Crisis migratoria en México: Luis Octavio Murat

luis-ocavioHace algunos meses en Tapachula, Chiapas, se produjo un fenómeno migratorio de dimensiones nunca antes vistas. Se trata de miles de migrantes provenientes de varios países de África y Haiti, que al quedarse sin trabajo y que al terminarse los juegos olímpicos se quedaron sin posibilidad de sobrevivir, no solo en África y Haiti, sino en Brasil, por lo que decidieron migrar hacia los Estados Unidos de América cruzando el continente americano, 7 países han recorrido para llegar a su destino.

Desde Brasil llegan a México salvando obstáculos que como minas sembradas en terreno llano y montañoso les colocan polleros, explotadores, vividores, asaltantes y en fin, todos aquellos que ven la oportunidad de aprovecharse de los que nada tienen y solo les queda el instinto de supervivencia. Incluso, la discriminación se apareció al serles negados boletos de transporte terrestre y aéreo en Nicaragua.

El estrujante “via crucis” de los migrantes los ha llevado cerca de su meta, solo falta cruzar Tijuana, Mexicali o San Luis Rio Colorado, para llegar a California y Arizona, principalmente.

En Tijuana, se han abierto 14 albergues para alojarlos y salvarlos de las calles; también se les reparte comida a los que han quedado sin dinero por lo que han tenido que buscar ganar algunas monedas trabajando de “lo que sea” y poder comprar comida.

La frontera de Tijuana, ha sido receptora principal de migrantes que concentrados en “La Línea”, cientos de ellos esperan para ser recibidos por autoridades de migración estadounidense que han enfrentado este fenómeno otorgando 100 visas diarias, después 50, luego 40 y ahora las han suspendido. Hace unas horas anunciaron que empezarán a operar las deportaciones y solo concentrarse en los refugiados cubanos.

Es importante señalar que, desde el inicio del fenómeno migratorio, mes de mayo del 2016, en Tapachula, Chiapas, 7 mil 800 haitianos han cruzado el territorio nacional para llegar a los Estados Unidos, sin embargo, varios cientos, al no haber alcanzado su meta decidieron radicar en Tijuana como destino final.

La situación se ha tornado grave debido a que la infraestructura de ciudades como Tijuana, San Luis Rio Colorado y Mexicali, no están preparadas para enfrentar una situación así. Me refiero a las cantidades de agua que se necesitan para asearse, beberla y usos sanitarios que no son suficientes para atender las necesidades de las miles de personas que han arribado a estos localidades. Esto produjo el primer caso de tuberculosis en Baja California, caso que prendió los focos de alarma entre autoridades y población civil, y es que el riesgo las primeras epidemias aumenta, más aun, cuando hay noticias de que pronto llegarán otros miles de haitianos a Tijuana; el domingo pasado llegaron 600.

Aunque las autoridades no la llaman crisis humanitaria la realidad es otra en la que no faltan aquellos que tratan de aprovechar la coyuntura de la crisis y que aun no siendo africanos, sino haitianos y centroamericanos, quieren subirse al tren del asilo humanitario.

Crisis humanitaria que ya rebasa autoridades y sociedad civil sin evadir el problema que ya es grave. Aun así, rebasados, continúan sumando esfuerzos para proporcionar alimentación, cobijo y seguridad en la medida de lo posible, ya que los albergues están saturados; ya no cabe más gente y se ha pensado que las iglesias podrían albergar en los atrios a unos cientos más de desplazados.

Ante esta situación, se hace necesario enfocar la crisis humanitaria en México como lo hizo Europa a propuesta del Canciller de Alemania, Ángela Merkel, es decir, abordarla como una problemática global que nos compete a los países americanos, desde Canadá a la Tierra del Fuego; cada uno brindando ayuda en la medida de sus posibilidades. Los americanos sabemos ser solidarios, el mismo ejército mexicano lo demostró cuando el desastre de Katrina.

México, envió a los Estados Unidos a sus tropas expertas en desastres naturales para ayudar a los damnificados abrigándolos y alimentándolos; ese fue un gran gesto de México; lo mismo hicimos con Haití cuando el terremoto lo devasto, y con otros países que han necesitado nuestra solidaridad; como nosotros la hemos necesitado de otros países.

Es pues, momento propicio, necesario y urgente el que ayudemos a los desplazados que ahora necesitan la ayuda de los pueblos americanos para convertir la crisis humanitaria en ayuda global, a fin de superarla. Sigamos el ejemplo de Ángela Merkel y los países europeos que siguen apoyando a los refugiados sirios, no sin recias dificultades.

Off The Record. Josefina Vázquez Mota se perfila como la más viable para la gubernatura del Estado de México.

Que Luis Enrique Miranda, continua apaciguando con maletazos a los delincuentes de la 22, desde SEDESOL ¿Será?

Para Miguel Ángel Mancera, la violencia en la Ciudad de México ha disminuido considerablemente. ¿En qué ciudad cree que vive este señor? ¿Y las agresiones a mujeres en el Ajusto, en el Bosque de Tlalpan y los asaltos a los automovilistas en las vías rápidas?

No hay que morderse la lengua. 1,500 soldados y marinos al Estado de México por falta de seguridad.

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

Blog: https://luisoctaviomurat.wordpress.com

off Crisis migratoria en México: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off