Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos

aabb_59342_m“TRUMP…!HABRÁ MURO..ME ESTÁN OYENDO INÚTILES!”; hay personajes frente a los que, por dignidad, historia y convicción no puedes transigir jamás, menos hacerles concesiones; León Krauze lo definió con la mayor precisión ayer “a los tiranos no se les apacigua a los tiranos se les enfrenta”; decir que fue muy desafortunada la iniciativa del Presidente de la República de reunirse con Donald Trump es poco, la verdad cuesta trabajo encontrar una razón política para tal encuentro, en mí opinión no la hay; peor, si como se ha filtrado, la invitación se cursó a ambos candidatos suponiendo que en un futuro “a lo mejor” aceptarían, el equipo de Trump advirtió la “charola de plata” que le regalaban, filtró –la invitación- al Washington Post y tuiteó sin consultar al gobierno de México que “aceptaba y vendría al día siguiente” –o sea ayer miércoles-; ante hechos consumados al gobierno de México no le quedó de otra más que confirmar la noticia y adoptar –ante la chamaqueada en curso, increíblemente no medida en todas sus posibles consecuencias- una endeble argumentación de “mi prioridad es proteger a los mexicanos, donde quiera que ellos se encuentren”, la cual con todo respeto, supera aquella otra de López Portillo de “defenderé el peso como un perro”; las reacciones de inmediato, con un consenso casi total fueron de rechazo, desde la que parodiaba a Juan Gabriel y su “pero qué necesidad” hasta aquellas que con toda seriedad y precisión advertían, que tal encuentro solo beneficiaría a los intereses electorales mediáticos de un Trump desplomándose en las encuestas, le daría un nivel que no tenía, validaría sus insultos a los mexicanos de aquí y sobre todo a los de allá, de aquel lado de la frontera, los que se rompen la madre en el día a día, aquellos que con sus remesas trabajadas a ritmo de sangre, sudor y lágrimas sostienen la economía nacional, ésta, la de acá, la que “administra” Videgaray, los mismos a los que se ha cansado de amenazar con su intención de deportarlos, además de la construcción de su ofensivo muro; no faltó, quien se atrevió a suponer que Trump saldría vapuleado de la visita, que se retractaría de sus insultos, de su idiota intención del Muro, de la locura de “correr”, literal, a once millones; no fue así, citando para no incurrir en plagio a Jesús Reyes Heroles, cuando afirma que en política “lo que parece es” y “la forma es fondo”, el encuentro fue un bochornoso acto de sumisión ante un loco mesiánico, al que apenas hace unos días comparábamos con Hitler, quien además de tomarse la foto para lucirla como trofeo en su campaña subliminal y manipuladora, desde la Residencia Oficial del Presidente de México , conocida como “Los Pinos”, con la Bandera Nacional como testigo, porque además se le brindó trato de “Jefe de Estado” que obviamente no ostenta, nos regaló un contundente “HABRÁ MURO…ME ESTÁS OYENDO INÚTIL”; la definición de inmediato le dio la vuelta al mundo, el NYT, Deutsche Welle, Le Monde, El País, la BBC de Londres, cabecearon sus notas “Trump defiende su muro en México” y con marcada ironía algunos complementaban “quien lo pagará lo definirán –Trump y Peña- en el siguiente encuentro”; la verdad, si lo que se quería era jugarle al diplomático, al estadista, solo se logró acabar en la peor caricatura de Neville Chamberlain aquel ingenuo Premier británico, que se sentó con Hitler, le sacó una firma y presumió que “había logrado la paz”, eso fue un 28 de septiembre, el 1 de octubre Hitler invadía Checoeslovaquia y Polonia, de ese encuentro Churchill escribió “el que se arrodilla para conseguir la paz, se queda con la humillación y con la guerra”; por su parte Hillary Clinton, con sentido premonitorio emitió hace unos días un mensaje vía twitter dirigido a Trump que revela su sentir “como dice un proverbio mexicano…dime con quién andas y te diré quién eres”; dos hechos significativos han ocurrido en esta semana, ambos consiguieron un impresionante consenso en las redes sociales y en general en la sociedad, a favor y en contra, de tristeza, dolor y reconocimiento la muerte de Juan Gabriel, de repudió e indignación la presencia de Trump; solo para concluir aquí algunas opiniones, “Moctezuma invitó a almorzar a Hernán Cortés y le fue súper bien, eso le dijeron sus asesores a Peña”, “Trump habló desde Los Pinos a los votantes de EE UU”, “desde que hay Estado mexicano, ningún presidente fue tan indigno, ni siquiera Pedro Lascuraín”; no faltaron las invocaciones deportivas “esto es más humillante que el 7-0”, “como en el boxeo lo mejor es aventar la toalla”, también varios paisanos opinaron “Kay Sada debe renunciar”; ya cerrando estas líneas el Presidente Peña tuiteó “al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará por el muro”, la respuesta fue contundente “manda decir Peña que en privado sí le aclaró a Trump lo que todos vimos que en público no se atrevió a decirle, eso se llama cobardía política”; bueno hoy es el “día del informe” y luego nos vamos a la China…de Mao –no es albur-, a la Cumbre del G-20…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…¡5 años de resistencia…ya solo faltan 90 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de la historia!…

RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcperseguido

off Del Zócalo a los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off