Coquetea Guelaguetza pero no conquista

guelaguetza1Un escenario melancólico. Lo mismo que un jarabe y una presentación de una boda no lograban arrancar la algarabía de los oaxaqueños y oaxaqueñas así como los visitantes. El auditorio Guelaguetza “coqueteó” pero no logró conquistar.

 ¡Ya llegaron los de Ejutla!, apuntalaba en un unísono la voz desde el centro del recinto que por momentos vivía la incertidumbre por la amenaza de “boicot” de los maestros.

Las faldas de colores vivos eran manejadas a la perfección por las mujeres ejutecas quienes paso a paso arrancaban los aplausos y vivas del público asistente.

Pero el Auditorio no estaba triste por la última vez de Gabino Cué como gobernador del estado más bien por lo que  nunca hizo y cumplió: Paz y progreso para Oaxaca.

Gabino volvió a quedarse sólo en medio de la música del Istmo de Tehuantepec. Altivas y soberbias aparecieron las féminas quienes lucían sus vestidos aterciopelados y finos bordados.

Las notas en zapoteco invadieron la Rotonda de las Azucenas. Desde la radio y televisión los conductores oficiales de la cobertura de la Guelaguetza 2016 hacían su mejor esfuerzo para dejar atrás el trago amargo que dejó por la mañana los maestros quienes pretendían evitar los accesos al recinto.    

Con afirmaciones de un auditorio abarrotado, algunos aseguraban que la Guelaguetza vibró, pero las caras, gestos y hasta bostezos decían todo lo contrario. No vibró, no conquistó y no lució.

Collares y pulseras multicolores y en el hombro una piña. Era la delegación de Tuxtepec quien fue la más aplaudida al igual que la Danza de la Pluma.

Los maestros lograron su objetivo, dejar a Oaxaca en medio de una crisis social y económica.

Carina García/Libertad-Oaxaca.info

 

 

off Coquetea Guelaguetza pero no conquista – Libertad-Oaxaca off