Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos

1-david-monreal-1“DAVID MONREAL…LA EXCESIVA JUDICIALIZACIÓN DE LAS CONTIENDAS ELECTORALES”; en alguno de los múltiples foros en los que ha sido actor principal Arturo Núñez reflexionaba “hace treinta años se hablaba de la crisis de representatividad y hace veinte de la crisis de credibilidad –en las elecciones- , en el país antes discutíamos sobre los muertos que votaban y si los funcionarios de casillas eran de un solo partido”; crisis que alcanzó su máximo nivel en las elecciones de 1988, a los difuntos se sumaron las casillas “zapato”, la manipulación de las actas en los sótanos de Bucareli coordinada por Manuel Bartlett y operada por Chema Morfín, “la caída del sistema” instrumentada por Óscar de Lassé para detener el caudal de votos a favor de Cuauhtémoc Cárdenas, anunciada por Fernando Elías Calles en la madrugada del 7 de julio en plena sesión de la Comisión Federal Electoral, que en realidad fue un “lapsus” –muy pendejis dicen algunos- que el colmillo retorcido del Jefe Diego prendió y lo convirtió en la “verdad histórica” de esas elecciones, y finalmente la declaratoria del fin “del partido casi único” –Salinas dixit-; paradójicamente, por necesidad de legitimación y por haberse acordado con el PAN en la casa de Juan Sánchez Navarro al pactar su abstención en la calificación –de su elección- en el Colegio Electora, fue Carlos Salinas –y el PRI por supuesto porque sin sus votos no hubiera sido posible- quien realizó la primera gran reforma electoral, para mi gusto la más consistente porque tocó los temas de fondo enunciados al principio de estas líneas; reforma que fue conducida y negociada por Manlio Fabio Beltrones y Arturo Núñez, en su condición de Sub Secretario de Gobernación y Director General de Desarrollo Político –respectivamente-, puesta en marcha –su discusión- con la aprobación de todos los partidos representados en la CFE, por el –entonces- Secretario de Gobernación Fernando Gutiérrez Barrios, la tarde noche del 9 de enero de 1989, quien al mismo tiempo –que presidia- en tiempo real, planeaba el golpe a Joaquín Hernández Galicia al amanecer del día siguiente, cosas de la historia y de sus juegos de espejos, por eso no hay que irse con la finta cuando te designan conserje, de lo que sea, pero esas son otras historias; luego vino la reforma electoral del 94 , producto de la negociaciones conducidas por Manuel Camacho -y de los Acuerdos de San Andrés- a quien no debe escatimársele mérito alguno; en esta –reforma- identificada como de “Barcelona”, por la calle donde se celebraron las reuniones de los negociadores, teniendo como árbitro a Jorge Carpizo, ya se entró de frente a los temas de las condiciones de la competencia, acceso a los medios de comunicación, financiamiento y equidad en las contiendas, el gran artífice de esta etapa, sin demeritar a sus contrapartes del PRI y del PAN, lo fue sin duda Porfirio Muñoz Ledo; luego ya con Zedillo vino una tercera que pretendía complementar las anteriores a la que se le llamó “definitiva”, la cual no completó ni fue definitiva, tan no lo fue que el día que se firmó en Palacio Nacional, estuvo a punto de abortar al percibirse que había sido mutilada; a partir de entonces se dejaron venir el cúmulo de contra reformas y reformitas, que como trajes a la medida pensando en evitar derrotas y cuidarse los unos de los otros, inventaron los partidos, todos; desmantelaron el IFE, establecieron cuotas de consejeros, dotaron al Tribunal de autonomía plena para decidir en la mesa del desayuno, se auto chicanearon con los spots, en suma se sacaron de la manga un sinfín de disposiciones para todo, que no vigilan ni detienen nada, el dinero sucio sigue corriendo a raudales, las guerras de lodo igual, los perdedores le apuestan a ganar en la mesa o por “debajo de la mesa”, le metieron la mano a las normas de financiamiento, convirtiéndolas en un mazacote de disposiciones absurdas y bueno solo les ha faltado regular como ganar sin hacer elecciones; en este contexto se inscribe la cancelación del registro de la candidatura de David Monreal en Zacatecas, es posible y Monreal lo reconoció que hayan presentado de forma extemporánea el “informe de precampaña”, sin embargo, el INE actuó como la Santa Inquisición, sin otorgar derecho de audiencia, no por lo menos con la precisión y claridad que el tema requería; Monreal argumenta que no presentó dicha información debido a que “no hizo precampaña”, lo cual hace sentido y en todo caso plantea un tema de interpretación que debió ser solventado por el INE antes de cancelar el registro de su candidatura; antier David –Monreal- expresó que hará valer la protección de sus derechos ciudadanos, concluyendo “tengo especial interés en el fortalecimiento de las instituciones y como mexicano deseo someterme a ese imperio de la ley y voy a darle un voto de confianza al Tribunal Electoral, eso ya lo decidí y también me voy a someter a su resolución”; actitud que le honra, habrá que esperar que dictamina el TEPJF, si enmiendan la excesiva condena, darán una muestra del espíritu democrático que debe caracterizar a la última instancia jurisdiccional en materia electoral en nuestro país; y de paso, si no lo era ya, convertirán a Monreal –David- en un competidor real a la gubernatura; en síntesis, que grave y que deleznable, que cualquier partido, por esta excesiva judicialización de los procesos electorales que han creado, me refiero a todos, PRI, PAN, PRD, MC, PT, Morena, Panal e incluso los más chiquillos, trate de ganar a las malas, lo que no puede obtener -según sus cálculos- en las urnas, ¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…! 5 años de resistencia…ya solo faltan 231 días para que Gabino Cué pase a ocupar su lugar en el basurero de historia !…

RAUL CASTELLANOS HERNÁNDEZ /  @rcperseguido

off Del Zócalo a Los Pinos: Raúl Castellanos – Libertad-Oaxaca off