue empate o si se quiere los dos perdimos..ganó Pablo Arnaud; pero volviendo al tema, ya tarde, en cinco minutos nos pusimos de acuerdo, Diódoro dijo “órale, cuando quieras debatimos, sobre lo que quieras” y concluyó ”que te parece que Jesús y Cuauhtémoc arreglen los detalles”; por supuesto, no hubo arreglos, ni tiempo, pero –sin duda- fue una buena tarde y eran otros tiempos…es viernes “hoy toca” –Dehesa dixit-, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 228 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ /

 @rcperseguido

off Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off